Beneficios del yoga durante el embarazo

  • 0
IMG-20180115-WA0003

Beneficios del yoga durante el embarazo

El ejercicio durante el embarazo es muy recomendable. Siempre que no haya ninguna patología que indique lo contrario la mujer embarazada debe de mantenerse activa. El yoga durante el embarazo es uno de los tipos de ejercicio más aconsejable. La práctica de esta disciplina, en cualquier momento de nuestra vida, nos aporta muchos beneficios. Aún así, en determinados casos, también existen contraindicaciones. De todo ello te vamos a hablar en este artículo.

Actividad física de bajo impacto

Cómo ya hemos dicho, la actividad física de la madre gestante es totalmente aconsejable siempre que el embarazo sea normal. No obstante, no vale cualquier tipo de ejercicio. Lo primero que hay que tener en cuenta es que sea una actividad física de bajo impacto.

Unsplash/Dane Wetton

Unsplash/Dane Wetton

Son muchos los estudios que confirman que el yoga es el mejor ejercicio para el embarazo. Esto es debido a que parece ser más efectivo que caminar o que los ejercicios que se practican en las clases de preparación al parto ya que, además de los beneficios físicos, también aporta equilibrio mental.

Beneficios de la práctica del yoga

El estado hormonal durante el embarazo acentúa, en muchos casos, la tendencia a la depresión. En este sentido se ha comprobado que el yoga es de gran ayuda para reducir los síntomas. Los diferentes ejercicios de respiración y las meditaciones que acompañan a esta disciplina son capaces de calmar la mente y ayudar a ver las cosas desde otra perspectiva.

La práctica habitual del yoga genera paz mental que nos ayuda a que el resto de las funciones corporales se lleven a cabo con más eficacia. Por ejemplo, se ha observado que practicando yoga dos veces por semana, las futuras madres mejoraban su función inmunitaria. Y por si esto fuera poco, también se ha comprobado que las mujeres que practican yoga durante le embarazo sienten menos dolor durante el parto y se reducen las posibilidades de tener que practicar una cesárea.

Por supuesto, todos los beneficios que el yoga aporta a cualquier persona también los obtendrá la mujer embarazada: la calidad de sueño mejora y se produce alivio de dolores de espalda al mejorar la postura corporal. A esto habría que añadir el punto de consciencia que la técnica aporta y que hace que la madre pueda conectar mucho mejor con su futuro hijo.

Detalles a tener en cuenta

Siempre que te pongas en manos de un profesional la práctica del yoga durante el embarazo no tendría porque suponer ningún problema. No obstante, es importante saber que:

  • Una mujer embarazada necesita más oxígeno que normalmente. Por ese motivo es muy importante que el ejercicio se practique en habitaciones muy bien ventiladas y sin exceso de calor.
  • Tanto las posturas invertidas como las que se hagan apoyadas sobre la espalda no son recomendables. Tampoco se practicarán posturas que compriman o estiren en exceso el abdomen.
  • Siempre se practicará un yoga adaptado a la situación de embarazo o yoga prenatal. Ningún otro tipo de yoga es recomendable.
  • Una embarazada nunca debería exigirse demasiado al practicar yoga. Lo ideal es que el esfuerzo se realice con comodidad y sin que falte el aliento.
Pixabay/Pexels

Pixabay/Pexels

Si estás embarazada y deseas practicar yoga lo primero que has de hacer es consultar a tu médico. Una vez que él te haya dado el visto bueno, acude siempre a un centro especializado y ¡a disfrutar de la experiencia!


Leave a Reply