Yoga Mamás con Bebés

Yoga Mama y Bebe

Tras el embarazo y el parto se suele interrumpir la práctica de yoga u otras disciplinas. Convertirse en madre conlleva, entre otras muchas cosas, disponer de menos tiempo propio, sobre todo al principio, cuando nuestro bebé es un recién nacido. La lactancia, las atenciones que necesita el bebé no suelen ser compatibles con este tipo de actividades. Pero ejercitar nuestro cuerpo después de tener un hijo, cuando ya estamos totalmente recuperadas, es necesario. Porque criar un bebé es cansado y sin quererlo vamos a forzar a diario nuestra musculatura y especialmente la espalda. Es habitual sentir dolor de espalda, de brazos y articulaciones, por el hecho de coger al bebé o al darle el pecho, momentos en que adoptamos malas posturas.

El objetivo de las clases para mamás con bebés es continuar con nuestra práctica de yoga permitiendo que el bebé nos acompañe. De manera que si necesita de mi atención y mis cuidados pueda atenderle en cualquier momento.

La práctica está dirigida a la mamá tanto a nivel físico como emocional, pudiendo estar el bebé junto a nosotras en la colchoneta del lado.

Durante la clase se realiza trabajo de respiración, estiramientos, asanas de yoga, trabajo suelo pélvico, gimnasia abdominal hipopresiva, relajación… La parte física está enfocada en las necesidades que surgen durante el postparto.

Dedicamos un espacio en la clase para compartir dudas, inquietudes, información con las compañeras…

Beneficios:

– A nivel físico nos ayuda a recuperarnos tras el embarazo y el parto: flexibilizando la columna vertebral, tomando conciencia de nuestro suelo pélvico, recuperando progresivamente el tono de la  musculatura abdominal…

– A nivel emocional, se trabaja el vínculo de la mamá con el bebé, al establecer un espacio entre mujeres se favorece el que podamos compartir nuestros estados de ánimo, emociones…

¿Cuándo se puede empezar?

Se puede comenzar a asistir a clases de yoga con bebés cuando éstos tienen en torno a 2 meses de edad. Concretamente, y siempre que no haya contraindicación médica, podremos comenzar la práctica a las 4 o 6 semanas del parto, si ha sido vaginal, o a las 8 o 10 semanas si ha sido cesárea.

Horarios:

  • Lunes y miércoles de 11:00 a 12:15 h