La glándula pineal, una gran desconocida

  • 0
Pineal 90

La glándula pineal, una gran desconocida

En el interior de nuestro cerebro, en el centro, encontramos una glándula del tamaño de una lenteja que tiene un papel muy importante. A pesar de el poco espacio que ocupa, se le ha dado tanta importancia como para denominarla el «asiento del alma». En algunos círculos también se relaciona esta estructura con nuestro «tercer ojo», responsable de una visión que va más allá de la capacidad de nuestros ojos. En esta ocasión vamos a contarte por qué esta glándula es tan importante.

El director de orquesta

La glándula pineal, o epífisis cerebral, desempeña un papel muy importante aunque poco conocido. De hecho, a día de hoy, no se conocen todas sus funciones. Se sabe que la mayoría de los vertebrados también la poseen y algunos reptiles y anfibios tienen una estructura parecida.

Pixabay/artesitalia

Pixabay/artesitalia

De la misma manera que todo el funcionamiento del cuerpo humano, estudiar las funciones de esta glándula resulta fascinante. Podríamos decir que su papel es el mismo que el de un director de orquesta. Se inspira gracias a luz del sol  y es la responsable de regular los ciclos y los ritmos circadianos. Por ejemplo. es quien decide cuándo aparece la madurez sexual en cada ser humano. También regula muchas de nuestras emociones.

Aunque no mide más de 8 milímetros recibe casi la misma cantidad de flujo sanguíneo que nuestros riñones. El término «pineal» procede de su forma de árbol. Tanto su tronco como sus ramas se solidifican en etapas bastante tempranas de la vida, mostrando cierta calcificación.

La melatonina

La melatonina es la hormona que se ocupa de facilitar nuestro descanso. Además de ayudarnos a dormir también fortalece el sistema inmunitario.  Y, por si fuera poco, se encarga de que nuestro cerebro no envejezca antes de tiempo.

La glándula pineal es la única glándula del cuerpo que se encarga de producir melatonina. Para esto es necesario que nos encontremos en la oscuridad ya que su producción se inhibe en presencia de la luz. Esta hormona también hace posible que disfrutemos de bienestar y gran energía. Sin embargo, por causas aún no bien conocidas, la glándula pineal pierde cierta funcionalidad ya en la adolescencia porque, a medida que nos hacemos mayores, tiende a calcificarse.

Cuida tu glándula pineal

La pérdida de función de esta glándula hace que nuestro sueño sea de peor calidad. Así mismo, nuestra capacidad creativa disminuye y tendemos a perder la natural conexión con nuestro centro. Sin embargo, con un poco de voluntad, podemos cuidar de esta glándula para seguir obteniendo los beneficios de su buen funcionamiento:

  • Intenta vivir de acuerdo a la naturaleza. El sol es imprescindible. Siempre que sea posible deberíamos pasear recibiendo los rayos solares. Es importante evitar las horas centrales en épocas de calor.
  • Evita luces de móviles, televisiones y ordenadores, en la medida de lo posible. Este tipo de luz resulta muy dañina para la glándula pineal.
  • Necesitamos dormir en plena oscuridad. Además de esto, cualquier aparato electrónico debería de estar apagado o muy lejos de nuestra cama.
  • Evita el exceso de flúor. En algunos países se añade flúor al agua de consumo público. Se ha observado que un exceso de este elemento calcifica en exceso la glándula pineal.
  • Practica yoga y visualizaciones. Diferentes estudios han demostrado que la práctica regular del yoga es muy beneficioso para el cerebro en general.

Como habrás visto es muy fácil cuidar esta pequeña parte de nuestro cuerpo y los beneficios que nos aporta ese cuidado numerosos.


  • 0
Pixabay/congerdesign

Los mejores secretos para dormir bien

¿Quién no nota la diferencia entre una noche en vela y una noche de profundo descanso? Todos sabemos lo importante que es dormir bien. Aún así, muchas veces sin darnos cuenta, nos cuesta muy poco robarle horas a nuestro tiempo de descanso. Además de eso, el estilo de vida actual es, a menudo el responsable del insomnio que sufren muchas personas. En este artículo te vamos a revelar algunos secretos que te ayudarán a dormir mejor.

Dormir es muy importante

En nuestra sociedad, cada vez se le da menos importancia al descanso. Son muchas las personas que aunque tengan que madrugar alargan sus veladas con amigos o delante de la televisión. Es muy probable que estas personas desconozcan que, simplemente, con pasar tres días durmiendo cuatro horas o menos, muchas de las células de su cerebro morirán. Esa falta de horas de sueño incapacita al encéfalo para llevar a cabo sus labores de limpieza de proteínas, poniendo en riesgo nuestra salud.

Unsplash/Alexandra Gom

Unsplash/Alexandra Gom

La falta de sueño disminuye nuestro rendimiento a todos los niveles. La memoria, la concentración y la atención se verán afectadas también. Si no dormimos bien nuestro cuerpo tenderá a la torpeza y, en general, cometeremos más cantidad de errores en diferentes situaciones.

¿Qué mejora nuestro sueño?

Si queremos que nuestro sueño sea de calidad, hay ciertas cosas que nos pueden ayudar a ello:

Alimentos a evitar antes de dormir

Los expertos aconsejan cenar al menos dos horas antes de ir a la cama. No obstante, esa medida es tan importante como pensar en qué vamos a cenar para dormir bien. Hay ciertos alimentos que nunca tendríamos que tomar por la noche. Por supuesto cualquier excitante como el café, el té o el chocolate nunca deberían estar presentes en nuestra cena. El alcohol tampoco es un buen compañero para ir a la cama ya que, en un principio, da sueño pero después lo dificulta. Tampoco son recomendables las comidas muy especiadas o picantes o los cereales azucarados.

Unsplash/Sana Suvarna

Unsplash/Sana Suvarna

Alimentos que nos ayudan a dormir

Los mejores alimentos para que nos vayamos a descansar relajados son, sin lugar a dudas, los cereales integrales. Es muy importante que sean integrales porque de esta manera el suministro de glucosa será uniforme facilitando el descanso. Una crema de avena o de arroz por la noche nos asegura una noche de buen dormir. Así mismo, los alimentos ricos en triptófano también nos servirán de ayuda. La avena y las semillas de sésamo contienen cantidades muy interesantes de este aminoácido.

Pequeños trucos adicionales

Además de lo que te explicamos más arriba, existen algunos trucos que también te pueden ayudar:

  • El magnesio es un mineral directamente implicado en la calidad del sueño. Si tienes insomnio consulta a tu médico la posibilidad de tomar algún suplemento.
  • Intenta no practicar deportes a última hora de la tarde ya que a algunas personas les dificulta la facilidad para conciliar el sueño.
  • Un rato de meditación es una buena medida para las personas que tienen problemas para dormir.
  • En el dormitorio no debería entrar ningún tipo de aparato electrónico a no ser que estén apagados. Además de las interferencias electromagnéticas nos mantienen la atención fuera de nosotros mismos.
  • Procura establecer una pequeña rutina antes de dormir: luz tenue, ambiente tranquilo y algún libro fácil y sencillo. A esto le puedes añadir dos o tres respiraciones profundas.
  • Si queremos facilitar el descanso es muy buena idea ir a dormir todos los días a la misma hora.

Un buen descanso nocturno nos ayudará a llevar una vida más saludable y equilibrada en todos los sentidos. ¡Merece la pena devolver al hecho de dormir el lugar que merece!