Category Archives: Yoga

  • 0
Unsplah/
Ale Romo Photography

La respiración en el yoga

Cada una de las células de nuestro organismo necesita oxígeno para funcionar correctamente. Gracias a la respiración este elemento llega hasta nuestros órganos. Según sea la necesidad, el cuerpo utilizará un ritmo respiratorio determinado sin que nuestra voluntad intervenga en ello. Una buena oxigenación es vital para gozar de buena salud. Además, la respiración es una de las mejores maneras de depurar todo nuestro cuerpo. Los ejercicios respiratorios son la base del yoga y aportan muchos de los beneficios de esta técnica.

Relajación y respiración

El hecho de respirar se da de forma automática. No obstante, también podemos intervenir en cierta medida en esta función fisiológica consiguiendo así cierto control sobre ella. En el yoga, la respiración consciente es imprescindible para llegar a un buen estado de relajación.

Pixabay/Activedia

Pixabay/Activedia

Los dos pilares del yoga son la relajación y la meditación. Respirar correctamente es fundamental para poder meditar o relajarnos. Gracias a la respiración del yoga se consigue mejorar la capacidad de los pulmones para utilizarla en nuestro beneficio.

Si somos capaces de controlar y ser conscientes del flujo de nuestro proceso respiratorio podremos conectar más fácilmente con el momento presente. Desde ese control es más fácil tomar distancia de los pensamientos que, frecuentemente, se desplazan a su antojo por nuestra mente. Cuando llevamos a cabo una respiración profunda y relajada todos los tejidos se oxigenan y la atención y concentración son mayores.

¿Cómo respirar durante la práctica del yoga?

Es muy posible que si ya practicas yoga sepas que después de una clase sientes una placentera sensación de ingravidez. Esto es debido a que has respirado bien durante las posturas. Una buena respiración regula nuestro nivel de energía ya que contribuye a llevar oxígeno a todo nuestro cuerpo.

No es necesario que los practicantes de yoga respiren de manera forzada o sonora deliberadamente. Lo importante es dejar que el cuerpo nos indique cuánto oxigeno necesita. Cuando la postura es suave, solo hace falta observar la respiración y contar durante la inhalación, la pequeña apnea y la inhalación. Cuando los ejercicios son más dinámicos, lo importante es seguir cogiendo y soltando aire por la nariz y evitar retener demasiado aire o respirar por la boca.

La energía vital o prana

La filosogía yóguica sostiene que cada vez que respiramos inhalamos fuerza vital o prana. Esta energía vital forma parte de todos los seres vivos. Una correcta respiración yóguica llena nuestro cuerpo de energía vital, mejora todas nuestras funciones corporales y consigue la conexión mente-cuerpo de forma instantánea. Esto es debido a que al prestar atención a nuestra forma de respirar, automáticamente, nos conectamos con el cuerpo y accedemos al momento presente.

Cada vez que contraemos el diafragma todos los órganos digestivos reciben un masaje. Gracias a ello el flujo de sangre aumenta llevando nutrientes a nuestras células y eliminando toxinas de los órganos. Por eso se dice que la mejor forma de alcalinizar el cuerpo es respirando correctamente.

La práctica del yoga nos armoniza y fomenta la buena salud y la alegría sin causa. Existen pocos ejercicios físicos que nos ofrezcan tanto y nos exijan tan poco.


  • 0
IMG-20180115-WA0003

Beneficios del yoga durante el embarazo

El ejercicio durante el embarazo es muy recomendable. Siempre que no haya ninguna patología que indique lo contrario la mujer embarazada debe de mantenerse activa. El yoga durante el embarazo es uno de los tipos de ejercicio más aconsejable. La práctica de esta disciplina, en cualquier momento de nuestra vida, nos aporta muchos beneficios. Aún así, en determinados casos, también existen contraindicaciones. De todo ello te vamos a hablar en este artículo.

Actividad física de bajo impacto

Cómo ya hemos dicho, la actividad física de la madre gestante es totalmente aconsejable siempre que el embarazo sea normal. No obstante, no vale cualquier tipo de ejercicio. Lo primero que hay que tener en cuenta es que sea una actividad física de bajo impacto.

Unsplash/Dane Wetton

Unsplash/Dane Wetton

Son muchos los estudios que confirman que el yoga es el mejor ejercicio para el embarazo. Esto es debido a que parece ser más efectivo que caminar o que los ejercicios que se practican en las clases de preparación al parto ya que, además de los beneficios físicos, también aporta equilibrio mental.

