Category Archives: Terapias

  • 0
Pixabay/ingplu

¿Qué es la radiestesia?

A lo largo de los siglos la radiestesia ha sido considerada como una ciencia oculta. Sin embargo, en la actualidad, comienza a abrirse camino como una nueva ciencia. Su conocimiento nos puede ser de gran ayuda en muchos campos. En esta ocasión, vamos a daros a conocer en qué se fundamenta y como funciona la radiestesia.

Los orígenes de la radiestesia

DowsingProbablemente, la imagen que primero nos vienen a la mente cuando hablamos de radiestesia es la del zahorí en busca de corrientes de agua. Estas personas han sido siempre reclamadas a la hora de excavar pozos en núcleos urbanos. Con el paso del tiempo, las herramientas que utilizan los zahoríes siguen siendo las mismas por su gran eficacia. La horquilla de madera de avellano o sauce acompañan hoy en día, en muchas ocasiones, a las empresas especializadas en este campo.

En la actualidad, esta técnica no solamente se utiliza para buscar agua o en la minería, también es utilizada en estudios geobiológicos y energéticos en las viviendas o para diagnósticos médicos.

Todo es vibración

La radiestesia está basada en las vibraciones y radiaciones que emiten tanto los objetos como los individuos. Habitualmente, gracias a unas varillas o un péndulo, esta ciencia nos permite detectar aquello que subyace en la materia y que no puede verse con las técnicas habituales de análisis.

Gracias a las aportaciones de diferentes científicos, hoy en día está establecido que la energía es de naturaleza vibratoria. Así mismo, la materia, considerada también una particular forma de energía, emite ciertas radiaciones. A su vez, nuestro organismo es capaz de captar las radiaciones que emiten otros cuerpos y otras formas de energía.

Nuestro cuerpo, una gran antena

Nuestro planeta es magnético y en él conviven electricidad, fricción y descargas electromagnéticas que buscan una salida. Cualquier ser vivo, se encuentre donde se encuentre, está expuesto a estos pasos de energía aunque no seamos conscientes. También nuestro organismo puede recibir una gran cantidad de radiaciones que los sentidos ordinarios no pueden revelar. La sensibilidad de cada persona juega un papel importante a la hora de percibir todas estas influencias.

Pixabay/849356

Pixabay/849356

Instrumentos radioestésicos

Los instrumentos utilizados por el radiestesista son unas herramientas que estimulan los sentidos y hacen posible que se amplifiquen las radiaciones externas. Entre ellos encontramos:

Horquillas o varillas elásticas

Tienen forma de “Y”. Pueden estar hechas de ramas de avellanos o cerezo y en algunos casos pueden ser de plástico. Al ser poco afectadas por el viento se utilizan en el campo para localizar agua subterránea o minerales.

Péndulo

El péndulo se puede hacer a partir de cualquier objeto pequeño que se una a la mano por cualquier material flexible, como por ejemplo una cuerda o cadena. Lo ideal es que el objeto sea simétrico para su mejor funcionamiento. Suele ser el más utilizado y el más flexible.

Pixabay/Antranias

Pixabay/Antranias

Varillas de ángulo

Son dos varillas iguales, habitualmente de metal, con forma de “L”. La parte más corta hace de asa y la parte más larga es la que proporciona la respuesta. Habitualmente, cuando están abiertas, es un indicativo de que la energía fluye de manera correcta.

Una vez más nos encontramos con una estupenda herramienta que nos abre puertas más allá de lo que nuestro cinco sentidos nos muestran.


  • 0
Pixabay/pcdazero

¿Qué nos aporta el Tai Chí?

¿Quién no ha escuchado hablar del Tai Chí hoy en día? Este arte marcial hasta hace poco no era conocido en occidente. Sin embargo, en la actualidad, todos sabemos lo que es y, quizá, hemos visto a alguna persona practicarlo. No obstante, es posible que no sepamos que beneficios tiene para la salud y para qué tipo de personas está indicado. Vamos a verlo.

¿De dónde procede el Tai Chí?

De la misma manera que ocurre con otras historias de la china antigua, nos encontramos con muchas teorías acerca del origen de esta técnica. Algunas de ellas están basadas en ciertas leyendas y otras aportan algunos elementos históricos. Esto hace muy difícil que podamos saber cuál de ellas es la verdadera. Una de estas teorías relaciona el origen del Tai Chí con un monje proveniente de la India -Bodhidharma (Da Mo)- que viajó a China y transmitió sus enseñanzas sobre el budismo. Este monje, en sus paseos por la montaña, hacía movimientos imitando a los animales. Cuando regresaba al templo transmitía todo su aprendizaje a los monjes que pudieron ver los beneficios de estas prácticas.

