Category Archives: Terapias

  • 0

Reflexología podal durante el embarazo

La reflexología podal es una técnica que nos ofrece numerosos beneficios. Está indicada en cualquier etapa de la vida como una estupenda herramienta para disfrutar de una mejor salud física y emocional. Sin embargo, durante el embarazo, surge la duda de sí se puede utilizar y si aporta beneficios tanto para la madre como para el bebé. En este artículo te lo vamos a explicar.

Unsplash/Louisa Potter

Unsplash/Louisa Potter

Cuando una mujer está embarazada su cuerpo experimenta cambios en muchos sentidos. La futura madre tendrá que adaptarse a los cambios físicos, psicológicos y funcionales que conlleva este estado. Además de esto, durante esta etapa de la vida, la mujer ve limitadas las opciones a la hora de elegir diferentes terapias o tratamientos de salud por el efecto que pudieran tener en el bebé en gestación. La reflexología podal es una de las técnicas que pueden elegirse sin riesgo durante el embarazo. No obstante, siempre es recomendable consultar primero a un médico.

¿En qué consiste la reflexología?

La reflexología podal es un tratamiento manual basado en aplicar presión o masaje en diferentes puntos del pie. Aunque este tipo de reflexología es la más común también se puede aplicar en las manos, en las orejas o en el cráneo.

Pixabay/Milius007

Pixabay/Milius007

Esta técnica se basa en que el cuerpo en su totalidad se haya reflejado en las plantas de los pies. Por ello, se masajean las diferentes partes reflejas de manera indirecta, aportando equilibrio y sanación allí donde sea necesario. La esencia de la reflexología es estimular los mecanismos de autocuración que posee nuestro cuerpo.

Reflexología podal y embarazo

La reflexología puede ser aplicada en diferentes momentos de la vida reproductiva del hombre y la mujer:

– En la etapa de preconcepción 

Además de regular la menstruación, activa la producción de espermatozoides  y óvulos. Así mismo, aligera la ansiedad generada por la búsqueda infructuosa de embarazo, propiciando la relajación y la consecuente posibilidad de concepción.

– Durante el embarazo:

Una vez transcurridas las primeras catorce semanas, esta técnica ayuda a reducir la ansiedad, el estrés, equilibra la presión sanguínea, alivia los dolores de espalda, evita el estreñimiento, mejora el insomnio, hemorroides, calambres y cualquier trastorno urinario.

– Para el parto:

Los masajes de la reflexología ayudan a que la mujer se prepare para el parto. Esto es debido a que se estimula de forma natural la producción de hormonas que facilitan el parto y las contracciones como la oxitocina y las endorfinas.

– En el puerperio: 

La reflexología colabora en la recolocación de los órganos que durante el embarazo se desplazaron. Así mismo, favorece la relajación y alivia las molestias y tensiones que se asocian a esta etapa.

La reflexología podal es una magnifica herramienta que tienen a su alcance todas las mujeres embarazadas para hacer más fácil y llevadera la fabulosa experiencia de gestar y traer al mundo a otro ser humano


  • 0

Psoas, el músculo del alma

El psoas es un músculo que interviene en muchas funciones importantes del cuerpo. Sobre todo, es fundamental para mantener la estabilidad ya que está ligado al suelo pélvico y al diafragma. Su desequilibrio puede ocasionar dolor en la pelvis o en la zona lumbar. Cuando este músculo está estirado y relajado nos ayuda a liberar tensión que, de otra manera, se acumularía ocasionando diferentes molestias. Según diferentes investigaciones, se ha llegado a saber que está relacionado con el equilibrio emocional. Por este motivo se le ha llegado a llamar el «músculo del alma». Se trata de un músculo grande y fuerte que está insertado en la profundidad del cuerpo. Ante todo, es el músculo conector de la piernas con la espalda. Está insertado, a la altura del diafragma, en la columna baja por delante de la pelvis hasta el fémur.

¿Qué funciones tiene?