Beneficios de la práctica del yoga

El estado hormonal durante el embarazo acentúa, en muchos casos, la tendencia a la depresión. En este sentido se ha comprobado que el yoga es de gran ayuda para reducir los síntomas. Los diferentes ejercicios de respiración y las meditaciones que acompañan a esta disciplina son capaces de calmar la mente y ayudar a ver las cosas desde otra perspectiva.

La práctica habitual del yoga genera paz mental que nos ayuda a que el resto de las funciones corporales se lleven a cabo con más eficacia. Por ejemplo, se ha observado que practicando yoga dos veces por semana, las futuras madres mejoraban su función inmunitaria. Y por si esto fuera poco, también se ha comprobado que las mujeres que practican yoga durante le embarazo sienten menos dolor durante el parto y se reducen las posibilidades de tener que practicar una cesárea.

Por supuesto, todos los beneficios que el yoga aporta a cualquier persona también los obtendrá la mujer embarazada: la calidad de sueño mejora y se produce alivio de dolores de espalda al mejorar la postura corporal. A esto habría que añadir el punto de consciencia que la técnica aporta y que hace que la madre pueda conectar mucho mejor con su futuro hijo.

Detalles a tener en cuenta

Siempre que te pongas en manos de un profesional la práctica del yoga durante el embarazo no tendría porque suponer ningún problema. No obstante, es importante saber que:

  • Una mujer embarazada necesita más oxígeno que normalmente. Por ese motivo es muy importante que el ejercicio se practique en habitaciones muy bien ventiladas y sin exceso de calor.
  • Tanto las posturas invertidas como las que se hagan apoyadas sobre la espalda no son recomendables. Tampoco se practicarán posturas que compriman o estiren en exceso el abdomen.
  • Siempre se practicará un yoga adaptado a la situación de embarazo o yoga prenatal. Ningún otro tipo de yoga es recomendable.
  • Una embarazada nunca debería exigirse demasiado al practicar yoga. Lo ideal es que el esfuerzo se realice con comodidad y sin que falte el aliento.
Pixabay/Pexels

Pixabay/Pexels

Si estás embarazada y deseas practicar yoga lo primero que has de hacer es consultar a tu médico. Una vez que él te haya dado el visto bueno, acude siempre a un centro especializado y ¡a disfrutar de la experiencia!


  • 0
Elly Fairytale/Pexels

Yoga: El Saludo al Sol o “Surya Namaskar”

El Saludo al Sol, o Surya Namaskar, Es uno de los métodos  más  útiles para inducir una vida saludable, vigorosa y activa.

Es una forma muy efectiva de relajar, estirar, masajear y tonificar todas las articulaciones, músculos y órganos internos del cuerpo

Es una secuencia de 12 movimientos realizados de forma dinámica y sincronizada con la respiración.

La sincronización de la respiración con los movimientos de Surya Namaskar, asegura que el practicante, al menos por unos minutos al día respire tan profunda y rítmicamente como sea posible, incrementando la claridad mental al llevar sangre fresca y  oxigenada al cerebro.

Cómo realizar la práctica del Saludo al Sol

  • La práctica del saludo al sol, se puede realizar como calentamiento previo a una sesión de yoga o como un ejercicio en sí mismo.
  • Cualquier momento es bueno para la práctica del saludo al sol, siempre que el estómago este vacío.
  • Una ronda completa del Saludo al Sol consta de 2 series y se puede repetir las veces que se considere necesario, teniendo en cuenta el nivel y la experiencia del que practica.
Pixabay/StockSnap

Pixabay/StockSnap

  • Puedes realizar tres vueltas, descansar y volver a realizar tres vueltas.
  • Si ya practicas yoga puedes realizar hasta 12 vueltas, esto te mantendrá en forma.
  • Como con cualquier otra práctica el máximo beneficio se obtiene con la constancia.
  • Al principio conviene no exceder de 10 minutos diarios, se debe descansar al terminar cada serie y nunca realizarlo hasta sentir agotamiento.
  • Se recomienda hacer cada movimiento tomando conciencia de la postura que estás haciendo, es decir, tomando conciencia de lo que sientes en la postura.

Esto te ayudara a mantener la mente en el instante, en el aquí y ahora. Evita realizar la práctica de manera mecánica.