¿Qué tipo de ejercicio es el Tai Chí?

El ejercicio físico es imprescindible para una vida saludable. El Tai Chí, aunque pueda parecer suave y lento es intenso, y los que lo practican pueden acabar muy cansados. Esta disciplina ayuda a trabajar la flexibilidad, la fuerza muscular y el equilibrio. Su practica también implica ejercicio aeróbico en cierta medida.

Según un estudio llevado a cabo en 2006 en la Universidad de Stanford, la fuerza muscular de hombres y mujeres mayores de 50 años mejoraba con la práctica de esta técnica. Estos resultados se obtuvieron con tres horas a la semana en apenas 12 semanas.

En qué nos beneficia

La práctica del Tai Chí nos conecta con nuestra esencia consiguiendo los siguientes beneficios para mente y cuerpo:

  • Favorece el aumento de masa muscular
  • Ayuda a calmar la mente y reduce el estrés y la ansiedad
  • Alivia dolores musculares y migrañas
  • Combate el insomnio
  • Mantiene las articulaciones más jóvenes previniendo enfermedades degenerativas como la artrítis
  • Mejora el funcionamiento del sistema respiratorio
  • Es una gran herramienta de autoconocimento
  • Equilibra la tensión arterial
  • Genera sensación de bienestar
Pixabay/antonika

Pixabay/antonika

Contraindicaciones

La suavidad y lentitud que caracteriza esta técnica la hacen adecuada para personas de cualquier edad. Aún así, es importante que los ejercicios se practiquen de forma correcta. Las malas posturas pueden poner demasiada presión en las articulaciones y lesionar al practicante. El Tai Chí nunca debería provocar tensión o agujetas o dolor de ningún tipo. Esto es un síntoma de que no se está llevando a cabo correctamente.

Los expertos recomiendan practicar esta disciplina solamente cuando no estemos muy cansados y nunca justo después de comer. Las mujeres embarazadas, o personas mayores con algún tipo de problema articular o fracturas deberían abstenerse de practicarlo.

Podemos concluir con que el Tai Chí es una forma de hacer ejercicio que equilibra la relación cuerpo-mente aportando beneficios a todo el organismo.


  • 0
Unsplash/
Jernej Graj

¿En qué consiste el masaje Kobido?

Cuando pensamos en recibir un masaje casi siempre nos viene a la mente un mensaje en la espalda. También podemos pensar en lo relajante que es un masaje de cuerpo entero. Pero, pocas veces lo asociamos con un masaje en la cara a no ser que lo relacionemos con una práctica de belleza. Uno de los masajes en la cara más conocidos es el masaje Kobido. Vamos de qué se trata y qué beneficios tiene.

Historia del masaje Kobido

Esta técnica parece ser que se utilizaba entre los samurais cuando, después de las batallas, querían relajar la mente y aumentar la fuerza interior. Además, las antiguas emperatrices japonesas lo utilizaban para que su piel se tornara más luminosa y para tratar los dolores de cabeza.

Pixabay/KaiMiano

Pixabay/KaiMiano

Como se efectua el masaje

Este tipo de terapia ayuda a reparar y a rejuvenecer el tejido facial. Su principal característica es la alternancia en la velocidad de los dedos y las manos. La velocidad más rápida estimula y consigue un efecto lifting. En la fase más lenta se activa el drenaje. En general, son maniobras muy rápidas y rítmicas que estimulan el sistema nervioso. Toda esta actividad mejora la circulación sanguínea y el flujo del sistema linfático. Por supuesto, ninguna de estas maniobras nunca deben de causar dolor

¿A quién favorece esta técnica?

El masaje Kobido es una gran ayuda para las personas que sufren migrañas gracias a su efecto relajante. También es muy útil para aquellas personas que pasan muchas horas delante del ordenador y tienen los ojos doloridos. Esto es debido a que la técnica relaja los músculos faciales que están relacionados con la visión.

Pixabay/TheHeth

Pixabay/TheHeth

De la misma manera, el Kobido favorece a aquellas personas que tienen problemas en la zona maxilofacial. Mejora el bruxismo y contribuye a mejorar el estado de la piel.  Sus efectos se notan sobre todo en las manchas cutáneas y en la mejora de las arrugas de expresión.

¿Tiene contraindicaciones?

No todo el mundo puede beneficiarse de este masaje. Por ejemplo, las personas con algún tipo de erupción alérgica no deberían recibirlo. Como en cualquier otro masaje, no está indicado en casos de cicatrices recientes. En los casos de exceso de grasa en la piel solo se realizará si el terapeuta lo considera oportuno y siempre con un ritmo más lento.