Como hemos dicho, su principal función es la conectar el tronco con las piernas. Gracias a ello podemos caminar, correr y tener una buena postura al andar. Además de esto, asegura la estabilidad al cuerpo y corrige la posición de las vértebras lumbares.

Psoas

El psoas también mantiene los órganos de la parte baja del abdomen bien sujetos. Así, la vejiga, los riñones, la matriz o los intestinos funcionarán de manera óptima. El hecho de estar conectado con el diafragma hace que se acorte ante cualquier tensión. Este acortamiento facilitaría, en caso de necesidad, el salir corriendo o recoger el cuerpo doblado para protegernos.

Al pasar muchas horas sentados, haciendo ciclismo o deportes tipo atletismo el psoas se suele acortar también. El acortamiento presiona las vértebras hacía abajo y provoca mayor lordosis. Debido a ello se puede producir pinzamiento de los discos vertebrales y también dolor.

Unsplash/bruce mars

Unsplash/bruce mars

Cuando el cuerpo detecta el acortamiento, el organismo registra la posibilidad de peligro inminente. A partir de ahí se activarán los mecanismos de supervivencia con la consiguiente liberación de adrenalina. En estos casos aparecerán miedos y angustia con la consecuente bajada de defensas.

Beneficios de estirar el psoas

Dentro de los asanas del yoga existen muchos ejercicios que nos ayudan a estirar el psoas y mantenerlo en equilibrio. Gracias a estos ejercicios obtendremos los siguientes beneficios:

  • Tendremos menor secreción de adrenalina con lo que los síntomas asociados a la ansiedad y el miedo desaparecerán
  • Los órganos internos trabajarán con más eficacia
  • La energía fluirá libremente con mayor facilidad
  • La postura corporal será mejor y, por lo tanto, desaparecerán los dolores de espalda
  • El sistema inmunológico se verá fortalecido
Unsplash/Alex Shaw

Unsplash/Alex Shaw

Existen numerosas posturas de yoga que ayudan a liberar la tensión innecesaria del psoas. Un psoas relajado nos ayuda a fluir y a disfrutar de la vida desplegando toda nuestra vitalidad.


  • 0

Dormir bien es muy importante

El buen dormir es imprescindible para conservar la salud. Cuando descansamos adecuadamente nuestro cuerpo puede llevar a cabo todas las funciones de limpieza y reparación. Gracias a todo este trabajo, al levantarnos por la mañana, tendremos energía disponible para comenzar el nuevo día. Además de esta energía física, también observaremos que nuestra forma de ver la vida es mucho más optimista que si no dormimos bien. Pero hay momentos en los que, debido a situaciones de estrés, nuestro sueño no es reparador y nuestra salud se resiente. ¿Qué podemos hacer para dormir mejor en momentos de tensión?

Dormir es un placer

Algo tan habitual y tan gratuito como el dormir bien es algo que, en cierta medida, está pasado de moda. Las horas de menos luz nos empujan a frenar la actividad, a hacer un hueco para la relajación. Sin embargo, son muchas las personas que en lugar de encontrar un remanso de paz y sosiego en este momento, utilizan la noche la utilizan para seguir haciendo cosas.

Un cuerpo sano y vigoroso es normal que despliegue su actividad durante el día. De la misma manera, según la estación del año, cuando la luz decrece, es normal que nuestro organismo nos pida el descanso. Si tenemos conexión con lo que ocurre en nuestro interior ese descanso se convierte en un verdadero placer. Sin embargo, si hemos tomado muchos excitantes o nuestra actividad ha sido excesiva, ese disfrute no sucede.

Vivir más despacio

Cuando viajamos en coche a toda velocidad es imposible frenar en seco de manera repentina. Para lograr una buena parada necesitamos reducir la  velocidad poco a poco. De la misma manera, cuando vivimos demasiado deprisa, será muy difícil que podamos descansar cuando lo necesitemos ya que la inercia de esa velocidad nos impedirá relajarnos.