Beneficios del Saludo al Sol

  • Fortalece la espalda y contribuye al equilibrio del metabolismo.
  • Estimula y equilibra todos los sistemas del cuerpo, incluyendo el reproductivo, circulatorio, respiratorio y digestivo.
  • Tonifica y revitaliza todos los músculos del cuerpo y da flexibilidad a las articulaciones.
  • Fortalece los sistemas inmunitario, circulatorio, linfático y endocrino, aumentando la resistencia del cuerpo ante las enfermedades.
  • Ayuda a desarrollar la masa muscular, a perder grasa abdominal y a mantenerse ágil y esbelto.
  • Mejora el funcionamiento del sistema digestivo, previene la gastritis y los gases.
  • Facilita el aprendizaje de las técnicas de respiración
  • Mejora la capacidad intelectual, la concentración y la memoria, disminuye el estrés y armoniza y equilibra las emociones.
  • Calma la mente, alivia el insomnio y eleva el nivel de energía.
  • Combate la depresión y la ansiedad y proporciona calma, serenidad y fortaleza interior.

 

En el siguiente vídeo puedes ver su práctica…


  • 0
Pixabay/ThuyHaBich

Yoga en la tercera edad

Todas las etapas del vivir se llevan mejor si se practica ejercicio. La vida sedentaria no es buena compañera en ningún momento de nuestra vida. Nuestro cuerpo está diseñado para la actividad y cuando no se la proporcionamos enferma. Uno de los momentos en los que es muy importante no olvidar el ejercicio es en la tercera edad. Quizá, en ese momento ya no nos apetezcan deportes de alta competición. Sin embargo, la práctica regular del yoga proporciona muchas ventajas a las personas mayores.

Conservemos el cuerpo ágil

Según van pasando los años el cuerpo va perdiendo movilidad. A partir de cierto momento, es posible que aparezcan dolores y molestias que pueden imposibilitar el movimiento. Si aceptamos estas incomodidades como algo inevitable casi seguro que irán a más. Sin embargo, si lo tomamos como una llamada de atención para dar a nuestro cuerpo aquello que necesita, todo serán ventajas.

La calidad de vida es mucho mayor si hacemos ejercicio. El yoga es un tipo de ejercicio que puede ser practicado a cualquier edad. Se trata de una práctica que se lleva a cabo de manera suave y que se puede adaptar a todo tipo de condiciones físicas.

En la tercera edad somo oro puro

El paso del tiempo no tiene por que ser negativo. La mejor manera de disfrutar de un cuerpo sano es hacernos responsables de su bienestar. Las personas mayores, en ocasiones, se olvidan de lo importante que son para la sociedad. La tercera edad vivida con plenitud y salud es una etapa en la que una persona puede aportar lo mejor de si misma. No obstante, para eso hay que hacer todo lo posible por conservar el cuerpo en las mejores condiciones.

Todas las personas pueden practicar yoga. En cada caso, el profesor adaptará los ejercicios a la persona y su condición física o mental. Los beneficios de esta práctica son numerosos. Hay que tener en cuenta que el yoga se lleva a cabo considerando la unión que existen entre cuerpo, mente y espíritu.

Beneficios del yoga en la tercera edad

Las respiraciones y ashanas de esta disciplina aportan beneficios importantes a las personas mayores:

  • Mejoran o disminuyen dolores crónicos. Todos aquellos dolores típicos de la tercera edad suelen desaparecer o aminorarse tras la práctica continuada del yoga.
  • El sueño se hace más profundo y reparador. El insomnio, tan temido en esta etapa, suele mejorar bastante con esta práctica. Los ejercicios respiratorias aumentan la relajación que ayudará a conciliar el sueño con más facilidad.
  • Incrementa flexibilidad y tonicidad muscular. La rigidez articular y muscular que otorga el paso del tiempo se resuelven fácilmente con ciertas posturas de yoga. Al aumentar la flexibilidad, las caídas son menos frecuentes y con menos efectos adversos.
  • Regula la hipertensión. La respiración lenta y consciente que se practica con este ejercicio es una gran aliada para tener la tensión arterial equilibrada.
  • Ayuda a la socialización. Las personas mayores suelen tener menos posibilidad de relacionarse que cuando son más jóvenes. El hecho de tener una actividad que fomente las relaciones personales siempre será positivo.
Pixabay/rudyanderson

Pixabay/rudyanderson

Aquellas personas que afrontan el paso del tiempo de manera activa y saludable aportan gran riqueza a la sociedad y disfrutan plenamente de su experiencia de vida.