¿Cuál es el protocolo?

  1. Se empieza limpiando profundamente la piel. Esta limpieza se personaliza según la persona que lo reciba
  2. Aplicación de sueros que serán específicos para cada caso y que actuarán como alimento para la piel
  3. Durante aproximadamente 40 minutos se realizan las maniobras de kobido con aceite de avellanas o de aguacate
  4. Se elimina el aceite sobrante y se aplica el fluido que la persona en cuestión necesite.
Pixabay/office469

Pixabay/office469

La duración aproximada de una sesión es entre 60 y 70 minutos.

El masaje Kobido es una estupenda herramienta para relajar nuestro rostro que tantas tensiones soporta.


  • 0
Pixabay/bessi

Brian Weiss y la regresión a vidas pasadas

Nuestra percepción del tiempo y del espacio nos hace creer que nuestra vida se desarrolla de manera lineal. Pensamos también, que la vida que experimentamos actualmente es la única que hemos vivido. Sin embargo, cada vez más son las personas que dicen saber de sus vidas pasadas. Es posible que para algunos esto sea solo una fantasía pero cada vez son más los científicos que nos ofrecen pruebas de este hecho. El pionero en este tipo de revelaciones fue el psiquiatra Brian Weiss del que vamos a hablar en este artículo.

La historia de Brian Weiss

Brian Weiss es psiquiatra y ejerció durante muchos años como profesor en la Universidad de Miami. También fue director del departamento de psiquiatría de la Clínica Mount Snai de Miami. Hasta cierto momento de su vida sus creencias no tenían absolutamente nada que ver con la reencarnación. Sin embargo, hace más de treinta años se vio forzado a cambiar sus forma de entender la existencia. Este cambio fue debido a la información facilitada por una de sus pacientes. La paciente en cuestión, bajo estado de hipnosis fue capaz de salir de las fronteras de esta vida física y describir detalladamente una vida anterior.

Brian Weiss

Brian Weiss

El doctor Weiss quedó profundamente impresionado por tal testimonio. Aún así, por miedo a perjudicar su brillante carrera, decidió no darlo a conocer hasta pasados cuatro años. Según sus propias palabras su forma de acercarse a cada paciente es totalmente científica aunque con la mente más abierta que la mayoría de sus colegas. Esta apertura de mente le ha posibilitado llegar a vivir experiencias increíbles con sus pacientes.

Paso mucho tiempo hasta que el doctor Weiss se decidió a dar a conocer su experiencia con esa primera paciente llamada Catherine. Cuando reunió el valor para hacerlo volcó su experiencia en el libro Muchas Vidas Muchos Maestros Sin embargo, este no fue el único caso. A partir de cierto momento, más pacientes comenzaron a experimentar también sus vidas pasadas. De esa manera el doctor Weiss pudo seguir investigando tan interesante tema y escribir otros libros igual de apasionantes. Entre ellos destacamos A través del tiempo y Lazos de Amor.

Nuestra vida actual podría tener conexión con vidas pasadas

Lo que más impacta de todas estas experiencias es la relación que pueden tener con nuestra vida actual. Fueron muchas las personas que pasaron por la consulta del doctor Weiss aquejadas de algún problema que se solucionó simplemente acudiendo a una vida anterior. Gracias a estas regresiones se pueden solucionar tanto problemas físicos como emocionales.

Pixabay/geralt

Pixabay/geralt

El método que utiliza el doctor Weiss en su consulta es la hipnosis. La persona hipnotizada llega fácilmente a estados más profundos de conciencia. No obstante, él mismo reconoce que también algunas personas pueden alcanzar estos estados mentales gracias a la relajación o la meditación.

Para Brian Weiss ha sido maravilloso poder ayudar a tantas personas gracias a su descubrimiento. Además de eso, manifiesta estar muy feliz haberse dado cuenta de que no somos solamente un cuerpo y una mente. Tras su vivencia y sus estudios al respecto se ha convencido de que una parte nuestra transciende a la muerte y de que el tiempo no existe: todo está ocurriendo de manera simultanea. Este convencimiento le hace ver la vida desde una perspectiva totalmente diferente.


  • 0
PixabaYwhitesession

Shiatsu, qué es y cuáles son sus beneficios

Vivimos en un mundo que nos obliga a vivir de manera acelerada. Esta forma de vida es el origen de numerosas enfermedades y disfunciones. Afortunadamente, tenemos a nuestro alcance numerosas técnicas que nos pueden ayudar a aminorar los efectos de una vida poco saludable. Una de estas herramientas es el Shiatsu que, aunque sea una palabra ya muy conocida, no muchas personas saben en qué se basa.