Pixabay/Hans

Pixabay/Hans

Una manera de vivir más tranquila y más consciente es el factor principal para asegurar un buen descanso. Aligerar nuestra agenda de ocupaciones sería el primer paso hacía un sueño tranquilo. No hace falta hacer tantas cosas y mucho menos hacerlas tan deprisa como acostumbramos. A esto podemos añadirle el intentar poner una hora límite para ir a dormir y respetarla en la medida de lo posible.

Ejercicio y meditación

El ejercicio físico, puede ser una de las causas por las que nos cuesta trabajo dormir bien. Lo primero que tendríamos que observar es a qué hora hacemos ejercicio. A última hora del día el cuerpo lleva a cabo una descarga hormonal que facilita el descanso. Si lo activamos con ejercicio intenso es muy posible que nos cueste conciliar el sueño. En su lugar, podemos optar por algún tipo de ejercicios que nos ayuden a relajarnos. La práctica del yoga, el tai chi o el chi kung son buenos ejemplos de actividad física que nos ayuda a descansar mejor.

Unsplash/Mor Shani

Unsplash/Mor Shani

Además de esto, podemos ayudarnos de la meditación. Antes de ir a dormir, una pequeña meditación en la que observemos nuestros pensamientos y respiremos de forma tranquila nos predispone a entrar en el sueño de forma más relajada.


  • 0

¿Sabes qué es la osteopatía?

El término osteopatía está cada vez más presente en las conversaciones que tienen que ver con dolencias físicas. Sin embargo, es muy posible, que muchas personas no tengan claro de qué se trata. De hecho, en muchas ocasiones, se confunde con la fisioterapia. Aquí te vamos a explicar qué es la osteopatía y para qué está recomendada.

Un poco de historia

El origen de la osteopatía lo encontramos en el año 1874 de la mano del Dr. Andrew Taylor Still. Parece ser que lo que le impulsó a hacer sus investigaciones fue la muerte de sus tres hijos 10 años antes a causa de una meningitis. El doctor Taylor entendía que la función orgánica estaba condicionada y relacionada con la estructura ósea. Por este motivo el observó que cualquier alteración a nivel musculoesquelético podría conllevar a un problema orgánico.

Andrew Taylor Still

Andrew Taylor Still

¿En qué consiste?

La osteopatía tiene una visión holística del cuerpo humano. Entiende que todos sus órganos y estructuras están conectados y forman un todo. Desde esta perspectiva, los tratamientos osteopáticos se dirigen a aliviar las dolencias procurando recuperar el equilibrio de todo el cuerpo.

Dentro de la fisioterapia también se incorporan ciertas técnicas de osteopatía. Por ejemplo, para tratar el dolor, el fisioterapeuta aplicará frio, calor, ejercicio terapéutico, luz, agua, electricidad o masaje manual. Por este motivo se suele decir que la osteopatía complementa y apoya los resultados de la fisioterapia.

Pixabay/tomasdelgado

Pixabay/tomasdelgado

Tipos de osteopatía

En función de la parte del cuerpo que sea necesario tratar existen tres tipos de osteopatía:

Osteopatía estructural: está indicada para trabajar las restricciones de movilidad del aparato musculoesquelético y de la postura poniendo atención en la columna vertebral.

Osteopatía craneal: trabaja la correcta movilidad de los huesos craneales influenciando así el sistema nervioso.

Osteopatía visceral: se enfoca en equilibrar los órganos y vísceras para que la circulación sanguínea se normalice mejorando la movilidad propia de las vísceras.

¿En qué casos está indicada?

Son muchas las dolencias que se pueden tratar con esta técnica:

Patologías digestivas: Gastritis, estreñimiento, colon irritable, hernia de hiato, etc

Problemas musculoesqueléticos y osteoarticulares: contracturas, esquinces, tendinitis, radiculopatías, etc

Trastornos respiratorios: resfriados, sinusitis, asma, bronquitis, etc

Alteraciones genitourinarias: menopausia, incontinencia, dolor menstrual, etc

Dolores en el embarazo: ciáticas, lumbalgias, pubalgias, etc

Trastornos neuronales: migrañas tensionales, neuralgia trigeminal, etc

Pediatría: se utiliza con mucho éxito para cólicos del lactante y en otitis media infantil.

