Estimulación Temprana

La estimulación temprana o atención temprana consiste en proporcionar al bebé y al niño las mejores oportunidades de desarrollo físico, intelectual y social para que sus capacidades y habilidades le permitan ser mejor de lo que hubiera sido sin ese entorno rico en estímulos intelectuales y físicos de calidad.

La estimulación temprana incluye un conjunto de actividades que pueden ser aplicadas desde el nacimiento hasta los 6 o 7 años del niño, franja de edad con mayor plasticidad cerebral. No solamente conviene aplicarla a niños sanos sino también a niños con trastornos reales o potenciales en su desarrollo, para así estimular sus capacidades compensadoras. Las madres y padres que reciben la adecuada información son los que obtienen mejores resultados con sus hijos.

La verdadera estimulación temprana se realiza al bebé de recién nacido a los 3 meses de vida que es el periodo de tiempo en el que hay mayor plasticidad cerebral.

Aprovechar al máximo las capacidades mentales y físicas de tu bebé o de tu niño(a) va a depender de tu trabajo como padre o madre en su estimulación temprana, realizando actividades adecuadas con objetivos específicos para facilitar su óptimo desarrollo.

La estimulación temprana o atención temprana, fomenta principalmente el desarrollo psicomotor del bebé, así como su desarrollo cognitivo; a través de actividades donde ellos se divierten para facilitar sus aprendizajes futuros.

Al comienzo, lo primero que se busca reforzar es el vínculo emocional del bebé, siempre respetando su espacio. Posteriormente se trabajan áreas como:

  • Motricidad gruesa y fina: su objetivo es que el niño(a) logre el control de sus músculos para que pueda coordinar sus movimientos libremente.
  • Lenguaje: ayuda en la comprensión de su lenguaje para poder expresarse a través de él.
  • Cognición: trabaja el intelecto del bebé.
  • Personal y emocional: trabaja la independencia del niño en actividades cotidianas como alimentarse y vestirse.
  • Social: le facilita al niño los elementos necesarios para desarrollarse en su entorno
En los talleres o clases se trabaja con los papás y niños enseñándoles mediante masajes, juegos, movimientos…. A qué los niños se desarrollen en todos los ámbitos y su neurodesarrollo sea completo evitando así que en el futuro tengan dificultades, si ya las tuvieran les ayuda a avanzar y minimizar las e incluso a corregirlas.
Pueden ser sesiones individuales o grupales