El origen del Shiatsu

Esta técnica para recuperar la salud cuenta con más de 3.000 años de antigüedad. En la antigua China era muy común aplicar diferentes técnicas de masaje y todo tipo de hierbas para restaurar o conservar la salud perdida. También se llevaban a cabo ejercicios que tenían relación con la energía como el Tai Chi, Chikung, etc. Todas estas técnicas fueron recogidas e introducidas en Japón por los monjes que iban a China a estudiar el budismo. No obstante, una vez allí, fueron obteniendo las características de  la medicina tradicional japonesa.

Pixabay/chiaravdberg

Pixabay/chiaravdberg

Durante cierto tiempo estas medicinas tradicionales fueron relegadas al olvido y sustituidas por la nueva medicina científica. Sin embargo, a mediados del siglo XIX todo este conocimiento resurgió y comenzó a ocupar el lugar que le correspondía.

La técnica Shiatsu se le atribuye al Maestro Tamai Tempaku que la dio a conocer, en 1919, a través de su libro Shiatsu Ho. Este libro es un compendio de anatomía y fisiología occidental con sabiduría tradicional Anma, Ampuku y Do-In. Después, en 1955, el Ministerio de Sanidad Japonés reconoció esta técnica como terapeútica.

¿En qué consiste el Shiatsu?

El tratamiento con esta técnica consiste en aplicar presiones con los dedos pulgares y las palmas de las manos. Estas presiones se efectúan sobre determinados puntos del cuerpo e intentan canalizar correctamente la energía vital o Chi. Gracias a estas manipulaciones se mantiene y se mejora la salud de la persona que lo recibe. Esto es debido a que el masaje contribuye a activar la capacidad autocurativa del organismo. Por supuesto, esta técnica no tienen efectos secundarios si se practica correctamente.

Unsplash/Toa Heftiba

Unsplash/Toa Heftiba

¿Cómo funciona?

Lo habitual es que enfermemos porque perdemos el equilibrio y la conexión con la naturaleza. Vivimos desarrollando ritmos que nada tienen que ver con nuestra esencia. Por eso, nuestro cuerpo se tensa y se bloquea dando lugar a ciertos malestares físicos y emocionales.

La pérdida de la conexión con los ciclos naturales nos lleva a la enfermedad antes o después. Por eso la mejor manera de restaurar nuestra energía es hacer que esta fluya libre y armónica. Aquí es donde el Shiatsu nos ayuda.

Beneficios del Shiatsu

Esta técnica no está recomendada para personas que tengan procesos infecciosos e inflamatorios. Tampoco es adecuado para personas con lesiones externas, hemorragias o enfermedades degenerativas.

Aparte de estos casos excepcionales en los que no debería aplicarse el Shiatsu, esta técnica nos aporta muchos beneficios. Alivia la fatiga, las migrañas, y todo tipo de dolores musculares. También es de gran ayuda para los trastornos relacionados con la menopausia y la menstruación así como para los problemas gastrointestinales.

 

Además de todo esto, como cualquier otro masaje, nos aporta una gran sensación de relajación. Y, finalmente, queremos aclarar que aunque este masaje se basa en la técnica de los meridianos de acupuntura no debemos confundirlo con la Digitopuntura que tiene la misma base. Son diferentes técnicas aunque ambas muy recomendables.


  • 0
Unsplash/Annie Sprats

¿Conoces las constelaciones familiares?

Dentro de cada familia se desempeñan distintos roles tanto de forma consciente como inconsciente. Una estupenda herramienta para poder observar y sanar las diferentes alteraciones en la armonía familiar son las Constelaciones Familiares. En esta entrada te vamos a explicar de qué se trata y qué beneficios tiene.

El origen de las Constelaciones Familiares

El creador de esta técnica terapeútica fue Bert Hellinger. Durante 16 años, este pedagogo, teológo y filósofo fue misionero en Sudáfrica. Después de esto su formación paso por el Psicoanálisis, la Hipnoteriapia, la Terapia Gestalt, la PNL y la Dinámica de Grupo. Gracias a sus estudios desarrolló una visión multigeneracional para resolver distintos problemas, desarrollando la Terapia Sistémica. Más adelante, observó que existían ciertos sistemas de compensación que los grupos familiares utilizan y desde ahí, creó las llamadas Órdenes del Amor.

