Masaje Metamórfico

El masaje metamorfico es una tecnica que considera que el hombre esta en continua transformacion, que la concepcion es el punto de partida de su recorrido y que durante el embarazo se establecen los patrones que van a condicionarlo. Es en nuestra estructura corporal donde trabajamos en esas zonas: en los pies, en las manos, en la cabeza, personalizando cada tratamiento a las necesidades de la persona.

Existen diferentes factores que nos influyen a lo largo del periodo de gestacion: la manera de ser de nuestros padres, el entorno, las circunstancias que rodean a la madre, la cultura del mundo en el que vivimos…

El masaje metamorfico incide con desapego y respeto sobre la fuerza vital que constituye nuestro propósito de vida, actua directamente sobre este periodo prenatal dejando fluir lo que realmente somos y transmutando la primera información que hizo que la enfermedad se desarrollara en nuestra vida adulta, ya sea en problemas a nivel emocional, mental o físico.

Recibiendo un masaje metamórfico adecuado el individuo recupera la energía y fuerza vital; los bloqueos se eliminan según las facultades de cada persona y se produce la autocuración.

El masaje metamórfico no pretende incidir sobre un síntoma o un problema físico concreto, sino que actúa sobre el conjunto energético del individuo consiguiendo un efecto equilibrante del sistema nervioso y a nivel emocional así como una profunda relajación física, por lo que puede emplearse como técnica de tratamiento único o como refuerzo o apoyo de otras terapias.

Aplicaciones del Masaje Metamórfico:

  • Masaje infantil: puede realizarse desde bebés y aplicando solo la técnica de los pies o bien formando parte del masaje diario del bebé. Los niños son muy sensibles a esta terapia, siendo sus efectos mucho más evidentes. En casos de hiperactividad se ha comprobado su eficacia.
  • Embarazo: resulta beneficioso durante todo el embarazo, procurando relajación y bienestar físico a la madre además de aliviar, prevenir el cansancio, piernas pesadas, edemas y, en relación con la terapia prenatal, como preventivo de la tensión o el estrés prenatal que pudiera transmitirse al bebé.
  • Estrés: se produce una liberación de las tensiones causantes del estrés y un grado profundo de relajación física y mental que hace de ésta técnica una Terapia Antiestrés de resultados excelentes, tanto a nivel preventivo como en el tratamiento del estrés.
  • Igualmente resulta de gran ayuda en casos de depresión, ansiedad y en aquellas situaciones en que la persona necesita restablecer su equilibrio emocional.