¿En qué te beneficia el Pilates?

  • 0
Pixabay/UptownFitness

¿En qué te beneficia el Pilates?

Seguro que la palabra Pilates te suena familiar. Esta disciplina se está haciendo cada vez más conocida entre todos aquellos que deciden cuidar su cuerpo. Son muchas las personas que se benefician de su práctica. Sin embargo, quizá no sepas cómo o dónde se originó y cuáles son sus beneficios. Aquí te lo vamos a explicar.

Orígenes del Pilates

El creador de esta disciplina no podría ser otro que alguien que tuviera ese nombre. Joseph Hubertus Pilates (Alemania, 1880-1967) ideó este método a partir de otras prácticas como el yoga y la gimnasia. En un principio, su nombre fue Contrología. Este nombre hacía referencia al control de la mente y el cuerpo.

Joseph Hubertus Pilates

Joseph Hubertus Pilates

Desde pequeño, Pilates tuvo fiebre reumática, asma y raquitismo. Para poder mejorar su cuerpo alterado por estas dolencias estudió durante mucho tiempo el movimiento animal, la forma en que se entrenaban los antiguos griegos y también las filosofías orientales. Gracias a todo este conocimiento logró crear una rutina anaeróbica de 500 ejercicios que conectaban flexibilidad con tranquilidad.

La base es la respiración

Los ejercicios de este método siempre se realizarán al ritmo de la respiración. El practicante se concentra en la entrada y salida de aire en su cuerpo y evita que esta se interrumpa.

El principio más importante del Pilates es el centro que se sitúa en el abdomen, la pelvis y la zona lumbar.  Este lugar es considerado de suma importancia por estar relacionado con la estabilidad y la postura del cuerpo. También son esenciales la concentración. el control, la fluidez y la respiración.

Piabay/arhy82

Pixabay/arhy82

¿En qué beneficia el Pilates?

El Pilates puede ser practicado por personas de todas las edades y sin importar su condición física. Los beneficios de esta disciplina son muchos. Entre ellos destacamos los siguientes:

  • Aumenta la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones
  • Mejora la postura, sobre todo en la cadera y espalda
  • Ayuda a mejorar el equilibrio y la coordinación
  • Tonifica los músculos
  • Afecta positivamente a todos los órganos del cuerpo
  • Disminuye o elimina dolores de espalda gracias al fortalecimiento de los músculos abdominales y aquellos que sostienen la comuna.
  • Calma la mente y ralentiza el pensamiento con lo que disminuye el estrés
  • Es de gran ayuda en cualquier problema de suelo pélvico
Pixabay/AndiP

Pixabay/AndiP

Para lo que no sirve el Pilates

Cómo ya hemos mencionado, esta técnica puede ser practicada por cualquier persona. Lo único que podemos decir en su contra es que los resultados no se obtienen de manera inmediata. Habrá que disfrutar del trayecto y poner atención el autocontrol que se adquiere con el tiempo.

Si lo que buscas, además de los beneficios que aporta, es perder peso esta no es la mejor manera. Solo te servirá si lo complementas con otra actividad de tipo aeróbico donde haya más movimiento. Por ejemplo, el spining, el baile, la natación o el senderismo pueden, perfectamente, combinarse con el Pilates .

 

Cualquier técnica que trabaje mente y cuerpo al mismo tiempo nos asegura equilibrio a todos los niveles. El Pilates es una de las muchas maneras de cuidar de todo tu organismo.


  • 0
Fuente: Pixabay/truthseeker08

¿Pueden practicar yoga los niños?

El yoga cada día cobra más popularidad en nuestra cultura occidental. Son muchas las personas que han encontrado en esta técnica milenaria una forma de cuidar su cuerpo y también su mente. Aunque normalmente solo lo practiquen personas adultas, los niños también pueden ejercitarse y disfrutar con esta práctica, a la vez que se divierten.

¿Qué beneficios tiene el yoga para los niños?

De la misma manera que los adultos, los niños que practican yoga fortalecen sus músculos y adquieren flexibilidad. Además de esto, al practicarlo, poco a poco, los niños van tomando conciencia de su propio cuerpo. Gracias a ello, aprenden a reconocer cada una de sus partes y también a adoptar posturas correctas que evitarán problemas en un futuro.

Fuente: Unsplash/Maura Silva

Fuente: Unsplash/Maura Silva

Los ejercicios respiratorios que incluye el yoga son ideales para relajar tanto la mente como el cuerpo del niño. Esto, facilitará en gran medida la concentración en los estudios. Así mismo, una mente en calma es una gran fuente de creatividad y una buena forma de evitar el estrés. Otro beneficio de la práctica de esta técnica es que, al realizar trabajos en grupo o parejas, se fomenta el compañerismo y la amistad.

Para todas las edades

Un niño puede comenzar a prácticar yoga, incluso, cuando su mamá está embarazada. Durante el embarazo, las mujeres pueden hacer yoga sin problema. Gracias a ello, tanto su embarazo como el parto, discurrirán de manera mucho más fácil. Así mismo, después de dar a luz, los bebés pueden acompañar a sus madres a las clases de yoga para que se vayan familiarizando con la práctica. Será a partir de los 3-4 años cuando ya puedan iniciarse en clases con otros niños.

Los grupos suelen hacerse en función de la edad para que el ejercicio se adapte a las necesidades de cada etapa. Por ejemplo, un grupo con niños de 3 o 4 años estará orientado a estimular el movimiento y los sentidos. Sin embargo, cuando son un poco más mayores, las habilidades a desarrollar serán otras.

yoga

¿En qué consiste una clase de yoga para niños?

Probablemente, a los adultos que practiquen yoga les resulta difícil imaginar a los niños haciendo una clase como la suya. Es normal, porque las clases de yoga para los niños nada tienen que ver con las de los adultos. Los niños necesitan pasarlo bien y, por eso, esta disciplina se acerca a ellos de manera lúdica. Siempre dependiendo de la creatividad del profesor, se emplearán bailes, canciones o cuentos que harán la clase muy divertida. Durante estos juegos, se practican los distintos ashanas, se hacen técnicas de relajación adaptadas, e incluso, se llevan a cabo pequeñas meditaciones guiadas.

 

La práctica regular del yoga se puede alternar con cualquier otro tipo de deporte. Los niños necesitan movimiento y diversión, sus cuerpos están llenos de energía y ganas de experimentar.