Bert Hellinger

Bert Hellinger

La lealtad al clan familiar

Las constelaciones familiares nos muestran que existe un tipo de conciencia a nivel familiar. Este gran alma que forma una familia lleva a sus miembros a tener que cumplir ciertas leyes para mantener el orden que mantiene el amor entre el grupo. Si ese orden se altera aparece una tendencia a intentar equilibrarlo aunque sea en perjuicio de alguno de sus miembros. Aquí es donde la técnica actúa restableciendo el orden original.

Según Hellinger, muchos de nuestros síntomas, comportamientos y sentimientos no tienen que ver con nuestra historia personal. En muchas ocasiones su origen está en una deslealtad familiar que pasa de una generación a otra para ser regulado.

El trabajo con Constelaciones Familiares aporta luz a los conflictos familiares para poder repararlos y poder liberar a aquellas personas que cargan con ellos.

Pixabay/pixel2013

Pixabay/pixel2013

¿Necesitamos trabajar con nuestra propia familia?

Esta herramienta no necesita que nuestra familia esté presente para poder desarrollar su terapeútica. Es suficiente con que una persona de la familia esté presente. El trabajo se realiza en un grupo en el que participan personas interesadas en resolver sus propios asuntos y en ayudar a los demás a resolver los suyos. Además del tema familiar también se pueden abordar temas relacionados con otras áreas de la vida como la pareja o el trabajo, por ejemplo.

¿Cómo se desarrolla un taller de Constelaciones?

Esta técnica es muy sencilla. El experto hace una invitación a aquellas personas del grupo que quieran participar. Los trabajos se realizarán sobre cuestiones familiares o individuales. La persona que dirige el taller decidirá qué asuntos son los que tienen peso suficiente para que sean trabajados.

Comenzará una de las personas del grupo especificando el asunto de su vida que le causa dificultad. Después, el terapeuta planteará preguntas que ayuden a clarificar si es necesario. Una vez aclarado el tema se pide a la persona en cuestión que seleccione a las personas que representarán a los familiares relacionados con el problema incluyéndole a él mismo. Cuando ya ha sido seleccionadas, estas personas serán situadas en determinados lugares siguiendo su propia intuición.

Ese grupo de personas llevará a cabo una representación que reflejará lo que le sucede a esa persona. Gracias a ello, se podrá observar desde el exterior qué dinámicas y lealtades familiares ocultas están actuando. En todo este proceso el terapeuta acompañará a la persona ayudándola a reconocer la realidad y orientando la situación. Poco a poco, se irá buscando una forma de solucionarlo dándole continuidad y fuerza para el futuro.

 

Las Constelaciones Familiares operan a niveles que se escapan de nuestra percepción ordinaria. Lo más interesante es que todas las personas del clan familiar se ven afectadas por el trabajo que hace solo una de ellas, aunque el resto no estén presentes.


  • 0
Unsplash/Erik Brolin

Practicar yoga mejora la depresión

La depresión es una enfermedad que cada vez más personas padecen. Afortunadamente, tenemos muchas herramientas a nuestro alcance para mejorar o prevenir ese estado que tanto nos paraliza. La práctica del yoga es una de esas herramientas que nos ayudará a aliviar los síntomas y también a prevenir, en gran medida, los estados depresivos.

¿A qué llamamos depresión?

Probablemente habrás escuchado a muchas personas decir que “están depres”. Esta forma de hablar es muy común pero no tiene nada que ver con una depresión real. Las personas que nunca han sufrido una depresión suelen creer que tristeza y depresión es lo mismo. Esto no es cierto. La tristeza es un sentimiento muy sano que nos visita de vez en cuando y, tras haber hecho su cometido, nos abandona dejando paso a otro tipo de emociones. Sin embargo, la persona deprimida se encuentra en un estado de tristeza y apatía permanente que no le permite llevar una vida normal por mucho que lo desee. La depresión afecta al organismo de manera global.

Pixabay/Free-Photos

Pixabay/Free-Photos

Yoga y depresión

Las personas deprimidas suelen encontrar mucha dificultad en llevar a cabo cualquier actividad. No obstante, una vez traspasado esta primer sensación de apatía gracias a la fuerza de voluntad, el yoga puede serles de gran ayuda.

La práctica del yoga se considera un ejercicio físico. Sin embargo su influencia se extiende también a la parte mental y espiritual de aquel que la practica. Cuando practicamos yoga se produce una reconexión en todo nuestro ser y nos ponemos en contacto con nuestro yo más profundo.

Pixabay/StockSnap

Pixabay/StockSnap

Beneficios de la práctica del yoga

Como ya hemos comentado, el yoga puede ser una valiosa ayuda para las personas con depresión. Entre sus multiples beneficios encontramos:

Mejora la voluntad

Las personas deprimidas tienen grandes problemas para ponerse en acción. El hecho de ser capaz de asistir a una clase de yoga pondrá en marcha la disciplina y el autocontrol que serán de gran ayuda para que esa voluntad se recupere.