¿Tiene contraindicaciones?

El terapeuta deberá de tener en cuenta el estado general del paciente antes de llevar a cabo el tratamiento. Las personas que tengan patologías tumorales, reumáticas, vasculares o inflamatorias no podrán beneficiarse de esta herramienta ya que su organismo está debilitado en gran medida. Tampoco sería recomendable la manipulación en caso de cirugías recientes, prótesis o marcapasos. Los pacientes con trastornos psiquiátricos o neurológicos deberían abstenerse también.

Excepto en los casos anteriormente citados, las complicaciones son muy raras y casi no existen efectos secundarios, siempre que la técnica se lleve a cabo por un buen profesional.

La osteopatía, ligada a hábitos de vida saludables, es una estupenda herramienta que nos sirve de apoyo para una vida más feliz y plena.


  • 0

La fatiga adrenal en tiempos de estrés

El ser humano cuenta con una fuerza autocurativa que se tiene poco en cuenta en la actualidad. Como todo en la naturaleza, en nuestro interior se encuentra una fuerza creadora que tiende a la organización. En momentos de mucho estrés, es muy común que a nuestro cuerpo le cueste trabajo reequilibrarse y muestre síntomas que nos pueden alertar. La fatiga suprarrenal o fatiga adrenal es una de las manifestaciones de que estamos sufriendo una falta de equilibrio y salud.

Un poco de historia

De la misma manera que otras enfermedades relacionadas con nuestro estilo de vida, no hay demasiadas evidencias científicas que apoyen la llamada fatiga adrenal. Sin embargo, algunos científicos, como por ejemplo el Dr. James M. Wilsonhan estudiado este problema que tantas personas padecen. El Dr. Wilson volcó muchos de los resultados de sus investigaciones en el libro que publicó en el año 2001 Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome ayudando con su trabajo a miles de personas.

Unsplash/Finn Hackshaw

Unsplash/Finn Hackshaw

¿Qué es la fatiga adrenal?

La hipadrenia o fatiga adrenal es un estado en el que las glándulas suprarrenales se encuentran agotadas. Debido a ello, la producción de hormonas es baja, y de esta manera, hay baja energía metabólica. Estas glándulas son las encargadas de segregar las hormonas relacionadas con el estrés como el cortisol. Si, por diferentes motivos, vivimos en un estrés continuo estás glándulas llegarán a la extenuación. Originalmente, este tipo de hormonas serían necesarias para momentos puntuales, no a largo plazo. El cuerpo humano no fue diseñado para vivir en continua tensión aunque en la actualidad sea la tónica general.

Síntomas de la fatiga adrenal

Este tipo de patología comparte síntomas con la enfermedad de Addison pero no son lo mismo. La persona con fatiga adrenal notará: debilidad, baja tensión arterial, insomnio, mala circulación, fatiga, bajo estado de ánimo, problemas digestivos y constantes deseos de orinar, entre otros. Normalmente, son personas que necesitan grandes dosis de café para poder afrontar su jornada cada mañana.

Soluciones naturales

Todos sabemos que es mejor prevenir que curar. Por este motivo, lo mejor que podemos hacer por nuestra salud es evitar llegar a ciertos límites. Aunque en la actualidad el estrés es nuestro habitual compañero, si queremos gozar de buena salud, es necesario hacer lo que esté en nuestra mano para evitarlo o, al menos, para reducirlo al mínimo.

Desde la alimentación es muy importante evitar los alimentos que contengan excitantes, azúcar y grasas de mala calidad. Una dieta en la que abunden cereales integrales, frutas y verduras será la más adecuada. Para aquellas personas que padezcan fatiga adrenal es imprescindible realizar ejercicio físico que no les agote. Las mejores opciones las encontraremos en el yoga, el pilates o el tai chi. Cualquiera de estas disciplinas se apoyan en ejercicios respiratorios que relajan nuestro sistema nervioso.