  • 0
UnsplashYAlicia Petresc

Las emociones en el embarazo

La mujer, solo por ser mujer, se ve obligada a lidiar con la variabilidad de sus estados emocionales. Cada mes, su cuerpo se ve alterado significativamente a causa de las hormonas. Así mismo, a lo largo de su vida, pasará por diferentes momentos y acusará el desequilibrio procedente de estos cambios bioquímicos. El embarazo es una de estas etapas en las que las emociones influyen más de lo que creemos.

La psicología que atiende el  embarazo

Normalmente, las mujeres embarazadas se preocupan de su estado físico. Sin embargo, el estado emocional y psicológico en este momento tan importante también han de ser tenidos en cuenta. Las ramas de la psicología que se ocupan de ayudar a las madres en este trayecto vital son la psicología prenatal y perinatal.  Ambas se encargan ayudar a las mujeres a que afronten su embarazo y futura maternidad. Son muchas las preocupaciones y dudas que surgen y que necesitan ser resueltas. En muchos países del norte de Europa estas disciplinas ya están muy desarrolladas, no tanto en el resto de los países europeos.

Los miedos

Es muy habitual que durante la gestación surjan  todo tipo de miedos. Esto es algo totalmente normal. Muchas mujeres se preocupan por cómo será su parto. Otras temen por la salud de su hijo. Es muy posible que muchas de ellas incluso se sientan incapaces de hacer su papel de madres como les gustaría y esto les asusta. Como hemos dicho, esto sucede a menudo y es necesario aceptarlo como algo normal. El embarazo es uno de los muchos procesos naturales que suceden en nuestro organismo de forma natural y mágica.  A menudo, ese misterio nos hace sentir falta de control y sensación de miedo.

Lo más recomendable es que la madre tenga alguien a quien confiar esos miedos. El hecho de compartirlos con otra persona aligera la carga y otorga cierta perspectiva. Así mismo, la práctica regular de ejercicio y una buena alimentación ayudarán a que todo tenga un color más positivo.

Los cambios en el cuerpo de la madre

La madre embarazada experimentará muchos cambios a lo largo de los nueve meses. Físicamente, sus órganos se desplazarán intentando encontrar sitio que compartirán bien apretados. De esa manera, se creará un espacio para que, a gran velocidad, se vaya desarrollando el futuro bebé. Estos cambios también afectarán a las emociones relacionadas con la imagen corporal. Es muy importante saber ver la belleza en esos cambios que se producen.

Así mismo, el cuerpo de la mujer se verá sometido a variaciones bioquímicas que darán lugar a cambios emocionales. Según los expertos en este campo, la mujer debería poner atención a su bienestar físico y, de igual manera, a su estado emocional. Son muchos los estudios que han demostrado que los hijos de madres estresadas tienen más riesgo de padecer todo tipo de patologías.

Unsplash/Vitor Pinto

Unsplash/Vitor Pinto

Emociones positivas

Las emociones positivas revitalizan nuestro organismo. Todos nuestros órganos se benefician de la química que generan en nuestro cuerpo este tipo de emociones. De la misma manera, el bebé que habita en el interior de una madre que segrega hormonas felices vivirá sumergido en todo ese bienestar.

Un buen embarazo siempre estará relacionado con una vida sana. Una alimentación saludable y variada será el primer factor a tener en cuenta. La práctica regular de ejercicio siempre es muy beneficioso. No obstante, habrá que escoger ejercicio físico adecuado para este momento de la vida. Lo más recomendable es practicar disciplinas que, además de aumentar la flexibilidad y fortaleza del cuerpo, tonifiquen la mente y las emociones.  Las caminatas al aire libre o la natación son muy beneficiosos. Como ejercicio más completo el yoga es la mejor opción. La práctica de esta disciplina ejercita cuerpo, mente y espiritu de manera conjunta.

Yoga

 

Aunque haya momentos durante la gestación en los que te puedas ver desbordada por tus emociones, llevando un estilo de vida saludable podrás enfrentarte a ellas de manera más constructiva y consciente.


  • 0
Unsplash/Mark Zamora

Yoga y post parto

Un buen embarazo, normalmente, termina con un buen parto y, consecuentemente, en un post parto bueno. La práctica regular de yoga durante la gestación es muy beneficiosa. No obstante, es posible que muchas futuras madres no sepan en qué les puede ayudar hacer yoga después de haber dado a luz. Vamos a verlo en este artículo.

