Practicar yoga mejora la depresión

  • 0
Unsplash/Erik Brolin

Practicar yoga mejora la depresión

La depresión es una enfermedad que cada vez más personas padecen. Afortunadamente, tenemos muchas herramientas a nuestro alcance para mejorar o prevenir ese estado que tanto nos paraliza. La práctica del yoga es una de esas herramientas que nos ayudará a aliviar los síntomas y también a prevenir, en gran medida, los estados depresivos.

¿A qué llamamos depresión?

Probablemente habrás escuchado a muchas personas decir que “están depres”. Esta forma de hablar es muy común pero no tiene nada que ver con una depresión real. Las personas que nunca han sufrido una depresión suelen creer que tristeza y depresión es lo mismo. Esto no es cierto. La tristeza es un sentimiento muy sano que nos visita de vez en cuando y, tras haber hecho su cometido, nos abandona dejando paso a otro tipo de emociones. Sin embargo, la persona deprimida se encuentra en un estado de tristeza y apatía permanente que no le permite llevar una vida normal por mucho que lo desee. La depresión afecta al organismo de manera global.

Pixabay/Free-Photos

Pixabay/Free-Photos

Yoga y depresión

Las personas deprimidas suelen encontrar mucha dificultad en llevar a cabo cualquier actividad. No obstante, una vez traspasado esta primer sensación de apatía gracias a la fuerza de voluntad, el yoga puede serles de gran ayuda.

La práctica del yoga se considera un ejercicio físico. Sin embargo su influencia se extiende también a la parte mental y espiritual de aquel que la practica. Cuando practicamos yoga se produce una reconexión en todo nuestro ser y nos ponemos en contacto con nuestro yo más profundo.

Pixabay/StockSnap

Pixabay/StockSnap

Beneficios de la práctica del yoga

Como ya hemos comentado, el yoga puede ser una valiosa ayuda para las personas con depresión. Entre sus multiples beneficios encontramos:

Mejora la voluntad

Las personas deprimidas tienen grandes problemas para ponerse en acción. El hecho de ser capaz de asistir a una clase de yoga pondrá en marcha la disciplina y el autocontrol que serán de gran ayuda para que esa voluntad se recupere.

Facilita el descanso

El insomnio es uno de los compañeros, a veces inseparables, de las personas deprimidas. Al practicar los ejercicios respiratorios la persona encuentra que se siente más relajada. La tensión muscular desaparece y, consecuentemente, la persona será capaz de dormir mejor.

Es un bálsamo para el sistema nervioso

De la misma manera que los ejercicios de respiración facilitan el descanso, también equilibran el sistema nervioso. La práctica del yoga ayuda a equilibrar los sistemas simpático y parasimpático, haciendo que la persona deprimida se sienta mejor.

Mejora la concentración

Los ejercicios que se practican en el yoga activan nuestra atención. Al focalizarnos en nuestra respiración y a la vez en los movimientos de nuestro cuerpo, la concentración aumenta.

Es de gran ayuda para relativizar

Con la práctica del yoga nuestro discurso mental pasa a un segundo plano proporcionando un respiro a todo el organismo. Estos pequeños descansos a nivel mental ayudarán a la persona deprimida a poner cierta distancia entre su tristeza y ella misma. De esta manera resulta más fácil relativizar.

Fomenta las relaciones sociales

Los grupos de personas que practican yoga son una estupenda terapia en si misma para las personas deprimidas que, por norma, suelen tender al aislamiento. El compromiso con su clase de yoga y la compañía de otras personas conseguirá que la persona se sienta acompañada y su estado de ánimo mejore.

 

En resumen, podemos afirmar que el yoga es de gran ayuda para mejorar los estados depresivos. Por supuesto, esta técnica siempre será un complemento a otro tipo de terapias que también están indicadas para tratar la depresión.


  • 0
Pixabay/Keskieve

¿Conoces la auriculoterapia?

Probablemente habrás visto alguna persona con unas pequeñas “tiritas” en su oído y te habrás preguntado para qué sirven. Si te apetece saber qué es la auriculoterapia y para qué es beneficiosa, aquí te vamos a hacer un breve resumen de esta técnica tan relacionada con la acupuntura.

¿Qué es la auriculoterapia?

Esta técnica de sanación tiene sus fundamentos en la filosofía taoísta que cree que el cuerpo humano está recorrido por diferentes canales de energía. Estos canales de energía son denominados meridianos. Seis de ellos son los meridianos yin o los otros seis son yang.

Pixabay/gantelya

Pixabay/gantelya

La auriculoterapia, basándose en los principios de la acupuntura, nos enseña que en nuestra oreja está representado todo nuestro cuerpo. Por este motivo, desde aquí se pueden tratar diferentes dolencias de forma refleja a través de micromasajes o pequeños parches que activen las dichas zonas. Debido a ciertos impulsos nerviosos, que van desde la oreja a la parte del cuerpo afectado, se aporta alivio al problema a tratar.

¿Dónde se encuentran sus orígenes?

El origen de esta técnica de sanación lo encontramos en la medicina tradicional china.  También en la Grecia clásica era utilizada, sobre todo, para tratar los problemas femeninos.