Facilita el descanso

El insomnio es uno de los compañeros, a veces inseparables, de las personas deprimidas. Al practicar los ejercicios respiratorios la persona encuentra que se siente más relajada. La tensión muscular desaparece y, consecuentemente, la persona será capaz de dormir mejor.

Es un bálsamo para el sistema nervioso

De la misma manera que los ejercicios de respiración facilitan el descanso, también equilibran el sistema nervioso. La práctica del yoga ayuda a equilibrar los sistemas simpático y parasimpático, haciendo que la persona deprimida se sienta mejor.

Mejora la concentración

Los ejercicios que se practican en el yoga activan nuestra atención. Al focalizarnos en nuestra respiración y a la vez en los movimientos de nuestro cuerpo, la concentración aumenta.

Es de gran ayuda para relativizar

Con la práctica del yoga nuestro discurso mental pasa a un segundo plano proporcionando un respiro a todo el organismo. Estos pequeños descansos a nivel mental ayudarán a la persona deprimida a poner cierta distancia entre su tristeza y ella misma. De esta manera resulta más fácil relativizar.

Fomenta las relaciones sociales

Los grupos de personas que practican yoga son una estupenda terapia en si misma para las personas deprimidas que, por norma, suelen tender al aislamiento. El compromiso con su clase de yoga y la compañía de otras personas conseguirá que la persona se sienta acompañada y su estado de ánimo mejore.

 

En resumen, podemos afirmar que el yoga es de gran ayuda para mejorar los estados depresivos. Por supuesto, esta técnica siempre será un complemento a otro tipo de terapias que también están indicadas para tratar la depresión.


  • 0
Pixabay/whitesession

El masaje Tui-Na y sus beneficios

La medicina china, con más de 4.000 años de antigüedad, aún se practica en nuestros días con gran eficacia y rigor. El masaje es una de las técnicas que se aplican, dentro de esta ancestral medicina, para lograr la curación de las enfermedades y devolver al organismo el equilibrio perdido. Entre las diferentes variedades encontramos el masaje Tui-Na o Tuina que es el que más se práctica.

Combinación de medicinas tradicionales

Tui-Na viene de las palabras chinas “tui” –empujar–  y “na” –agarrar-. Esto se debe que estás son las dos maniobras, de las más de 80 que lo componen, más utilizadas en este tipo de masaje. Estas maniobras son aplicadas sobre los diferentes meridianos y los puntos energéticos. En los hospitales de China se combinan este tipo de técnicas con la medicina alopática obteniendo estupendos resultados. De hecho, ambas medicinas son consideradas medicinas oficiales.

Pixabay/stevepb

Pixabay/stevepb

Este masaje terapéutico se encarga, sobre todo, de tratar patologías músculo esqueléticas. También es un buen método para apoyar los tratamientos de medicina interna. Se utiliza bastante a menudo en niños ya que la acupuntura, que es otra técnica de la medicina china, no puede se les puede aplicar. Este masaje obtiene los mismos resultados en los niños que la acupuntura en los adultos.

El masaje Tui-Na relaja y estimula

Cómo todos los masajes, el Tui-Na es un masaje relajante. Al mismo tiempo, al estimular los diferentes puntos energéticos consigue que, después de recibirlo, la persona sienta que se ha activado. Al ser un masaje suave y muy completo lo puede recibir cualquier persona. No obstante, es especialmente beneficioso para personas mayores y niños.

Indicaciones del masaje Tui-Na

Sus efectos a nivel  físico y energético son admirables:

  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Ayuda a la recuperación de lesiones deportivas
  • Alivia el dolor en procesos como la ciática, la artritis o los espasmos musculares
  • Colabora con la recuperación del tejido blando
  • Alivia los dolores menstruales y ayuda a solucionar la infertilidad
  • Estimula la circulación de la energía o QI
  • Es muy favorable para tratar migrañas
  • Ayuda a solucionar problemas del aparato respiratorio y reproductivo
Unsplash/Toa Heftiba

Unsplash/Toa Heftiba

En qué consiste el masaje Tui-Na

Aunque las manos son la principal forma de dar este masaje, en ocasiones también se utilizan los codos. Es posible que ciertas maniobras pueden resultar dolorosas ya que los movimientos suelen ser enérgicos y penetrantes. El paciente suele estar sin ropa, aunque también es posible hacerlo con algo por encima. Normalmente, se utilizan aceites esenciales y cataplasmas o linimentos hechos con hierbas.