Ejercicio en el embarazo

Como ya hemos dicho en anteriores artículos, estar embarazada no es una enfermedad. Por este motivo, durante el embarazo, siempre que sea un embarazo normal, es muy importante hacer ejercicio. Por supuesto, siempre será un ejercicio adaptado a esta situación. Las caminatas, la natación y el yoga son lo ejercicios más recomendables para esta etapa.

Pixabay/xusenru

Pixabay/xusenru

Son muchos los estudios que demuestran que la práctica de algún ejercicio, sobre todo suaves como el yoga, es muy beneficioso para la mujer embarazada. El ejercicio, entre otras cosas, reduce el dolor de las contracciones. También se ha observado que los partos por cesárea son menos frecuentes entre las futuras madres que lo practican.

El post parto

Tras el alumbramiento, el cuerpo vuelve poco a poco a su estado anterior. Este proceso se lleva a cabo de manera lenta y precisa. Las zonas que más tiempo y paciencia requieren son el suelo pélvico y el abdomen. Por lo tanto, los cuidados deben de ir encaminados a que el organismo se recupere de forma armónica.

La dieta y la hidratación son muy importantes en este momento. Si la madre da el pecho a su bebé aún habrá que poner más atención. Todos los ejercicios que se practican en el yoga de post parto van encaminados a fortalecer aquellas zonas que más han sufrido en todo el proceso.

Pixabay/neildodhia

Pixabay/neildodhia

Beneficios del yoga en el post parto

Los beneficios de una práctica regular de yoga son muy numerosos. Algunos ejemplos son:

  • Evita la depresión: Son muchas las mamás que tras dar a luz sufren depresión. La práctica del yoga fortalece el sistema nervioso evitando en gran medida este problema. El bienestar mental de la madre repercutirá siempre en su hijo.
  • Ayuda a recuperar la linea: El yoga nos ayuda a fortalecer los músculos y a darles tono. Así mismo, es una estupenda forma de quemar calorías de forma suave y duradera.
  • Revitaliza: Al principio de la crianza las madres suelen estar muy cansadas. La relajación que aporta el yoga es de gran ayuda para sentir menos ese agotamiento.
  • Fortalece los músculos: Los asanas que se practican en esta disciplina son estupendos para fortalecer la espalda que tanto duele a muchas mujeres lactantes. También tonifica los músculos abdominales.
  • Aumenta la autoestima: Cuando llega el bebé, de repente, la vida solo gira en torno a él. Cada sesión de yoga es un momento que la madre se dedica a si misma. Estos pequeños regalos de tiempo son muy necesarios para volver a equilibrar las emociones.

 

La práctica del yoga en el post parto también puede ser llevada a cabo con tu bebé. Cada día son más los grupos de madres que eligen hacer ejercicio sin separarse de sus hijos. Con tantas opciones es muy fácil para las nuevas mamás cuidarse un poquito.


  • 0
Pixabay/pcdazero

¿Qué nos aporta el Tai Chí?

¿Quién no ha escuchado hablar del Tai Chí hoy en día? Este arte marcial hasta hace poco no era conocido en occidente. Sin embargo, en la actualidad, todos sabemos lo que es y, quizá, hemos visto a alguna persona practicarlo. No obstante, es posible que no sepamos que beneficios tiene para la salud y para qué tipo de personas está indicado. Vamos a verlo.

¿De dónde procede el Tai Chí?

De la misma manera que ocurre con otras historias de la china antigua, nos encontramos con muchas teorías acerca del origen de esta técnica. Algunas de ellas están basadas en ciertas leyendas y otras aportan algunos elementos históricos. Esto hace muy difícil que podamos saber cuál de ellas es la verdadera. Una de estas teorías relaciona el origen del Tai Chí con un monje proveniente de la India -Bodhidharma (Da Mo)- que viajó a China y transmitió sus enseñanzas sobre el budismo. Este monje, en sus paseos por la montaña, hacía movimientos imitando a los animales. Cuando regresaba al templo transmitía todo su aprendizaje a los monjes que pudieron ver los beneficios de estas prácticas.

¿Qué tipo de ejercicio es el Tai Chí?

