Shiatsu, qué es y cuáles son sus beneficios

  • 0
PixabaYwhitesession

Shiatsu, qué es y cuáles son sus beneficios

Vivimos en un mundo que nos obliga a vivir de manera acelerada. Esta forma de vida es el origen de numerosas enfermedades y disfunciones. Afortunadamente, tenemos a nuestro alcance numerosas técnicas que nos pueden ayudar a aminorar los efectos de una vida poco saludable. Una de estas herramientas es el Shiatsu que, aunque sea una palabra ya muy conocida, no muchas personas saben en qué se basa.

El origen del Shiatsu

Esta técnica para recuperar la salud cuenta con más de 3.000 años de antigüedad. En la antigua China era muy común aplicar diferentes técnicas de masaje y todo tipo de hierbas para restaurar o conservar la salud perdida. También se llevaban a cabo ejercicios que tenían relación con la energía como el Tai Chi, Chikung, etc. Todas estas técnicas fueron recogidas e introducidas en Japón por los monjes que iban a China a estudiar el budismo. No obstante, una vez allí, fueron obteniendo las características de  la medicina tradicional japonesa.

Pixabay/chiaravdberg

Pixabay/chiaravdberg

Durante cierto tiempo estas medicinas tradicionales fueron relegadas al olvido y sustituidas por la nueva medicina científica. Sin embargo, a mediados del siglo XIX todo este conocimiento resurgió y comenzó a ocupar el lugar que le correspondía.

La técnica Shiatsu se le atribuye al Maestro Tamai Tempaku que la dio a conocer, en 1919, a través de su libro Shiatsu Ho. Este libro es un compendio de anatomía y fisiología occidental con sabiduría tradicional Anma, Ampuku y Do-In. Después, en 1955, el Ministerio de Sanidad Japonés reconoció esta técnica como terapeútica.

¿En qué consiste el Shiatsu?

El tratamiento con esta técnica consiste en aplicar presiones con los dedos pulgares y las palmas de las manos. Estas presiones se efectúan sobre determinados puntos del cuerpo e intentan canalizar correctamente la energía vital o Chi. Gracias a estas manipulaciones se mantiene y se mejora la salud de la persona que lo recibe. Esto es debido a que el masaje contribuye a activar la capacidad autocurativa del organismo. Por supuesto, esta técnica no tienen efectos secundarios si se practica correctamente.

Unsplash/Toa Heftiba

Unsplash/Toa Heftiba

¿Cómo funciona?

Lo habitual es que enfermemos porque perdemos el equilibrio y la conexión con la naturaleza. Vivimos desarrollando ritmos que nada tienen que ver con nuestra esencia. Por eso, nuestro cuerpo se tensa y se bloquea dando lugar a ciertos malestares físicos y emocionales.

La pérdida de la conexión con los ciclos naturales nos lleva a la enfermedad antes o después. Por eso la mejor manera de restaurar nuestra energía es hacer que esta fluya libre y armónica. Aquí es donde el Shiatsu nos ayuda.

Beneficios del Shiatsu

Esta técnica no está recomendada para personas que tengan procesos infecciosos e inflamatorios. Tampoco es adecuado para personas con lesiones externas, hemorragias o enfermedades degenerativas.

Aparte de estos casos excepcionales en los que no debería aplicarse el Shiatsu, esta técnica nos aporta muchos beneficios. Alivia la fatiga, las migrañas, y todo tipo de dolores musculares. También es de gran ayuda para los trastornos relacionados con la menopausia y la menstruación así como para los problemas gastrointestinales.

 

Además de todo esto, como cualquier otro masaje, nos aporta una gran sensación de relajación. Y, finalmente, queremos aclarar que aunque este masaje se basa en la técnica de los meridianos de acupuntura no debemos confundirlo con la Digitopuntura que tiene la misma base. Son diferentes técnicas aunque ambas muy recomendables.


  • 0
Pixabay/Jai79

¿Para qué sirven de las semillas de lino?

Si aún no eres consumidor, casi seguro que habrás oído hablar de las semillas de lino. Este alimento, tan sencillo y barato, se está haciendo cada día más habitual en nuestras dietas. Aún así, son muchas las personas que no conocen realmente cuáles son sus beneficios y cómo consumirlas. Aquí te lo vamos a explicar.

Las semillas, en general, son altamente nutritivas. Esto es debido a que conservan en su interior todos aquellos elementos que mágicamente darán lugar a muchas nuevas plantas. Por eso es muy importante que incluyamos semillas en nuestra dieta de manera habitual.

Pixabay/ulleo

Pixabay/ulleo

Origen del lino

El nombre científico de las semillas de lino o linaza es Linu usitatissimum. A menudo, podemos encontrar esta planta creciendo en el borde de algunas carreteras o caminos. Se cree que su origen se encuentra hace aproximadamente 10.000 años en Oriente cercano. No obstante, hasta 5.000 años después no parece que se utilizara en la fabricación de cuerda o confección de ropa. Hasta el siglo XVIII fue la fibra que más se utilizó en Europa. Además de estos usos la linaza también se utiliza con fines medicinales o nutricionales.

Tipos de semillas de lino

Principalmente, podemos encontrar el lino en dos versiones: lino dorado y lino marrón. En ciertas ocasiones encontraremos marrón rojizo. Cualquiera de los tipos tienen características nutricionales muy similares. No obstante, el lino amarillo se suele utilizar mayormente para hacer aceite de cocina.

