Yoga en la tercera edad

  • 0
Pixabay/ThuyHaBich

Yoga en la tercera edad

Todas las etapas del vivir se llevan mejor si se practica ejercicio. La vida sedentaria no es buena compañera en ningún momento de nuestra vida. Nuestro cuerpo está diseñado para la actividad y cuando no se la proporcionamos enferma. Uno de los momentos en los que es muy importante no olvidar el ejercicio es en la tercera edad. Quizá, en ese momento ya no nos apetezcan deportes de alta competición. Sin embargo, la práctica regular del yoga proporciona muchas ventajas a las personas mayores.

Conservemos el cuerpo ágil

Según van pasando los años el cuerpo va perdiendo movilidad. A partir de cierto momento, es posible que aparezcan dolores y molestias que pueden imposibilitar el movimiento. Si aceptamos estas incomodidades como algo inevitable casi seguro que irán a más. Sin embargo, si lo tomamos como una llamada de atención para dar a nuestro cuerpo aquello que necesita, todo serán ventajas.

La calidad de vida es mucho mayor si hacemos ejercicio. El yoga es un tipo de ejercicio que puede ser practicado a cualquier edad. Se trata de una práctica que se lleva a cabo de manera suave y que se puede adaptar a todo tipo de condiciones físicas.

En la tercera edad somo oro puro

El paso del tiempo no tiene por que ser negativo. La mejor manera de disfrutar de un cuerpo sano es hacernos responsables de su bienestar. Las personas mayores, en ocasiones, se olvidan de lo importante que son para la sociedad. La tercera edad vivida con plenitud y salud es una etapa en la que una persona puede aportar lo mejor de si misma. No obstante, para eso hay que hacer todo lo posible por conservar el cuerpo en las mejores condiciones.

Todas las personas pueden practicar yoga. En cada caso, el profesor adaptará los ejercicios a la persona y su condición física o mental. Los beneficios de esta práctica son numerosos. Hay que tener en cuenta que el yoga se lleva a cabo considerando la unión que existen entre cuerpo, mente y espíritu.

Beneficios del yoga en la tercera edad

Las respiraciones y ashanas de esta disciplina aportan beneficios importantes a las personas mayores:

  • Mejoran o disminuyen dolores crónicos. Todos aquellos dolores típicos de la tercera edad suelen desaparecer o aminorarse tras la práctica continuada del yoga.
  • El sueño se hace más profundo y reparador. El insomnio, tan temido en esta etapa, suele mejorar bastante con esta práctica. Los ejercicios respiratorias aumentan la relajación que ayudará a conciliar el sueño con más facilidad.
  • Incrementa flexibilidad y tonicidad muscular. La rigidez articular y muscular que otorga el paso del tiempo se resuelven fácilmente con ciertas posturas de yoga. Al aumentar la flexibilidad, las caídas son menos frecuentes y con menos efectos adversos.
  • Regula la hipertensión. La respiración lenta y consciente que se practica con este ejercicio es una gran aliada para tener la tensión arterial equilibrada.
  • Ayuda a la socialización. Las personas mayores suelen tener menos posibilidad de relacionarse que cuando son más jóvenes. El hecho de tener una actividad que fomente las relaciones personales siempre será positivo.
Pixabay/rudyanderson

Pixabay/rudyanderson

Aquellas personas que afrontan el paso del tiempo de manera activa y saludable aportan gran riqueza a la sociedad y disfrutan plenamente de su experiencia de vida.