El ejercicio físico es imprescindible para una vida saludable. El Tai Chí, aunque pueda parecer suave y lento es intenso, y los que lo practican pueden acabar muy cansados. Esta disciplina ayuda a trabajar la flexibilidad, la fuerza muscular y el equilibrio. Su practica también implica ejercicio aeróbico en cierta medida.

Según un estudio llevado a cabo en 2006 en la Universidad de Stanford, la fuerza muscular de hombres y mujeres mayores de 50 años mejoraba con la práctica de esta técnica. Estos resultados se obtuvieron con tres horas a la semana en apenas 12 semanas.

En qué nos beneficia

La práctica del Tai Chí nos conecta con nuestra esencia consiguiendo los siguientes beneficios para mente y cuerpo:

  • Favorece el aumento de masa muscular
  • Ayuda a calmar la mente y reduce el estrés y la ansiedad
  • Alivia dolores musculares y migrañas
  • Combate el insomnio
  • Mantiene las articulaciones más jóvenes previniendo enfermedades degenerativas como la artrítis
  • Mejora el funcionamiento del sistema respiratorio
  • Es una gran herramienta de autoconocimento
  • Equilibra la tensión arterial
  • Genera sensación de bienestar
Pixabay/antonika

Pixabay/antonika

Contraindicaciones

La suavidad y lentitud que caracteriza esta técnica la hacen adecuada para personas de cualquier edad. Aún así, es importante que los ejercicios se practiquen de forma correcta. Las malas posturas pueden poner demasiada presión en las articulaciones y lesionar al practicante. El Tai Chí nunca debería provocar tensión o agujetas o dolor de ningún tipo. Esto es un síntoma de que no se está llevando a cabo correctamente.

Los expertos recomiendan practicar esta disciplina solamente cuando no estemos muy cansados y nunca justo después de comer. Las mujeres embarazadas, o personas mayores con algún tipo de problema articular o fracturas deberían abstenerse de practicarlo.

Podemos concluir con que el Tai Chí es una forma de hacer ejercicio que equilibra la relación cuerpo-mente aportando beneficios a todo el organismo.


  • 0
Pixabay/Ana Inés Rabadán

Sungazing, la mirada al sol

En anteriores artículos hemos hablado de las bondades del astro rey. El sol, si lo utilizamos con el respeto que merece, puede ser un gran aliado para mantener la salud. El sungazing es una técnica que utilizan muchas personas obteniendo muy buenos resultados. En esta entrada vamos a ver qué es el sungazing y de dónde viene.

Pixabay/Wikilmages

Pixabay/Wikilmages

El sol siempre fue importante

Ya en las antiguas culturas se veneraba al sol como dador de vida. Tanto los seres humanos como toda la vida en la tierra somos seres solares. Aunque en nuestros días se fomente el miedo al sol, el sol siempre fue un amigo. Sin sol no hay vida porque dependemos de su luz y su calor.

La mirada al sol de Hira Ratan Manek

El sungazing o yoga solar ya lo practicaban culturas muy antiguas. Parece ser que en algunos países como Grecia o Bulgaria se practicaba hasta no hace mucho. Gracias a personas como Hira Ratan Manek este conocimiento no se ha perdido y ha llegado hasta nuestros días.

Hira Ratan Manek

Hira Ratan Manek

Hira Ratan Manek nació en la India en 1937. Dedicó su vida profesional a la ingenería mecánica y después de su jubilación comenzó a estudiar la técnica milenaria de la mirada al sol. Sus estudios estuvieron influenciados por las enseñanzas de Mahavir de Jais que parece que practicó este método. Tras su investigación desarrolló un protocolo que, en la actualidad, le permite vivir únicamente de la energía solar y agua. Aún así, es capaz de tomar otros líquidos en determinadas ocasiones. En tres ocasiones ha sido estudiado por equipos científicos que certifican que, tras llevar a cabo la mirada al sol, sus funciones cerebrales eran superiores las de las personas de su edad. Otras personas que lo practicaban, y también se sometieron a ciertos estudios, presentaron resultados muy parecidos.

Fotosintesis para todos

Si olvidamos el miedo que nuestra cultura tiene al sol podremos ver con claridad el papel beneficioso que tiene en todas las formas de vida. El sol es vida y salud y se nos ofrece de manera gratuita. Según Ratan Manek ,el sol puede darnos todo lo que necesitamos sin que nos volvamos dependientes de gurús o medicamentos.

