Leche dorada, un regalo para el cuerpo

  • 0

Leche dorada, un regalo para el cuerpo

La leche dorada o golden milk es una bebida ayurvédica muy interesante. Desde antiguo se sabe que un vaso de leche caliente es muy reconfortante. Pero si utilizamos leche vegetal, en lugar de leche de vaca, y le añadimos ciertas especias y un poco de cúrcuma, nos encontramos con una verdadera joya para salud. Si aún no la conoces, aquí te vamos a contar cómo nos beneficia esta bebida y también cómo prepararla fácilmente.

Origen de la leche dorada

Esta bebida, también denominada cúrcuma latte o golden milk, es originaria de India. Contiene cúrcuma que es un ingrediente muy apreciado en muchas medicinas ancestrales. Su nombre original es haldi ka doodh y es muy popular para tratar resfriados o dolores de garganta. A esto hay que añadirle su gran poder relajante ya que, tomada caliente antes de ir a dormir, favorece el sueño reparador.

Unsplash/
Tamanna Rumee

¿Qué contiene?

La leche dorada es una bebida hecha a base de leche vegetal y cúrcuma. Desde esta base se añadirán diferentes ingredientes que, de forma sinérgica, aumentan los beneficios que nos ofrece.

La cúrcuma es una poderosa especia procedente de una planta de la familia del jengibre. La medicina ayurvédica la considera como un antibiótico natural y se le atribuyen también propiedades para tratar problemas digestivos y hepáticos.

Pixabay/flockine

Beneficios de la leche dorada

Esta sencilla receta nos ofrece numerosos beneficios para la salud:

  • Es un antiinflamatorio natural. Es muy aconsejable para enfermedades que cursen con dolor en las articulaciones. También alivia el dolor muscular.
  • Tiene alto poder antioxidante. La curcumina, su principio activo, nos protege del daño celular.
  • Mejora el estado de ánimo. Aunque no hay demasiados estudios al respecto, parece ser que la curcumina reconforta y eleva el ánimo.
  • Protege el corazón. Se han observado también propiedades cardioprotectoras.
  • Regula el nivel de azúcar en sangre. La canela y el jengibre son excelentes para equilibrar la glucosa en nuestro organismo.
  • Mejora el insomnio. Si lo tomamos antes de ir a dormir nos ayuda a tener un sueño más profundo.
  • Aumenta el poder digestivo. Tomado después de las comidas favorece la digestión.
  • Previene catarros y gripes. Como hemos dicho, es un potente antibiótico natural.
  • Desintoxica el hígado. Las medicina natural utiliza la cúrcuma como aliada en los problemas hepáticos.

¿Cómo prepararla?

Esta sanísima bebida es muy fácil de preparar. Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

  1. Un vaso de leche vegetal (mejor que no contenga azúcar añadida)
  2. Una cucharada de pasta de cúrcuma
  3. Jengibre. Podemos utilizar un trocito fresco o una cucharadita molido.
  4. Media cucharada de canela en polvo o una ramita que descartaremos al terminar
  5. Un pellizco de pimienta negra que multiplica los beneficios de la cúrcuma
  6. Se puede endulzar con un poco de miel

Preparación:

Una vez mezclados todos los ingredientes los llevamos a ebullición. Lo dejamos hervir unos diez minutos a fuego lento hasta que veamos que va cogiendo una consistencia suave y un color muy amarillo. Lo pasamos por un colador fino y ¡A disfrutar!

A partir de esta receta base podemos darle un toque original añadiendo alguna especia como cardamomo o clavo, si nos gusta. Es cuestión de hacer uso de nuestra creatividad. Además de su delicioso sabor lo realmente importante son los numerosos beneficios que nos ofrece.