Psoas, “el reflejo del miedo”

  • 0
Artigo-01 (1)

Psoas, “el reflejo del miedo”

Category : Terapias

El Psoas

El psoas es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano. Afecta a nuestro equilibrio corporal, a la amplitud de movimiento articular y al funcionamiento de los órganos del abdomen. Conecta la columna vertebral con las piernas y permite que nos mantengamos en pie y caminemos o movamos las piernas.

El psoas es el encargado de estabilizar la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando el soporte correcto para los órganos abdominales.

Estudios recientes consideran al psoas, como un órgano de percepción formado por tejido bio-inteligente que encarna el más profundo deseo de supervivencia. Por tanto, este músculo es el mensajero primario del sistema nervioso central y portavoz de nuestras emociones.

En definitiva, es un músculo imprescindible para cualquier movimiento general del cuerpo.

Pero la misión del psoas no termina aquí, también tienen un papel fundamental con órganos vitales como el corazón, los riñones y el diafragma torácico.

En la cultura oriental se utilizan para denominarlo expresiones como “sede del alma” o “músculo del alma”. Haciendo referencia a la enorme influencia que tiene el psoas sobre nuestra estructura, sobre nuestros órganos y sobre la situación energética de nuestro ser.

 

Psoas acortado

Esto ocurre cuando el psoas es llamado a cumplir la misión de corregir la estabilidad interna. Lo que genera pérdida de flexibilidad y provocará el acortamiento de forma crónica.

Otra de las principales causas se da en personas que pasan muchas horas sentadas, generalmente por motivos laborales, o por ejemplo realizando deportes como el ciclismo. Lesiones crónicas en la espalda, las caderas, las rodillas y los pies son las consecuencias más comunes.

Su relación con los músculos del abdomen y de la espalda provoca que éstos sufran también las consecuencias del psoas acortado.

El movimiento de este músculo es justamente el contrario al del resto: cuando se relaja se acorta y se estira cuando trabaja. Por ello, las personas sedentarias son las más propensas a sufrir este acortamiento.

 

El portavoz de las emociones

Como hemos mencionado anteriormente, está conectado con el diafragma, por lo se ve afectado tanto en la respiración, como en el reflejo ante el miedo. Mantener el psoas en constante tensión, debido generalmente a episodios de estrés, provoca que comience a acortarse.

Dando lugar a problemas físicos, pero también, afectando negativamente a nuestro estado emocional.

Cuando el psoas permanece durante largos periodos de tiempo en tensión, se convierte en un proceso crónico, y estará enviando continuamente al cuerpo señales de peligro. Uno de los indicios más comunes que pueden ayudar a detectar problemas relacionados con el psoas, es sentirse agresivo de forma habitual.

Cuidar la salud de este músculo, permite reavivar nuestras energías vitales y conectar con nuestro yo más creativo.

 

Cómo tratar esta patología

Una de las técnicas más efectivas y utilizadas es la osteopatía. Vamos a analizar sus posibles variantes y los beneficios que aportan:

Osteopatía Estructural para solucionar dismetrías pélvicas o problemas en la columna vertebral que puedan afectar al equilibrio de quien los padece. La simple relajación del psoas y del diafragma, pueden reducir espectacularmente los síntomas del paciente en la primera sesión de trabajo.

La Osteopatía Visceral, es lo ideal para equilibrar otros problemas que pudieran detectarse en el paciente. Como pueden ser antecedentes de ciática, el colon irritable, entre otros.

Y por último, la Osteopatía Craneal que es la técnica utilizada para equilibrar las funciones neurológicas y emocionales.

 

Cuanto más flexible y saludable mantengamos el psoas, mayor será nuestra energía vital. Y por tanto, mejoraremos notablemente nuestra calidad de vida.

 

¿Le ha parecido interesante? ¿Podemos ayudarle?

¡Contáctenos! Estaremos encantados.

info@espacioseryluz.es   916460012  678502131

Estamos ubicados en la Plaza del Sol 31 (oficina 19), Móstoles (Madrid).
Justo frente al Metro Manuela Malasaña (línea 12 Metrosur).