Para comenzar, el terapeuta entrevistará al paciente para informarse a fondo de sus dolencias y necesidades. Así mismo, observará si la persona tiene más o menos ying o yang para poderlo equilibrar con el masaje. La duración de este tipo de masaje dependerá de cada caso pudiendo ir desde diez hasta noventa minutos

¿Es un masaje para cualquier persona?

Las personas que lo reciben dicen encontrarse con más vigor y relajación después. No obstante el Tui-Na no es un masaje especialmente relajante. No está indicado para personas con heridas abiertas, tumores o enfermedades infecciosas. Las mujeres embarazadas o aquellas que están menstruando no deberían recibirlo.

Pixabay/blueland

Pixabay/blueland

Salvo las excepciones arriba mencionadas el masaje Tui-Na es una herramienta muy valiosa de sanación que puede ser complementaria a cualquier otro tratamiento.


  • 0
Pixabay/Ana Inés Rabadán

Sungazing, la mirada al sol

En anteriores artículos hemos hablado de las bondades del astro rey. El sol, si lo utilizamos con el respeto que merece, puede ser un gran aliado para mantener la salud. El sungazing es una técnica que utilizan muchas personas obteniendo muy buenos resultados. En esta entrada vamos a ver qué es el sungazing y de dónde viene.

Pixabay/Wikilmages

Pixabay/Wikilmages

El sol siempre fue importante

Ya en las antiguas culturas se veneraba al sol como dador de vida. Tanto los seres humanos como toda la vida en la tierra somos seres solares. Aunque en nuestros días se fomente el miedo al sol, el sol siempre fue un amigo. Sin sol no hay vida porque dependemos de su luz y su calor.

La mirada al sol de Hira Ratan Manek

El sungazing o yoga solar ya lo practicaban culturas muy antiguas. Parece ser que en algunos países como Grecia o Bulgaria se practicaba hasta no hace mucho. Gracias a personas como Hira Ratan Manek este conocimiento no se ha perdido y ha llegado hasta nuestros días.

Hira Ratan Manek

Hira Ratan Manek

Hira Ratan Manek nació en la India en 1937. Dedicó su vida profesional a la ingenería mecánica y después de su jubilación comenzó a estudiar la técnica milenaria de la mirada al sol. Sus estudios estuvieron influenciados por las enseñanzas de Mahavir de Jais que parece que practicó este método. Tras su investigación desarrolló un protocolo que, en la actualidad, le permite vivir únicamente de la energía solar y agua. Aún así, es capaz de tomar otros líquidos en determinadas ocasiones. En tres ocasiones ha sido estudiado por equipos científicos que certifican que, tras llevar a cabo la mirada al sol, sus funciones cerebrales eran superiores las de las personas de su edad. Otras personas que lo practicaban, y también se sometieron a ciertos estudios, presentaron resultados muy parecidos.

Fotosintesis para todos

Si olvidamos el miedo que nuestra cultura tiene al sol podremos ver con claridad el papel beneficioso que tiene en todas las formas de vida. El sol es vida y salud y se nos ofrece de manera gratuita. Según Ratan Manek ,el sol puede darnos todo lo que necesitamos sin que nos volvamos dependientes de gurús o medicamentos.

En la escuela nos enseñaban acerca de la fotosíntesis de las plantas. Sin embargo, esta fotosíntesis no se produce solamente en las plantas. Este mismo proceso también la llevan a cabo los minerales y el propio cuerpo humano gracias a la luz del sol.

El protocolo del Sungazing

Según el protocolo creado por Manek el proceso de mirar al sol se puede llevar a cabo en periodos de tres meses. Es importante que la práctica se lleve a cabo una hora después de salir el sol o una hora antes de que se ponga. En principio se empieza con veinte segundos mirando al sol y se van aumentando diez segundos al día.

Durante los primeros tres meses, en los que se llegará a mirar 15 minutos al sol las personas que lo lleven a cabo experimentarán una salud mental perfecta. Esto es debido a que se obtiene un gran equilibrio mental. Este equilibrio repercute directamente en el cuerpo, por lo que durante los tres meses siguientes la salud corporal también mejorará.

Una vez obtenida la mejoría mental y física la práctica puede detenerse y seguir solo con un mantenimiento. No obstante, aquellas personas que quieran mejorar espiritualmente podrán continuar aumentando el tiempo de exposición hasta llegar a los nueve meses. Este última parte del protocolo otorga a los practicantes determinados dones que varían de una persona a otra.

La fuerza del sol es enorme y maravillosa. Si somos capaces de aprovechar sus virtudes de forma inteligente, nuestro estado físico y mental nos lo agradecerán.