Pixabay/YogawithAmit

Pixabay/YogawithAmit

La meditación también es una buena herramienta para poner distancia entre aquello que nos genera tensión y nosotros mismos. Esta técnica es capaz de situarnos en le papel del observador de aquello que nos ocurre y nos otorga la perspectiva necesaria para relativizar cualquier situación.


  • 0

El diafragma, un músculo ligado a las emociones

En anteriores artículos hemos hablado de la importancia de la respiración para gozar de buena salud. Para que esta respiración se lleve a cabo de manera efectiva es imprescindible que los músculos implicados estén en buenas condiciones. El diafragma es uno de los músculos que intervienen en todo este proceso. Vamos a ver por qué es tan importante.

Funcionamiento del diafragma

El diafragma se encuentra situado dentro de la caja torácica. Se le ha llegado a llamar la cama del corazón porque pareciera que es allí donde este reposa. Se trata de una especie cúpula que separa las cavidades abdominal y torácica. Está insertado en diferentes puntos de las costillas, el esternón y las vértebras. Cuenta también con orificios por los que pasan el esófago, algunos nervios y vasos sanguíneos.

Diafragma

Cuando realizamos la inspiración, este músculo se contrae a la vez que aumenta el espacio de la cavidad torácica. A la vez, el aire entra en los pulmones a través de la tráquea llenando el vacío que queda. Tras la inhalación, el diafragma se relaja y el aire es exhalado vaciando así los pulmones.

Las emociones

El diafragma, al ser un músculo que no notamos, tiende a ser olvidado. Sin embargo, cualquier situación de tensión que nos afecte emocionalmente repercute en él. Podríamos compararlo con una pequeña caja donde guardamos nuestras emociones. Algunas personas lo llaman el músculo del alma. De la misma manera que el resto de los músculos del cuerpo, el diafragma también se contractura. Esto sucede, casi siempre, cuando estamos sintiendo tensión y dejamos de respirar correctamente.

Cuando este músculo se bloquea, se encoje en cierta medida y va un poco hacía abajo. Lógicamente, cuando esto sucede, presiona a las vísceras y órganos que se encuentran por debajo. Esta presión ocasiona tensiones en todo el cuerpo llegando, incluso, a generar tensiones en el suelo pélvico o en la próstata.

Mejorar la respiración

Nuestras emociones marcan nuestra forma de respirar y, consecuentemente, nuestra postura corporal. Cuando no hacemos una buena respiración, de manera inconsciente, nos vamos «encogiendo». Cualquier ejercicio que mejore nuestra respiración beneficiará el diafragma.

La práctica regular de ejercicios respiratorios nos aporta equilibrio emocional y mental. El yoga es una de las mejores maneras de hacer que el diafragma se mueva y se relaje. Dicho movimiento hace que, de alguna manera, este músculo libere las emociones y tensiones que tuviéramos atrapadas. Por eso, muchas personas, gracias a la práctica del yoga, consiguen, además de sentirse mejor físicamente, mejorar su condición emocional.

La respiración es nuestra gran aliada para mantener una buena salud. Además del yoga, el pilates, la meditación y la relajación son excelentes disciplinas para mejorar el tono de nuestro diafragma. Un diafragma feliz nos asegura una vida plena y con salud.


  • 0

¿Te permites sentir tus emociones?

A lo largo de nuestra existencia aparecen momentos en los que sentimos malestar. En muchas de estas ocasiones no sabemos de dónde proviene esa sensación. Es muy posible que en esas situaciones ni siquiera sepamos qué estamos sintiendo exactamente. Habitualmente, todo eso se produce cuando hemos perdido la conexión con nuestro sentir. La salud de nuestro cuerpo físico y mental siempre estará relacionada con nuestros sentimientos. Por este motivo, es sumamente importante que demos permiso a nuestras emociones para que afloren y también que las dejemos fluir.

