Category Archives: Mujer

  • 0

Nacer a través de un parto humanizado

La manera de llegar al mundo no es igual para todas las personas. Nacer a esta realidad se puede llevar a cabo en muy diferentes circunstancias. Tanto para la madre como para el bebé, el nacimiento puede marcar el resto de sus vidas. En un sociedad como la nuestra, caracterizada por la productividad, en muchas ocasiones el acto de nacer se inclina más hacía lo rentable que hacía lo humano. ¿A qué llamamos parto humanizado o respetado?

Respeto a la singularidad

El parto humanizado se inclina hacía el respeto de los derechos de los padres y el bebé en el momento de dar a luz. Este tipo de parto tiene en cuenta las creencias, valores y sentimientos de la mujer. De la misma manera, respeta su dignidad y libertad durante todo el proceso.

Pixabay/Engin_Akyurt

Pixabay/Engin_Akyurt

Aquellas mujeres que tienen la oportunidad de parir de esta manera se ponen en contacto con su poder innato. La labor de parto se torna una actividad consciente y mucho más humana que reduce significativamente la necesidad de medicalización.

Raíces del parto humanizado

Hacía el año 1974 el obstetra francés Frederik Leboyer escribió el libro «Nacimiento sin violencia» que sería la primera piedra hacía una verdadera revolución en la forma de nacer. Su trabajo le llevó a estudiar el parto y el embarazo desde el punto de vista de las posibles percepciones del bebé. Gracias a ello se empieza a entender el nacimiento de una forma más sensible y humana.

Beneficios para la madre

En el cuerpo de las mujeres existen mecanismos naturales que facilitan y desencadenan el parto. En el parto respetado la madre estará rodeada por un entorno respetuoso y tranquilo. Ante todo, en este tipo de parto, se procura que la madre se sienta protagonista y con confianza en su cuerpo para que el parto se desarrolle con tranquilidad y armonía. Ella será quien elija si quiere medicación y qué posición le resulta más cómoda durante el parto y la dilatación. De la misma manera, se respetarán sus posibles miedos, dudas y necesidad de información.

Unsplash/Alex Pasarelu

Unsplash/Alex Pasarelu

Beneficios para el bebé

Para el bebé, sin duda, el mayor beneficio es la posibilidad de hacer el piel con piel nada más nacer. Gracias a este maravilloso gesto se inicia el vínculo madre-hijo que tendrá numerosas repercusiones en la salud emocional y física del bebé.

El hecho de que la madre pueda estar en posición vertical durante el parto también beneficia al bebé. Esto es debido a que esta postura favorece la llegada de oxigeno y nutrientes a la placenta.

En algunos partos de estas características también se observan la intensidad de la luz y la temperatura de la habitación durante el parto. Si el bebé nace con luz tenue y en un ambiente cálido todo se desarrollará de manera más tranquila. Además de esto, las madres que deciden dar a luz en el agua facilitan la adaptación de los bebés al nuevo medio.

ixabay7Free-Photos

Pixabay/Free-Photos

En definitiva, seria muy deseable que cada mujer decidiera cómo quiere llevar a cabo su parto. Nadie debería decidir por ella a no ser en determinadas situaciones de riesgo. Un parto más humano nos hace evolucionar como especie.


  • 0

Reflexología podal durante el embarazo

La reflexología podal es una técnica que nos ofrece numerosos beneficios. Está indicada en cualquier etapa de la vida como una estupenda herramienta para disfrutar de una mejor salud física y emocional. Sin embargo, durante el embarazo, surge la duda de sí se puede utilizar y si aporta beneficios tanto para la madre como para el bebé. En este artículo te lo vamos a explicar.

Unsplash/Louisa Potter

Unsplash/Louisa Potter

Cuando una mujer está embarazada su cuerpo experimenta cambios en muchos sentidos. La futura madre tendrá que adaptarse a los cambios físicos, psicológicos y funcionales que conlleva este estado. Además de esto, durante esta etapa de la vida, la mujer ve limitadas las opciones a la hora de elegir diferentes terapias o tratamientos de salud por el efecto que pudieran tener en el bebé en gestación. La reflexología podal es una de las técnicas que pueden elegirse sin riesgo durante el embarazo. No obstante, siempre es recomendable consultar primero a un médico.

¿En qué consiste la reflexología?

La reflexología podal es un tratamiento manual basado en aplicar presión o masaje en diferentes puntos del pie. Aunque este tipo de reflexología es la más común también se puede aplicar en las manos, en las orejas o en el cráneo.

Pixabay/Milius007

Pixabay/Milius007

Esta técnica se basa en que el cuerpo en su totalidad se haya reflejado en las plantas de los pies. Por ello, se masajean las diferentes partes reflejas de manera indirecta, aportando equilibrio y sanación allí donde sea necesario. La esencia de la reflexología es estimular los mecanismos de autocuración que posee nuestro cuerpo.