 


  • 0
Pixabay/geralt

Eneagrama, una poderosa herramienta para conocerte

Nuestra forma de actuar ante las circunstancias y desafios que la vida nos presenta es, muchas veces, inconsciente. Detrás de esa manera de comportarnos podemos encontrar motivaciones profundas que el Eneagrama nos ayuda a descubrir. Esta técnica es una de las muchas con las que podemos obtener ayuda para conocernos mejor.

¿Qué es el Eneagrama?

Se calcula que el Eneagrama puede tener más de 2.500 años de antigüedad. Las Escuelas de Gurdjieff son las responsables de que llegara hasta nosotros. Más tarde, Oscar Ichazo lo adaptó para poderlo aplicar al estudio psicológico del carácter. Su nombre en griego nos quiere decir “nueve trazos”. Estas nueve lineas van unidas a una estrella de nueve puntas y, cada una de ellas, describe una forma de ver el mundo y de pensar. Toda esta estructura nos habla de la forma subjetiva en que cada persona interpreta lo que le pasa en la vida.

George Gurdieff

George Gurdieff

El Eneagrama simboliza y representa 9 patrones del comportamiento humano: 9  formas de ver la vida, 9 virtudes y 9 defectos. Podemos decir, que cada tipo del Eneagrama nos habla de una herida emocional. Normalmente, sobre la herida principal es sobre la que cada persona construye su forma de relacionarse con el mundo. A estas diferentes formas de funcionar psicológicamente se les conoce como eneatipos.

Los nueve eneatipos

De forma sintética, vamos a hacer un recorrido por los nueve eneatipos del Eneagrama:

Eneatipo 1 – El perfeccionista

Estas personas, de base, se sienten imperfectas. Debido a ello, viven una continua autoexigencia intentando alcanzar la perfección. Esto les crea una gran rigidez mental que les impide entender a aquellos que actual de forma diferente.

Eneatipo 2 – El que siempre da

Este eneatipo vive en la creencia de que amarse a sí mismo es un acto sumamente egoísta. Su máxima aspiración es ayudar a los demás y ser “una buena persona”. Poco a poco, esta entrega le hace olvidarse de sí mismo y, a la vez, ser incapaz de vivir sanamente la soledad.

Eneatipo 3 – El que necesita reconocimiento

Las personas con este enatipo no se valoran. Necesitan destacar para sentir que son tenidos en cuenta. Se suelen obsesionar con el éxito y emplean la competencia y la vanidad como herramientas para sentirse valiosos.

Eneatipo 4 – El que busca atención

De alguna manera, estas personas son invisibles para si mismas. Tienen un gran complejo de inferioridad. Por ello luchan por convertirse en una persona “especial”. Suelen hablar mucho sobre ellas mismas y sus sentimientos sin tener en cuenta los de los demás.

Estrella

Pixabay/geralt

Eneatipo 5 – El que investiga y mira hacía adentro

Estas personas se incomodan ante las emociones propias o ajenas. Son un poco ermitaños y, en general, distantes y fríos. Les gusta mucho acumular conocimiento en un intento de no lanzarse a vivir la vida de verdad. Suelen encerrarse en su mundo intelectual y racional

Eneatipo 6 – El que duda siempre

El eneatipo seis se caracteriza por el miedo y por la duda sobre si mismo. Vive continuamente temiendo peligros imaginarios o reales. Suele necesitar normas para sentirse seguro.

Eneatipo 7 – El que se escapa para no sufrir

Las personas con este eneatipo dominante sienten un profundo vacío en su interior. Para ocultarlo desarrollan un carácter muy entusiasta y positivo. Necesitan estar continuamente haciendo algo y viven, casi siempre, en el futuro.

Eneatipo 8 – El controlador

Este eneatipo se caracteriza por la necesidad de control. Detrás de este comportamiento hay un gran miedo al daño que le puedan proporcionar otras personas. La forma de ejercer ese control suele ser a través de desarrollar una fuerte personalidad.

Eneatipo 9 – El que quiere evitar conflictos

Estas personas encuentran muy difícil manejarse con el enfado de otras personas. Temen el conflicto. Para evitarlo procuran no hacerse notar para no molestar. Suelen tender a la inactividad y encuentran una gran dificultad en decir no.

Como habrás podido comprobar, el Eneagrama es una forma muy interesante de autoconocimiento. Por supuesto, para obtener buenos resultados es necesario acudir a una persona experta en la materia. No obstante, se pueden hacer algunos  test, como el test ITA Riso-Hudson, que nos ayudan a hacernos una ligera idea de cuál es nuestro eneatipo dominante.