Las emociones nos afectan

Todo en la vida tiene su finalidad. Las emociones también. Cada vez que sentimos algo todo nuestro organismo se implica en ese sentimiento de alguna manera. Si sentimos algo positivo en nuestro interior se segregan una sería de hormonas que nos harán sentir bien inmediatamente. Por el contrario, con las emociones negativas, nos inundaremos de sustancias que nos alejan del equilibrio y el bienestar.

Pixabay/Graehaw

Pixabay/Graehaw

¿Nos damos cuenta de lo que sentimos?

El tipo de vida que llevamos en occidente empuja a muchas personas a desconectarse emocionalmente de si mismas. No saben lo que están sintiendo. Esta forma de vivir no es una decisión consciente. Es, ante todo, un mecanismo inconsciente que se activa por la falta de costumbre que tenemos de reflexionar y también como un intento de evitar el sufrimiento. Sin embargo, aunque no seamos conscientes de ello, las emociones siguen produciendo sus efectos en nuestro cuerpo.

¿Hay varios tipos de desconexión emocional?

La mayor desconexión la padecen las personas que no se dan cuenta de que están sintiendo una emoción. Estas personas reprimen su sentir y viven como si nada sucediera. Otras personas pueden sentir que algo sucede en su interior pero evitan dejar que aflore porque censuran cualquier emocionalidad. Y, en tercer lugar, están las personas que aunque se permitan sentir la emoción no son capaces de ponerle nombre ni saber de dónde procede.

Pixabay/xxolaxx

Pixabay/xxolaxx

Aparte de estos grupos, encontramos personas que sabiendo lo que sienten y por qué lo sienten hacen todo lo posible por evitar mostrar ningún signo de esa emoción. No obstante, el lenguaje corporal pondrá en evidencia que estamos ante una persona totalmente bloqueada.

Para finalizar, podemos encontrar a ciertas personas que saben exactamente lo que sienten y no son capaces de deshacerse de esa emoción por más que lo intenten.

La guía interior

En cualquiera de los casos anteriormente mencionados es imprescindible observar que todos necesitamos tener conexión con nuestro interior. Cuando conectamos con la sabiduría que habita en cada uno de nosotros es muy fácil saber qué estamos sintiendo. Gracias a la conexión que se establece con nuestro ser interno, el vivir de cada día se torna más fácil y ligero.

Pixabay/Pexels

Pixabay/Pexels

Para poder favorecer esa conexión necesitamos calmar la mente. La meditación, la relajación y cualquier técnica como el yoga, el Tai Chi o el Chi Kung despejan nuestro campo mental dejando el camino libre para la conexión interior.


  • 0

¿Cómo aliviar los dolores de espalda?

Nuestra espalda es la parte de nuestro cuerpo que más tensiones soporta. Al cuidar de ella, aseguramos bienestar a todo el organismo ya que es la que sostiene todo nuestro cuerpo. Las preocupaciones del día a día suelen «echarse a la espalda» para poder seguir hacía adelante. En muchas ocasiones lo mejor sería hacer un alto en el camino y revisar y tirar a la basura nuestro exceso de carga. De esa manera no viajaríamos con tanto equipaje. Además de eso, existen diferentes tipos de ejercicios que nos ayudarán a mantener sana esa parte tan importante de nuestra anatomía.

Una postura correcta

En muchas ocasiones los dolores de espalda no están relacionados con ninguna patología. Es muy común que posturas incorrectas o la debilidad de los músculos causen molestias que tienen fácil solución.

Una buena higiene postural es imprescindible para mimar la espalda. Por ejemplo, al agacharnos, es muy importante mantener la espalda bien derecha y flexionar las rodillas. Cuando tengamos que permanecer sentados mucho tiempo también la mejor postura será con la espalda recta.

Además de esto, el ejercicio físico es imprescindible para que los músculos tengan el tono suficiente para mantener la postura deseada. Una musculatura tonificada actúa como protección de los huesos y evita mayores complicaciones.