Fue en la década de los 50 cuando el  Dr. Paul Nogier de Lyon (1908-1996), observando a una curandera que cauterizaba una zona de la oreja para tratar la ciática, comenzó a imitar este comportamiento, obteniendo muy buenos resultados. Este trabajo fue posteriormente completado con los estudios del Dr. Jacques Niboyet quien creo una máquina que era capaz de encontrar los puntos de mayor energía en la oreja. El trabajo del doctor Niboyet le dio a la técnica un mayor carácter científico y fiable.

A partir de ese momento todos los estudios se centraron en crear mapas auriculares. Todos ellos relacionaban los puntos de la oreja con las diferentes partes del cuerpo. Así mismo, las distintas técnicas de estimulación se han ido mejorando con el tiempo. Existe la estimulación magnética, por ultrasonidos, químicas y hasta lumínicas.

Aplicaciones de la auriculoterapia

Esta técnica solo se desaconseja en los siguientes casos:

  • Mujeres embarazadas
  • Problemas en las orejas
  • Anemía
  • Hipertensión
  • Esquizofrenia
Pixabay/WaltiGohener

Pixabay/WaltiGoehner

Salvo estos casos, con la auriculoterapia podemos ayudar en la resolución de los siguientes problemas:

  • Ayuda en casos de sobrepeso y obesidad y también para disminuir el apetito
  • Evita la retención de líquidos
  • Combate los episodios de ansiedad
  • Irregularidad en los ciclos menstruales
  • Migrañas y dolores en general
  • Adicciones como el tabaquismo
  • Asma
  • Estreñimiento
  • Vértigo

Una vez más, esta herramienta de sanación no sustituye a ningún tipo de tratamiento médico de otras características sino que lo complementa.


  • 0
Unsplash/rawpixel

Tu cuerpo pide más agua

Nuestro organismo está formado por un 70% de agua. En realidad, somos más agua que otra cosa. Todas nuestras funciones están relacionadas de alguna manera con este elemento. No obstante, a pesar de su importancia, la hidratación correcta no es una prioridad para la mayoría de las personas. Según distintas investigaciones, muchas de las enfermedades actuales son síntomas de deshidratación. Vamos a ver por qué.

Un descubrimiento por casualidad

El Dr. F. Batmanghelidfue un médico iraní que, gracias a una casualidad, descubrió la capacidad curativa del agua. Estudió medicina en Inglaterra y al finalizar sus estudios regresó a su país de origen para ayudar en el desarrollo de una red de hospitales. En 1979 fue encarcelado durante la Revolución Islámica que dio lugar a la caída del útlimo Sha de Persia. A pesar de haber sido condenado a muerte, pudo salvar su vida gracias a su condición de médico. En aquel momento se le requirió para ocuparse de los enfermos que estaban en prisión. En tal circunstancia se dio la “casualidad” que originó la investigación que duraría durante el resto de su vida.

Dr.-F-Batmanghelidj

Durante el tiempo que estuvo atendiendo a estos enfermos se enfrentó a condiciones de todo tipo. En cierta ocasión, uno de los enfermos gritaba de forma desesperada por el dolor que le ocasionaba lo que claramente era una úlcera de estómago. Los medicamentos con los que contaba eran escasos y no hacía efecto ninguno. El Dr. Batmanghelidjen su desesperación, optó por darle un vaso de agua rogándole que siguiera bebiendo más agua cada cierto tiempo. Tras unas horas la mejoría se hizo cada vez más evidente ante la sorpresa de todos. Debido a ello, el doctor continuó suministrándole más agua hasta que el dolor desapareció por completo. Este fue el principio de un larga lista de casos de úlcera de estómago que sanaron de la misma manera.

La necesidad de agua de nuestro cuerpo

Cuando el Dr. Batmanghelidj fue liberado se dedicó en cuerpo y alma a investigar sobre la importancia de la hidratación en nuestro organismo. Según sus estudios,  los seres humanos hemos perdido nuestra capacidad para sentir sed. Debido a esto, muchas de las enfermedades de nuestros días están relacionadas con cierto grado de deshidratación que todos padecemos. A esto habría que añadirle que según envejecemos aún sentimos menos la necesidad de beber.

También debemos de tener en cuenta que la calidad de nuestro agua no es buena. El agua que bebemos carece de los minerales con los que contaba hace mucho tiempo cuando no era sometida a los tratamientos de potabilización actuales. Todo esto provoca una sed continua de nuestro organismo que impide que las funciones más básicas puedan llevarse a cabo con la eficacia necesaria.

¿Qué dolencias mejoran con el incremento de agua?

El Dr. Batmanghelidj comprobó que llevando a cabo una rehidratación sistemática, muchas de las enfermedades de sus pacientes desaparecian. Obtuvo estupendos resultados en casos de asma, dolores de cabeza, depresión, estrés y obesidad, entre otros.

Merece la pena leer el libro que contiene todos los estudios llevados a cabo por el Dr. Batmanghelidj, así como los testimonios de personas que encontraron solución a sus problemas siguiendo sus indicaciones. Son muchas lo casos de mejoría gracias a un procedimiento tan simple como incrementar, en cierta medida, la ingesta de agua. Tomando dos vasos de agua, con una pizca de sal marina sin refinar, media hora antes de cada comida mejorarán muchas de las funciones de nuestro organismo.

 

En resumen, algo tan sano como beber la cantidad de agua que necesitamos, puede ser una de nuestras herramientas más baratas y sanas para conservar un buen estado de salud.