Reflexología podal y embarazo

La reflexología puede ser aplicada en diferentes momentos de la vida reproductiva del hombre y la mujer:

– En la etapa de preconcepción 

Además de regular la menstruación, activa la producción de espermatozoides  y óvulos. Así mismo, aligera la ansiedad generada por la búsqueda infructuosa de embarazo, propiciando la relajación y la consecuente posibilidad de concepción.

– Durante el embarazo:

Una vez transcurridas las primeras catorce semanas, esta técnica ayuda a reducir la ansiedad, el estrés, equilibra la presión sanguínea, alivia los dolores de espalda, evita el estreñimiento, mejora el insomnio, hemorroides, calambres y cualquier trastorno urinario.

– Para el parto:

Los masajes de la reflexología ayudan a que la mujer se prepare para el parto. Esto es debido a que se estimula de forma natural la producción de hormonas que facilitan el parto y las contracciones como la oxitocina y las endorfinas.

– En el puerperio: 

La reflexología colabora en la recolocación de los órganos que durante el embarazo se desplazaron. Así mismo, favorece la relajación y alivia las molestias y tensiones que se asocian a esta etapa.

La reflexología podal es una magnifica herramienta que tienen a su alcance todas las mujeres embarazadas para hacer más fácil y llevadera la fabulosa experiencia de gestar y traer al mundo a otro ser humano


  • 0

La menopausia entendida de otra forma

Para cualquier mujer occidental la palabra menopausia tiene connotaciones negativas. Además de los temidos síntomas físicos, estas mujeres entienden que al haber terminado su etapa reproductiva comienza el declive en sus vidas. Esta forma de interpretar esta etapa es solo producto del condicionamiento que nos ofrece la sociedad en la que vivimos. En otras culturas este momento en la vida de la mujer es entendido de manera totalmente diferente.

La costumbre de celebrar la vida

Si mantenemos apartada nuestra mente racional durante un rato podremos acceder a una visión más poética de la menopausia. Esta nueva mirada corresponde a la interpretación de la Medicina Tradicional China. Esta milenaria medicina celebra la vida de maneras que para nuestra cultura son impensables. De hecho, al conocer los nombres que le dan a estas diferentes etapas, nos ayudan a entender que todas ellas pueden ser una bendición.

  • Etapa menstrual: agua celestial
  • Embarazo: madurar un fruto
  • Post parto: mes dorado
  • Menopausia: segunda primavera
Fuente: Pixabay/jil111

Fuente: Pixabay/jil111

La reconciliación con la naturaleza

En nuestra cultura, sin casi darnos cuenta, hemos sido empujadas a hacer el papel de super mujeres. Este tipo de mujeres no tienen tiempo para poder sentir lo que pasa dentro de sus cuerpos en cada uno de los ciclos. Hay en cada mujer de nuestro mundo occidental una desconexión total de su propio cuerpo y  de su propio sentir. Necesitamos aprender a abrazar y a sentir cada uno de esos ciclos para reconciliarnos con nuestra parte femenina.

La segunda primavera: la menopausia

Según la sabiduría de la Medicina Tradicional China, la segunda primavera en la vida de las mujeres, se caracteriza por la renovación de energía y de oportunidades. Al cesar la menstruación o agua celestial, el cuerpo de la mujer aprovecha todas las substancias que ya no utilizará en la menstruación.

Esta etapa no es el comienzo de ningún tipo de dificultades. Es el camino que nos lleva a un periodo nuevo. Esta segunda primavera comenzará cuando nuestro cuerpo se estabilice y seamos capaces de adaptarnos a los cambios que han ocurrido. La acupuntura es la mejor opción para aminorar los síntomas que este proceso pueda presentar.

Reconvertir la energía

Para la mujer que sea capaz de vivir esta etapa como la primavera que dicen los chinos, este puede ser un momento de florecimiento personal. La energía que se ahorra al no tener la menstruación puede ser transformada para crear de diferentes maneras. Este es un momento muy propicio para explorar nuestro interior, para desarrollar la creatividad e incluso para vivir la sexualidad de manera diferente. Si somos capaces de cuestionar las creencias que la sociedad nos ha impuesto, podremos vivir esta etapa desde el poder personal y la tranquilidad de que todo es como debe de ser.

Fuente: Pixabay/Free-Photos

Fuente: Pixabay/Free-Photos

Aliados de nuestro bienestar

Para poder vivir este momento de la mejor manera posible las siguientes herramientas nos serán de gran ayuda:

  • Una alimentación equilibrada y sana será nuestra mejor aliada.
  • También nos ayudará aprender a respirar de manera correcta
  • Una cantidad modera de ejercicio, en especial el yoga o el taichí
  • Evitar sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol
  • Conectar con nuestras emociones y encontrar formas constructivas de expresarlas

La vida es un viaje fascinante digno del mayor disfrute. El paso de los años puede convertirse en nuestro mayor tesoro si lo vivimos conscientemente. Una vida vivida con consciencia es una vida feliz.