En la escuela nos enseñaban acerca de la fotosíntesis de las plantas. Sin embargo, esta fotosíntesis no se produce solamente en las plantas. Este mismo proceso también la llevan a cabo los minerales y el propio cuerpo humano gracias a la luz del sol.

El protocolo del Sungazing

Según el protocolo creado por Manek el proceso de mirar al sol se puede llevar a cabo en periodos de tres meses. Es importante que la práctica se lleve a cabo una hora después de salir el sol o una hora antes de que se ponga. En principio se empieza con veinte segundos mirando al sol y se van aumentando diez segundos al día.

Durante los primeros tres meses, en los que se llegará a mirar 15 minutos al sol las personas que lo lleven a cabo experimentarán una salud mental perfecta. Esto es debido a que se obtiene un gran equilibrio mental. Este equilibrio repercute directamente en el cuerpo, por lo que durante los tres meses siguientes la salud corporal también mejorará.

Una vez obtenida la mejoría mental y física la práctica puede detenerse y seguir solo con un mantenimiento. No obstante, aquellas personas que quieran mejorar espiritualmente podrán continuar aumentando el tiempo de exposición hasta llegar a los nueve meses. Este última parte del protocolo otorga a los practicantes determinados dones que varían de una persona a otra.

La fuerza del sol es enorme y maravillosa. Si somos capaces de aprovechar sus virtudes de forma inteligente, nuestro estado físico y mental nos lo agradecerán.

 


  • 0
Pixabay/UptownFitness

¿En qué te beneficia el Pilates?

Seguro que la palabra Pilates te suena familiar. Esta disciplina se está haciendo cada vez más conocida entre todos aquellos que deciden cuidar su cuerpo. Son muchas las personas que se benefician de su práctica. Sin embargo, quizá no sepas cómo o dónde se originó y cuáles son sus beneficios. Aquí te lo vamos a explicar.

Orígenes del Pilates

El creador de esta disciplina no podría ser otro que alguien que tuviera ese nombre. Joseph Hubertus Pilates (Alemania, 1880-1967) ideó este método a partir de otras prácticas como el yoga y la gimnasia. En un principio, su nombre fue Contrología. Este nombre hacía referencia al control de la mente y el cuerpo.

Joseph Hubertus Pilates

Joseph Hubertus Pilates

Desde pequeño, Pilates tuvo fiebre reumática, asma y raquitismo. Para poder mejorar su cuerpo alterado por estas dolencias estudió durante mucho tiempo el movimiento animal, la forma en que se entrenaban los antiguos griegos y también las filosofías orientales. Gracias a todo este conocimiento logró crear una rutina anaeróbica de 500 ejercicios que conectaban flexibilidad con tranquilidad.

La base es la respiración

Los ejercicios de este método siempre se realizarán al ritmo de la respiración. El practicante se concentra en la entrada y salida de aire en su cuerpo y evita que esta se interrumpa.

El principio más importante del Pilates es el centro que se sitúa en el abdomen, la pelvis y la zona lumbar.  Este lugar es considerado de suma importancia por estar relacionado con la estabilidad y la postura del cuerpo. También son esenciales la concentración. el control, la fluidez y la respiración.

Piabay/arhy82

Pixabay/arhy82

¿En qué beneficia el Pilates?

El Pilates puede ser practicado por personas de todas las edades y sin importar su condición física. Los beneficios de esta disciplina son muchos. Entre ellos destacamos los siguientes:

  • Aumenta la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones
  • Mejora la postura, sobre todo en la cadera y espalda
  • Ayuda a mejorar el equilibrio y la coordinación
  • Tonifica los músculos
  • Afecta positivamente a todos los órganos del cuerpo
  • Disminuye o elimina dolores de espalda gracias al fortalecimiento de los músculos abdominales y aquellos que sostienen la comuna.
  • Calma la mente y ralentiza el pensamiento con lo que disminuye el estrés
  • Es de gran ayuda en cualquier problema de suelo pélvico
Pixabay/AndiP

Pixabay/AndiP

Para lo que no sirve el Pilates

Cómo ya hemos mencionado, esta técnica puede ser practicada por cualquier persona. Lo único que podemos decir en su contra es que los resultados no se obtienen de manera inmediata. Habrá que disfrutar del trayecto y poner atención el autocontrol que se adquiere con el tiempo.

