El Reiki en los niños

  • 0

El Reiki en los niños

El Reiki es una herramienta de sanación que ofrece numerosos beneficios. Normalmente, se cree que es una terapia para adultos y, es posible, que muchas personas no lo relacionen con el mundo infantil. Quizá pensemos que existe un límite de edad para recibir el Reiki o que en los más pequeños podría tener efectos adversos. Sin embargo, esto no es así. De hecho, los niños ya conocen el Reiki de manera intuitiva porque siempre que les duele algo llevan su mano. o la de sus padres, a la zona afectada. Por lo tanto, el Reiki puede ser recibido por cualquier persona de cualquier edad. Aquí te lo vamos a explicar.

¿Desde cuándo?

Los beneficios del Reiki en los niños se pueden observar incluso cuando están en el vientre materno. El Reiki los nutre y fomenta su energía luminosa. Además de esto, esta estupenda herramienta, favorece una comunicación más clara y constante con la madre.

La inocencia que los niños aún conservan es la encargada de que puedan recibir la energía del Reiki de manera fluida. A diferencia de los adultos, los niños están libres de prejuicios y bloqueos que impiden que la energía circule fácilmente. Además, pocos son los niños que no lo reciben con agrado y que disfrutan de esta herramienta. Es muy llamativo el hecho de que parece que, de manera intuitiva, colaboran y se relajan sabiendo que después se sentirán mejor. En algunos casos, los niños que ya pueden hablar, durante la sesión son capaces de compartir con el terapeuta miedos profundos que quizá de otra manera no aparecerían.

La única diferencia que tiene una sesión de Reiki en los niños es la duración. Con quince o treinta minutos suele ser suficiente. De hecho, son ellos quien normalmente marcan la duración ya que cuando no necesitan más comienzan a sentir que quieren levantarse. En algunos casos se puede hacer una sesión compartida con uno de los progenitores para facilitar la labor al terapeuta.

Unsplash/Khoa Pham

Beneficios del Reiki en niños

Ante todo, el Reiki es una estupenda herramienta para educar a los niños en emociones. Las iniciaciones les ayudan a sentir seguridad, confianza y alegría. La práctica del Reiki ayuda a los niños a tomar conciencia de que es más fácil aprender apoyándose en los aciertos que en los errores.

De la misma manera, el Reiki les ayuda a mejorar en sus estudios, en su voluntad y en su memoria. Así mismo, fortalece las relaciones con los demás ya que favorece la intuición que tanto ayuda a entender el mundo que nos rodea.

Unsplash/Lina Trochez

De manera general, podemos afirmar que el Reiki gustará a todos los niños y les ayudará a conocerse mejor. La relación que se da entre el terapeuta y el niño es extremadamente gratificante y se magnifica si son los padres quien se lo transmiten al niño.


Leave a Reply