Eben Alexander y su experiencia más allá de esta vida

  • 0
Eben Alexander

Eben Alexander y su experiencia más allá de esta vida

Ya hemos hablado en entradas anteriores de personas que han experimentado experiencias cercanas a la muerte o ECM. Este tipo de acontecimientos son cada vez más frecuentes en todo el mundo. Uno de los más populares es el del neurócirujano Eben Alexander. Su caso ha causado mucha expectación, tanto por su formación científica, como por su falta de información de las ECM antes de su experiencia.

Una mente científica

Eben Alexander es un prestigioso neurocirujano y profesor de la Escuela Médica de Harvard en Boston (Estados Unidos). Su formación científica y educación le hacían rechazar la posibilidad de que las personas experimentaran ECM. Su conocimiento del cerebro humano le hacía comprender qué ocurre exactamente en la computadora central humana antes de morir. Antes de su experiencia cercana a la muerte no daba credibilidad a los viajes fuera del cuerpo relatados por sus pacientes.

Doctor Ebeb Alexander

Doctor Ebeb Alexander

A sus 54 años, un día se despertó con un fuerte dolor de cabeza. Solo bastaron unas horas para que toda su corteza cerebral se apagará. Esta parte del cerebro es la que controla las emociones y pensamientos haciéndonos humanos. Sus propios compañeros en el hospital que trabajaba diagnosticaron una meningitis bacteriana poco habitual y, sobre todo, en adultos. Su estado fue empeorando muy rápidamente hasta llegar a un coma profundo perdiendo por completo todas sus funciones cerebrales superiores. Lo que sucedió durante este estado fue tan sorprendente como mágico.

La historia más allá de la vida

El testimonio de Eben Alexander ha llegado a ser tan conocido que fue portada en la revista Newsweek. Según afirma Alexander, cuando entró en coma debido a su meningitis, comenzó un viaje a un lugar maravilloso. Parece ser que sintió que visitaba un espacio inmensamente superior. Lo describió alto como las nubes. Le resultaba muy difícil encontrar palabras para especificar el tipo de criaturas que allí encontró. En su alucinante viaje también encontró sonidos inexplicables. El los define como cantos gloriosos, casi palpables, como la lluvia que podemos sentir en la piel.

Por supuesto, aquellos seres le transmitieron mensajes que pudo recordar después. La presencia de una mujer, que le acompañó en todo momento, fue una de los detalles que más le marcó. La mayor parte de la información que recibió se podría resumir en mensajes de amor y esperanza: “Sois amados y queridos y apreciados” “No hay nada que temer” y “Es imposible hacer nada mal”. Al salir del coma, poco a poco, fue recordando maravillado su experiencia.

Según Raymond Moody -experto en este tipo de experiencias- las circunstancias de la enfermedad del doctor Alexander y la impecabilidad de sus credenciales hacen que su descripción de lo que vivió sea algo más que “terrenal”.

La prueba del cielo

Una vez que toda la experiencia fue asumida y aposentada, Eben Alexander la volcó en su primer libro “La prueba del cielo”. En esta fabulosa obra podemos encontrar todos los detalles de su fantástico viaje. Su testimonio es un canto a la esperanza y a la transcendencia. El mismo Alexander reconoce que solo cuatro años antes un relato como el suyo le hubiera puesto en guardia. Ahora, sin embargo, según sus propias palabras: “Otra dimensión existe; a mi me enseñó que somos mucho más que nuestros cuerpos y nuestros cerebros y que la muerte no es el fin, sino otro capitulo en un viaje increíblemente positivo”.

 


  • 0
Anita-Moorjani

Anita Moorjani y su experiencia en el más allá

En anteriores entradas hemos hablado de las experiencias cercanas a la muerte o ECM. Cada día son más las personas que dicen haber vivido este tipo de experiencias. Uno de los casos más impactantes es el Anita Moorjani. Anita vivió una increible ECM y una espectacular curación del linfoma que la llevó a tal acontecimiento. En la actualidad se dedica a dar a conocer su experiencia por todo el mundo. En su compartir intenta ayudar a aquellos que puedan vivir una situación parecida a la suya.

La historia del Anita Moorjani

Según cuenta Anita Moorjani, la mayor parte de su vida estuvo regida por el miedo y el deseo de agradar. Todas sus acciones estaban orientadas a procurar el bienestar ajeno. La tradición que sus padres la inculcaron la empujaba a ser una mujer sumisa y dependiente de los deseos de su marido o de su padre. Creció en una mezcla de culturas que aún acentuó más su necesidad de adaptarse a las expectativas ajenas. En definitiva, intentar encajar en todos estos ambientes tan diferentes la obligó a perderse a sí misma irremediablemente.

Pixabay/RyanMcGuire

Pixabay/RyanMcGuire

Tras un proceso de enfermedad muy grave de cuatro años, en el año 2006 entró en estado coma. En esta situación de coma experimentó un experiencia cercana a la muerte que cambió por completo el desenlace de su enfermedad. Al entrar en coma los médicos que la atendían entendieron que eran sus últimos momento de vida. Impredeciblemente, tras varias horas en coma y con un deterioro corporal muy severo, Anita volvió a estar consciente y se recuperó totalmente del cáncer linfático que había hecho que todos sus órganos dejaran de funcionar.

Su experiencia “al otro lado”

Según explica Anita Moorjani, lo que vivió al cruzar el límite de la vida que conocemos cambió profundamente su concepción de lo que es vivir. Durante el tiempo que estuvo “muerta” Anita cuenta que experimentó paz, gozo y gran claridad respecto a su misión en esta vida. También pudo contactar con su padre fallecido hacía diez años. Y por si esto fuera poco, se trajo de vuelta el gran regalo de entender el por qué de su enfermedad.