Si lo que buscas, además de los beneficios que aporta, es perder peso esta no es la mejor manera. Solo te servirá si lo complementas con otra actividad de tipo aeróbico donde haya más movimiento. Por ejemplo, el spining, el baile, la natación o el senderismo pueden, perfectamente, combinarse con el Pilates .

 

Cualquier técnica que trabaje mente y cuerpo al mismo tiempo nos asegura equilibrio a todos los niveles. El Pilates es una de las muchas maneras de cuidar de todo tu organismo.


  • 0
Pixabay/gubo59

Un acercamiento al Ayurveda

Es muy posible que, en más de una ocasión, hayas escuchado la palabra Ayurveda. Esto es debido a que esta disciplina tan antigua es cada vez más conocida en Occidente. En general, los masajes ayurvédicos son los más conocidos. No obstante, pocas personas saben de qué se trata exactamente y cuáles son sus fundamentos.

¿Qué es Ayurveda?

La palabra Ayurveda proviene de las palabras sánscritas “Ayur” que quiere decir vida y “veda” que significa conocimiento. Por ese motivo la conocemos como Ciencia de la Vida. El Ayurveda ha sido reconocido por la OMS como la medicina tradicional hindú. Tanto el Ayurveda como la medicina tradicional china son técnicas milenarias de sanación que se han extendido a lo largo de todo el planeta demostrando sus numerosos beneficios.

Pixabay/sonja_paetou

Pixabay/sonja_paetou

Podemos decir entonces que el Ayurveda es una forma de sanación tradicional y natural que trata de forma holística a la persona enferma. Además de observar los síntomas de cada enfermedad, también pone atención al estado mental y emocional de cada paciente. Así mismo, da mucha importancia al ambiente que rodea a la persona.

Ante los diferentes desequilibrios el Ayurveda propone tratamientos a base de purificaciones, ayuno, hierbas, masajes, yoga, descanso, etc.

Las distintas constituciones

Una de las cosas que caracteriza a esta medicina es la diferenciación entre las distintas constituciones de las personas. Según sea la parte física, mental y espiritual de la persona se agruparán en los tres Doshas llamados Vata, Pitta y Kapha.

Pixabay/BaluBfA12

Pixabay/BaluBFA12

Dependiendo de nuestra constitución tendremos una cantidad determinada y exclusiva de cada uno de los tres doshas. Esto vendrá definido desde el momento de nuestra concepción. Debido a ello, se suele denominar a la persona con los dos doshas más dominantes. Una persona puede ser, por ejemplo, Vata-Kapha o Pitta-Kapha, etc.

Significado de los Doshas

Cada uno de los doshas tienen un significado que habla de la persona que los posee:

  • Kapha (tierra+agua) : el que conserva las cosas unidas. Este dosha es bastante estable y las personas en las que predomina cuentan con un buena sistema inmunitario. Cuando están equilibrados son pacientes, tranquilos y equilibrados. Sin embargo, cuando presentan desequilibrio tienden a la pesadez, a la retención de líquidos y a la obesidad
  • Pitta (fuego+agua): aquel que modifica las cosas. Pitta está regido por el fuego que puede ser cálido y agradable o demasiado intenso y quemarlo todo. En general, las personas Pitta son bastante ordenadas y prácticas. También son bastante competitivos e inteligentes. En cierta medida son dominantes y egocéntricos. Cuando están equilibrados son comprensivos, cálidos y sensibles. En su desequilibrio muestran tendencia a la irritación, la rabia o el enfado.
  • Vata (éter+agua): lo que mueve las cosas. Las personas con este dosha predominante están relacionadas con el cambio y la inestabilidad tanto en su cuerpo como en sus emociones. En general, son personas creativas, entusiastas, flexibles y aventureras cuando están equilibradas. En su parte desequilibrada tendrán tendencia a ser miedosos, inquietos e inseguros. Los cambios de humor son una característica de los Vata. Así mismo, suelen “picotear” diferentes cosas sin llegar a acabar ninguna.
Pixabay/Chris Jarvis

Pixabay/Chris Jarvis

En definitiva, el Ayurveda entiende a la persona como un todo y hace clasificaciones que nos ayudarán a que cada grupo encuentre su equilibrio siguiendo las indicaciones de vida que esta técnica milenaria aconseja. Las diferentes pautas dietéticas, masajes y descanso serán específicas para cada grupo. Este tipo de medicina puede ser complementaria a cualquier otro tipo de sanación.