Ejercicio físico aconsejable

Los mejores deportes para la espalda son aquellos que nos fortalecen y flexibilizan pero que no implican gran impacto. Podríamos decir que en primer lugar se encuentra la natación. Cuando nadamos, fortalecemos suavemente los músculos a la vez que minimizamos cualquier riesgo de lesión al realizarse en el agua. El ciclismo o el running no son tan aconsejables porque pueden crear tensiones tanto en el cuello como en la zona lumbar o dorsal.

Después de la natación, los mejores deportes para mantener la salud de la espalda son el yoga y el pilates. El yoga, por su parte, ayuda a relajar y flexibilizar la musculatura de todo nuestro cuerpo. Esta disciplina también nos obliga a poner conciencia en aquellas zonas en las que haya tensión y, gracias a los ejercicios de respiración, nos conduce a la relajación.

El pilates, además de otras beneficios, nos ayuda a fortalecer los músculos abdominales. Cuando nuestra zona abdominal tiene un buen tono es muy difícil que la parte baja de la espalda nos duela.

Aligerar la carga

Ya hemos visto que físicamente es fácil mantener nuestros músculos tonificados y relajados. Sin embargo, si actuamos físicamente pero, mental y emocionalmente, aún cargamos con demasiado equipaje es muy posible que la espalda nos siga molestando.

Son muchas las personas que, habitualmente, llevan a cuestas cosas que, si las soltaran, es muy probable se resolverían por si solas. Así mismo, también es muy común cargar con asuntos que no nos pertenecen porque pensamos que así somos mejores personas…

Nuestro trabajo más importante es cuidar de nosotros mismos. Cuando nos encargamos de aquello que no nos pertenece nuestro cuerpo nos enviará señales a través de malestares y dolores que no deberíamos ignorar. Una persona sana es aquella que se cuida y que aligera su «carga» siempre que lo necesita.


  • 0

¿Qué es el Chi Kung?

La cultura y filosofía oriental está cada vez mas presente en el mundo occidental. Todo este conocimiento nos ofrece una fuente de sabiduría y bienestar. El Chi Kung, como otras técnicas de este tipo, utiliza y optimiza la energía del cuerpo humano de la misma manera que la Medicina Tradicional China.

Origen del Chi Kung

Según diferentes investigaciones se estima que el Chi Kung, o Qi Gong, existe como concepto desde hace 5000 años. No obstante, no existen pruebas documentales que lo puedan demostrar ya que por aquel entonces no existía la escritura. Las estimaciones se basan en una pintura hallada en una vasija del periodo Neolítico que se descubrió en Liuwan, al noroeste de China.

Unsplash/Thao Le Hoang

Unsplash/Thao Le Hoang

De la misma manera que otras técnicas de sanación, como por ejemplo el Reiki o el Tai chi, el Chi Kung trabaja con la energía vital. Estamos sanos cuando disponemos de abundante energía vital o Qi. Esta energía debe de circular sin estancarse o dispersarse. La enfermedad aparece cuando tenemos falta, exceso, dispersión o estancamiento de esta energía.

¿Cómo es la práctica?

En esencia el Chi Kung trata de sincronizar de manera armónica el cuerpo, la mente y la respiración. Estos tres centros vitales son conocidos como los tres tesoros. Debido a ello es imprescindible aprender a relajar primero la mente,  luego la respiración y, por último, el cuerpo. De esta manera se produce la apertura de los meridianos por los que circula la energía, permitiendo que fluya adecuadamente.

Cómo hemos dicho, durante la práctica del Chi Kung se insiste en tener presente los tres tesoros: el chi (energía interna), el jing (esencia) y el shen (espíritu). Los tres deben de estar sanos y armónicos para conservar la salud y el bienestar. En China es fácil ver en los parques a numerosas personas practicando esta disciplina. De hecho, esta considerado una de las cinco ramas de la medicina y se práctica como terapia en los centros sanitarios.

