Brian Weiss y la regresión a vidas pasadas

  • 0
Pixabay/bessi

Brian Weiss y la regresión a vidas pasadas

Nuestra percepción del tiempo y del espacio nos hace creer que nuestra vida se desarrolla de manera lineal. Pensamos también, que la vida que experimentamos actualmente es la única que hemos vivido. Sin embargo, cada vez más son las personas que dicen saber de sus vidas pasadas. Es posible que para algunos esto sea solo una fantasía pero cada vez son más los científicos que nos ofrecen pruebas de este hecho. El pionero en este tipo de revelaciones fue el psiquiatra Brian Weiss del que vamos a hablar en este artículo.

La historia de Brian Weiss

Brian Weiss es psiquiatra y ejerció durante muchos años como profesor en la Universidad de Miami. También fue director del departamento de psiquiatría de la Clínica Mount Snai de Miami. Hasta cierto momento de su vida sus creencias no tenían absolutamente nada que ver con la reencarnación. Sin embargo, hace más de treinta años se vio forzado a cambiar sus forma de entender la existencia. Este cambio fue debido a la información facilitada por una de sus pacientes. La paciente en cuestión, bajo estado de hipnosis fue capaz de salir de las fronteras de esta vida física y describir detalladamente una vida anterior.

Brian Weiss

Brian Weiss

El doctor Weiss quedó profundamente impresionado por tal testimonio. Aún así, por miedo a perjudicar su brillante carrera, decidió no darlo a conocer hasta pasados cuatro años. Según sus propias palabras su forma de acercarse a cada paciente es totalmente científica aunque con la mente más abierta que la mayoría de sus colegas. Esta apertura de mente le ha posibilitado llegar a vivir experiencias increíbles con sus pacientes.

Paso mucho tiempo hasta que el doctor Weiss se decidió a dar a conocer su experiencia con esa primera paciente llamada Catherine. Cuando reunió el valor para hacerlo volcó su experiencia en el libro Muchas Vidas Muchos Maestros Sin embargo, este no fue el único caso. A partir de cierto momento, más pacientes comenzaron a experimentar también sus vidas pasadas. De esa manera el doctor Weiss pudo seguir investigando tan interesante tema y escribir otros libros igual de apasionantes. Entre ellos destacamos A través del tiempo y Lazos de Amor.

Nuestra vida actual podría tener conexión con vidas pasadas

Lo que más impacta de todas estas experiencias es la relación que pueden tener con nuestra vida actual. Fueron muchas las personas que pasaron por la consulta del doctor Weiss aquejadas de algún problema que se solucionó simplemente acudiendo a una vida anterior. Gracias a estas regresiones se pueden solucionar tanto problemas físicos como emocionales.

Pixabay/geralt

Pixabay/geralt

El método que utiliza el doctor Weiss en su consulta es la hipnosis. La persona hipnotizada llega fácilmente a estados más profundos de conciencia. No obstante, él mismo reconoce que también algunas personas pueden alcanzar estos estados mentales gracias a la relajación o la meditación.

Para Brian Weiss ha sido maravilloso poder ayudar a tantas personas gracias a su descubrimiento. Además de eso, manifiesta estar muy feliz haberse dado cuenta de que no somos solamente un cuerpo y una mente. Tras su vivencia y sus estudios al respecto se ha convencido de que una parte nuestra transciende a la muerte y de que el tiempo no existe: todo está ocurriendo de manera simultanea. Este convencimiento le hace ver la vida desde una perspectiva totalmente diferente.


  • 0
Unsplash/caleb george

Autoobservación, la llave hacía la salud

La forma de vida que llevamos nos obliga a no ser conscientes de muchas cosas. Tanto dentro como fuera de nosotros ocurren cosas que solo podemos apreciar si vivimos de manera más consciente. Nuestro cuerpo tiende a la salud y, para conservarla, nos envía señales que nos indican qué es lo mejor para nosotros. Lamentablemente, muy a menudo, no escuchamos esas señales o, en el peor de los casos, las reprimimos o ignoramos. De la misma manera, determinadas emociones, que nos vendría bien atender, tampoco son tenidas en cuenta. Solo con un poco de autoobservación nuestra calidad de vida mejoraría considerablemente.

¡Escuchaté! ¡Dentro de ti hay vida!

Nos hemos acostumbrado a desarrollar una actividad frenética como si nuestra vida dependiera de ello. Corremos desde que nos levantamos hasta que nos volvemos a acostar. Creemos de que la  mejor manera de tener éxito y alcanzar la felicidad es perseguir meta tras meta. En base a estas creencias es fácil observar a la gente por la calle moviéndose a toda velocidad y con la mirada perdida sin prestar atención a lo que pasa a su alrededor. Cabría preguntarse si eso tiene alguna relación, aunque sea indirecta, con ser felices. Creo que no…

Debido a este modo de vivir, nos comunicamos muy poco o nada con lo que está ocurriendo en nuestro interior. Aunque no seamos conscientes, cada segundo, hay una actividad incesante y necesaria allí dentro. Nuestro organismo se emplea a conciencia en proporcionarnos salud y equilibrio. Al mismo tiempo, nosotros no dejamos de agredirle y no tenemos en cuenta los síntomas que nos avisan de a qué deberíamos de poner atención.

El poder está en tu mano

Si fuéramos conscientes de esas señales internas y les diéramos la importancia que merecen, serían pocas las veces que tendríamos que acudir al médico o utilizar medicamentos. Quizá este razonamiento te parezca absurdo pero te aseguro que tiene mucho de cierto.

Pixabay/groveskye

Pixabay/groveskye

Desde que comenzamos el día vivimos ajenos a cualquier señal que recibamos de nuestro propio cuerpo. Por ejemplo, ¿quién no se levanta por la mañana muerto de sueño deseando tomar café para poder comenzar a funcionar? Mucha gente. Algo tan cotidiano como esto no es natural. Para que nuestro cuerpo funcione bien necesita haber descansado y el hecho de levantarnos sin sueño significa que no necesita más descanso. Es cierto que para eso habría que respetar la hora de acostarnos. Una vez más, deberíamos estar atentos a cuando comenzamos a sentir sueño y acostarnos en lugar de seguir viendo la televisión.

La autoobservación

Si pudiéramos vivir de manera más tranquila podríamos percibir lo que sentimos y lo que necesitamos con más claridad. Comeríamos cuando tuviéramos hambre. Descansaríamos cuando estuviéramos cansados. No comeríamos lo que no nos sienta bien. Haríamos ejercicio cuando el cuerpo nos indicara movimiento. Podríamos decir que llevaríamos la vida que necesitamos. ¿A qué esperamos para llevarlo a cabo?

Pixabay/Free-Photos

Pixabay/Free-Photos

Cuando vivimos una vida más consciente, la autoobservación también nos ayuda a saber qué sentimos y qué no sentimos. Nuestra brújula interna es capaz de mostrarnos qué es lo mejor para nosotros en cada momento y situación. Solo necesitamos saber que esa brújula existe y seguir sus instrucciones.

 

Hemos olvidado que un día llegamos a este mundo con todas las herramientas para una vida plena y feliz. Nos hemos acostumbrado a vivir de forma desnaturalizada como si no existiera otra. ¡Despierta y mira hacía tu interior! ¡Allí es donde están todas las respuestas!