Murió para aprender a ser ella misma

Quizá lo más importante que Anita Moorjani comprendió de su experiencia fue la importancia del amor a uno mismo. En ese otro reino entendió que toda su vida había vivido pendiente de los deseos ajenos. En ningún momento de su vida, antes de la ECM, Anita supo cuidarse o quererse como merecía. Hasta que no experimentó la ECM no entendió que su principal cometido en esta vida era ser ella misma y ponerse siempre en primer lugar.

Fue tal el impacto de lo que vivió que actualmente se dedica a difundir su mensaje para ayudar a todas aquellas personas que pudieran estar en su misma situación. Ella ha comprendido que si su forma de vivir hubiera sido otra probablemente no habría enfermado. El núcleo de lo que intenta transmitir es la importancia de cuidar de nuestro universo personal antes de lanzarnos a ayudar a otros.

Unsplash/Nick Fewings

Unsplash/Nick Fewings

El testimonio de Anita Moorjani nos obliga a recordar aquella frase tan conocida de “ama a los demás como a ti mismo”. ¿En qué momento pusimos el a ti mismo detrás? Aquí te dejamos un vídeo donde Anita se extiende contando su alucinante experiencia.

 


  • 0
Unsplash/Sharon McCutcheon

¿Son reales las experiencias cercanas a la muerte?

Gracias a las técnicas de resucitación con las que la medicina cuenta hoy en día, cada vez son más los casos de personas que “vuelven” a la vida tras haber muerto clínicamente. Gracias a ello estas personas cuentan experiencias sorprendentes que nos ayudan a vislumbrar qué puede haber al otro lado. Las experiencias cercanas a la muerte o ECM son cada día más comunes y, sobre todo, más estudiadas de manera científica.

¿Qué es una ECM?

Gracias a las experiencias vividas por miles de personas en todo el mundo podemos podemos saber qué es una ECM. Este fenómeno se da en personas que son declaradas clínicamente muertas y que finalmente regresan a la vida. Al volver de su “muerte” los relatos de estas personas coinciden en gran medida.

En un principio, estas personas sienten que sufren una desconexión de sus cuerpos. Después de esa desconexión se perciben como observadores que flotan alrededor del cuerpo que han abandonado. Habitualmente, explican sentirse en un estado de conciencia diferente alejados de la enfermedad que aqueja a su cuerpo. Muchos de ellos describen sensaciones de paz y de alegría. Es muy normal que estas personas se sientan mejor en este estado que anteriormente.

Frecuentemente,  las personas que experimentan ECM se sientan acompañados de personas conocidas y familiares ya fallecidos. Además de eso, son muchos los que ven pasar toda su vida en una especie de película de un solo fotograma. Tras todo esto suele aparecer un túnel de luz en el que dicen sentirse en verdadera tranquilidad y armonía.

Un dato importante a tener en cuenta es que estas personas en ningún momento pierden su sensación de identidad. Y lo más importante es que, tras esa experiencia, estas personas cambian drásticamente su manera de concebir la existencia.

Unsplash/Aa Dil

Unsplash/Aa Dil

¿Qué dice la ciencia?

Debido al creciente número de ECM cada día son más los expertos en medicina que son capaces de admitir y estudiar estos fenómenos. Entre los casos más conocidos e interesantes de ECM se encuentran el del neurocirujano Eben Alexander o Anita Moorjani. De ellos hablaremos en futuros artículos. En esta ocasión vamos a acercarnos al trabajo llevado a cabo respecto a este tema por el cardiólogo holandes Pim Vam Lommel.

Pim Vam Lommel

Pim Vam Lommel

Desde el año 1986 el doctor Pim Vam Lommel ha estudiado cientos de casos de pacientes que han experimentado ECM. Inició su investigación con un estudio prospectivo de 344 pacientes. En el año 2001 llegó incluso a publicar su estudio en la prestigiosa revista Lancet.

Según la ortodoxia médica estas experiencias son producto de  alucinaciones por anoxia o falta de oxígeno. Sin embargo el doctor Vam Lommel niega que sea así: él entiende que si esta fuera la causa, cualquier persona que vuelve a la vida tras una muerte clínica experimentaria ECM, pero esto solo le sucede aproximadamente a un 18%.

Situaciones increíbles pero reales

Son muchas las experiencias que ha vivido este cardiólogo que dejan sin explicación a muchas preguntas. A modo de anécdota suele contar el caso de un paciente que llegó a su hospital frio, sin tensión, cianótico y con las pupilas dilatadas y una enfermera puso su dentadura postiza en un cajón. Tras su inexplicable resucitación, después de un largo coma, el paciente pidió a la enfermera que había guardado su dentadura que se la devolviera. Además, el paciente relató con todo detalle todo lo que se hizo en su cuerpo al llegar al hospital ¿Cómo es posible que esta persona que estaba en coma supiera todo esto? Casos como estos son los que ha vivido el doctor Vam Lommel con mucha frecuencia.

Tras años de estudio Pim Vam Lommel afirma que nuestra conciencia es tan solo un retransmisor. Podríamos considerar que la utilizamos para esta dimensión de nuestro ser que habita en varias dimensiones. Por lo tanto, él considera que la muerte solo supone un cambio de conciencia. Probablemente, sólo morimos en esta dimensión y continuamos vivos en otras que desconocemos.

Muchas de estas situaciones ya las describían las antiguas tradiciones. Por fin ha llegado el momento en que la ciencia pueda confirmarlas.