Beneficios del Chi Kung

Al practicar esta técnica se combinan estiramientos con ejercicios de tensión y relajación. Podemos decir que se trata de un ejercicio aeróbico de moderada o baja intensidad. Gracias a ello se puede adaptar a todas las edades y a cualquier condición física. A través de los ejercicios se ejercita la flexibilidad de las articulaciones y se corrige la postura corporal. Además, el Chi Kung es capaz de llevar a sus practicantes a cierto estado meditativo y a conectar con su interior.

Podemos definir el Chi Kung como un baile energético. En esta danza armoniosa nos conectamos con esa parte íntima que se sabe una con el Universo. En ocasiones, los movimientos simulan ser un tigre, un dragón o una grulla. Tras una sesión notaremos que nuestra mente ha recuperado la calma y nuestro cuerpo el equilibrio y flexibilidad.

Una vez más, nos damos cuenta que en la sencillez de los movimientos podemos encontrar salud y el bienestar a la vez que disfrutamos de la vida y nos conectamos con los demás.

 


  • 0

Noesibabies, una forma pacífica de llegar al mundo

Aunque la forma de llegar al mundo siempre es la misma: un parto, no todos los partos son iguales. Escuchando los testimonios de las mujeres que han tenido hijos es posible escuchar muy diferentes formas de vivir y de afrontar este momento tan crucial en la vida del recién nacido y también de la madre. Los Noesibabies son aquellos niños que se han gestado, nacido y parido según la filosofía de la Noesiología. Vamos a ver de qué se trata.

La importancia de nuestros pensamientos

Nosotros no pensamos, es nuestra mente la que dirige esta actividad a su antojo. Habitualmente, la mente salta de un pensamiento a otro sin que tengamos ningún control sobre este proceso. Debido a ello, en nuestra vida aparecen emociones derivadas de todo ese flujo involuntario de incesante actividad mental. Estas emociones, a su vez, colorean nuestra realidad. No obstante, son pocas las personas que saben de la importancia del efecto de nuestros pensamientos en nuestra vida.

Unsplash/Matt Reiter

Unsplash/Matt Reiter

La Noesiterapia

La Noesiterapia es una técnica, creada y practicada por el doctor Ángel Escudero que se basa en la importancia de controlar nuestro proceso de pensamiento. Según explica el doctor Escudero: «cuando usamos nuestro pensamiento de manera negativa estamos desequilibrando nuestro cuerpo y creando enfermedad». El pensamiento negativo genera un proceso denominado Respuesta Biológica Negativa (RBN). En estado se produce un predominio del sistema nervioso simpático y siempre está asociado a situaciones en las que el estrés está presente. Por el contrario, el pensamiento positivo pone en marcha la Respuesta Biológica Positiva (RBP). En este último a diferencia del RBN el bienestar y la salud serán los protagonistas.

¿Qué son los Noesibabies?

Los bebés denominados Noesibabies son niños que llegan al mundo en condiciones muy diferentes al resto. Desde su gestación sus madres han sido entrenadas a vivir de acuerdo a las técnicas que enseña el doctor Escudero. Como ya hemos dicho, la habilidad para dirigir nuestro pensamiento es la llave para tener una buena vida. La Noesología enseña a programar nuestro organismo como si de un ordenador se tratara para, de esta forma, obtener aquello que deseamos en nuestra vida.

Unsplash/Engin_Akyurt

Unsplash/Engin_Akyurt

Durante el embarazo la mujer está en continua comunicación con su hijo. Toda su actividad mental afectará al niño que está en su vientre por medio de las hormonas que sus pensamientos segregan. Esta técnica sirve para dirigir esos pensamientos y para programar todo el proceso de embarazo, parto y crianza de forma positiva. Gracias a la preparación que se lleva a cabo, las madres tienen partos más conscientes y armónicos y los bebés son más equilibrados.

Los Noesibabies comienzan su vida sin miedo y ese principio marcará una vida más pacífica y libre. Aquí os dejamos un parto de estas características.