Pilates para embarazadas

Prepara tu cuerpo y tu mente para recibir a tu bebé

El pilates para embarazadas es una práctica delicada, que fortalece los músculos sin sobrecargarlos y mejora la flexibilidad. A través del fortalecimiento del centro muscular se estabiliza tronco y de eso modo se protege la columna durante estos meses de gestación que tu cuerpo va modificándose y preparándose para el parto.

Beneficios:

  • Durante la gestación:
    • Fortalecimiento de la pared abdominal, lo que favorecerá a la expulsión en el trabajo de parto.
    • Disminución de la tensión generada en los músculos, a través de la relajación y estiramientos.
    • Fortalecimiento de la musculatura de las piernas, estimulando la circulación sanguínea.
    • Fortalecimiento de la musculatura de los brazos para adaptar la postura al aumento de peso y volumen del pecho.
    • Mejoría del sueño y de la concentración.
  • Durante el parto:
    • Concienciación corporal de las posturas durante el parto.
    • Aumento de la resistencia, de la relajación.
  • Después del parto:
    • Rápida recuperación del posparto, fortaleciendo la zona abdominal.
    • Reducción de los síntomas de incontinencia, mejoría de la circulación y estreñimiento.

Cualquier embarazada puede practicar el método pilates, salvo contraindicación médica. Sin embargo, se recomienda comenzar a practicarlo una vez que hayan desaparecido las molestias típicas del primer trimestre.

No se aconseja comenzar a practicarlo en las primeras semanas de embarazo si la mujer no venía practicando Pilates desde antes de quedar embarazada. Es decir, pueden realizarlo durante el primer trimestre las mujeres que han mantenido el entrenamiento previo al embarazo, pero no quienes comienzan en los primeros tres meses.