Pixabay/KirstentB

Pixabay/KirstentB

Las semillas que se presentan de color blanco o verde no están aún maduras, por lo que no deberían de ser consumidas. Por el contrario, las que tengan color negro serán aquellas que se cosecharon hace mucho tiempo y nunca deberíamos consumirse crudas.

 

Características de la linaza

Su más destacada virtud tiene que ver con su alto contenido en ácidos grasos Omega 3.  Estas semillas nos ofrecen ácido alfalinolénico, imprescindible para el funcionamiento de las membranas celulares.

Además, las semillas de lino contienen unos antioxidantes denominados lignanos muy beneficiosos para la salud. Así mismo, estas semillas nos aportan un tipo de fibra muy interesante llamada mucílago. A esto hemos de añadirle sus interesantes cantidades de proteína, vitaminas B6 y B1, magnesio, fósforo, selenio, manganeso, hierro, potasio, cobre y zinc.

Beneficios del lino en nuestra dieta

Dependiendo de qué beneficios queramos obtener tomaremos las semillas de lino de diferente manera. Si lo que queremos es mejorar nuestro tránsito intestinal debemos tomarlas enteras y acompañadas de un vaso de agua. Si lo que deseamos es enriquecer nuestros platos con todos sus nutrientes tendremos que molerlas antes de ingerirlas. De esta manera obtendremos los siguientes beneficios:

  • Mejora en la piel y el cabello
  • Disminución del exceso de colesterol
  • Aumento el nivel de saciedad por lo que ayudan a perder peso
  • Protección el tracto digestivo
  • Descenso de procesos inflamatorios
  • Ayudan a resolver problemas derivados de la menopausia
  • Protegen el corazón

Estas son solo algunas de los muchos beneficios que se obtienen tan solo tomando un par de cucharadas diarias de semillas de lino. Es una suerte poder contar con un alimento natural y con tantas propiedades.


  • 0
Fuente: Pixabaya/silviarita

La menopausia entendida de otra forma

Para cualquier mujer occidental la palabra menopausia tiene connotaciones negativas. Además de los temidos síntomas físicos, estas mujeres entienden que al haber terminado su etapa reproductiva comienza el declive en sus vidas. Esta forma de interpretar esta etapa es solo producto del condicionamiento que nos ofrece la sociedad en la que vivimos. En otras culturas este momento en la vida de la mujer es entendido de manera totalmente diferente.

La costumbre de celebrar la vida

Si mantenemos apartada nuestra mente racional durante un rato podremos acceder a una visión más poética de la menopausia. Esta nueva mirada corresponde a la interpretación de la Medicina Tradicional China. Esta milenaria medicina celebra la vida de maneras que para nuestra cultura son impensables. De hecho, al conocer los nombres que le dan a estas diferentes etapas, nos ayudan a entender que todas ellas pueden ser una bendición.

  • Etapa menstrual: agua celestial
  • Embarazo: madurar un fruto
  • Post parto: mes dorado
  • Menopausia: segunda primavera
Fuente: Pixabay/jil111

Fuente: Pixabay/jil111

La reconciliación con la naturaleza

En nuestra cultura, sin casi darnos cuenta, hemos sido empujadas a hacer el papel de super mujeres. Este tipo de mujeres no tienen tiempo para poder sentir lo que pasa dentro de sus cuerpos en cada uno de los ciclos. Hay en cada mujer de nuestro mundo occidental una desconexión total de su propio cuerpo y  de su propio sentir. Necesitamos aprender a abrazar y a sentir cada uno de esos ciclos para reconciliarnos con nuestra parte femenina.

La segunda primavera: la menopausia

Según la sabiduría de la Medicina Tradicional China, la segunda primavera en la vida de las mujeres, se caracteriza por la renovación de energía y de oportunidades. Al cesar la menstruación o agua celestial, el cuerpo de la mujer aprovecha todas las substancias que ya no utilizará en la menstruación.

Esta etapa no es el comienzo de ningún tipo de dificultades. Es el camino que nos lleva a un periodo nuevo. Esta segunda primavera comenzará cuando nuestro cuerpo se estabilice y seamos capaces de adaptarnos a los cambios que han ocurrido. La acupuntura es la mejor opción para aminorar los síntomas que este proceso pueda presentar.

Reconvertir la energía

Para la mujer que sea capaz de vivir esta etapa como la primavera que dicen los chinos, este puede ser un momento de florecimiento personal. La energía que se ahorra al no tener la menstruación puede ser transformada para crear de diferentes maneras. Este es un momento muy propicio para explorar nuestro interior, para desarrollar la creatividad e incluso para vivir la sexualidad de manera diferente. Si somos capaces de cuestionar las creencias que la sociedad nos ha impuesto, podremos vivir esta etapa desde el poder personal y la tranquilidad de que todo es como debe de ser.

Fuente: Pixabay/Free-Photos

Fuente: Pixabay/Free-Photos

Aliados de nuestro bienestar

Para poder vivir este momento de la mejor manera posible las siguientes herramientas nos serán de gran ayuda:

  • Una alimentación equilibrada y sana será nuestra mejor aliada.
  • También nos ayudará aprender a respirar de manera correcta
  • Una cantidad modera de ejercicio, en especial el yoga o el taichí
  • Evitar sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol
  • Conectar con nuestras emociones y encontrar formas constructivas de expresarlas

La vida es un viaje fascinante digno del mayor disfrute. El paso de los años puede convertirse en nuestro mayor tesoro si lo vivimos conscientemente. Una vida vivida con consciencia es una vida feliz.