Dieta detox: qué es y para qué sirve

  • 0

Dieta detox: qué es y para qué sirve

El término detox se ha popularizado en los últimos años. Los alimentos que llegan a nuestra mesa han sido tratados con elementos químicos que nos perjudican. Por este motivo, es muy importante limpiar nuestro organismo para gozar de una buena salud. Una dieta detox, llevada a cabo durante cierto tiempo, es una de las mejores maneras de lograr esta limpieza.

¿A qué llamamos dieta detox?

En los países occidentales tendemos a consumir un exceso de alimentos procesados. La comodidad y la velocidad son las grandes promotoras de todo tipo de dietas desnaturalizadas. Este tipo de alimentación deja una buena cantidad desechos en el organismo que nos pueden llevar a enfermar.

La palabra detox es la abreviatura que se utiliza para «desintoxicación». Este tipo de dieta está basada en un tipo de alimentación que sirva para que el propio organismo lleve a cabo una limpieza. ¿De qué limpieza hablamos?

Las dietas desnaturalizadas y el estrés son dos de los grandes responsables de muchas patologías. En general, son muchas las personas que ingieren, a través de la dieta, muchas toxinas sin saberlo. Las dietas ricas en grasas de origen animal, la comida rápida, el aire de las grandes ciudades y el consumo masivo de medicamentos nos intoxican poco a poco. Este acúmulo de toxinas van deteriorando nuestra salud a lo largo del tiempo.

¿Beneficios de la dieta detox?

La limpieza interna mediante una dieta de este tipo nos ofrece los siguientes beneficios:

  • Ayuda a perder exceso de peso
  • Limpia la piel y sus impurezas
  • Oxigena el cerebro
  • Regula el tránsito intestinal
  • Mejora la calidad del sueño

En general, una buena desintoxicación ayuda a «resetear» el organismo.

Pixaba/Silviarita

El ayuno como complemento

El ayuno intermitente puede ser una buena forma de complementar la dieta detox. Cuando ayunamos, nuestro organismo aprovecha para limpiar y reparar a fondo. Por lo tanto, si queremos apoyar, el proceso de desintoxicación podríamos introducir algún periodo de ayuno intermitente.

Pixabay/congerdesign

Algo, muy importante a tener en cuenta, es que las dietas detox solo deberían de llevarse a cabo de manera puntual. Mantener una alimentación de este tipo durante mucho tiempo no es sano. Después de una buena limpieza solo hace falta mantener una dieta lo más natural posible para conseguir una salud perfecta.


  • 0

Reduce el estrés a través de la alimentación

Nos ha tocado vivir en un momento de la historia en el que el estrés es continuo compañero. Debido a su presencia y a su prolongación en el tiempo muchas personas están viendo alterada su salud y su bienestar. Los estados de ansiedad y angustia que el estrés genera influyen en todas las funciones que nuestro cuerpo lleva a cabo. En ciertos momentos, cuando sentimos ansiedad o angustia, intentamos aliviar estás desagradables emociones comiendo más de la cuenta y tomando alimentos poco saludables.

El efecto «calmante» que nos ofrece la comida en un momento determinado suele ser pasajero. Si no estamos centrados, es muy fácil que no nos fijemos en la calidad de aquello que comemos. La comida basura suele ser lo que más consumimos en los momentos más bajos: alimentos ricos en grasas de baja calidad o muy azucarados nos alivian momentáneamente pero, a la larga, nos perjudican muchísimo.

Pixabay/Couleur

Pixabay/Couleur

Vitaminas y minerales

La salud de todo nuestro organismo está íntimamente relacionada con las vitaminas y minerales que contiene nuestra dieta. La mejor fuente de ambas son las frutas y verduras frescas, los cereales integrales y los frutos secos. Solamente en casos de carencia severa y, siempre aconsejados por un profesional, serán necesarios los suplementos.

Las vitaminas del grupo B son imprescindibles para que nuestro sistema nervioso funcione adecuadamente. Los cereales integrales, las legumbres, el huevo y la levadura de cerveza son muy ricos en este grupo de vitaminas. Otro elemento que nos puede ayudar a sentirnos mejor en momentos de estrés es el triptófano. Este aminoácido está implicado en la fabricación de la serotonina, y esta, en nuestra sensación de felicidad. Lo encontramos en la carne de pavo y pollo, la leche, los frutos secos, el plátano y el aguacate.

Dentro de los minerales, el magnesio es el gran aliado frente al estrés. Entre otras cosas, es muy necesario para la relajación muscular y el bienestar general. En momentos de mucha tensión, nuestro organismo incrementa en gran medida las necesidades de este mineral. Encontramos magnesio en gran cantidad en los cereales integrales, los frutos secos y las verduras de hoja verde.

Pixabay/congerdesign

Pixabay/congerdesign

¿Qué alimentos evitaremos en épocas de estrés?

Como medida saludable, siempre es bueno evitar alimentos que contengan mucha azúcar, mucha sal, grasas de dudosa calidad, aditivos y cafeína o excitantes. Por supuesto, en momentos de mucho estrés, habría que descartarlos por completo.

Todos estos alimentos, sobre todo el azúcar y los excitantes, nos dan una sensación inmediata de alivio. Sin embargo, poco tiempo después de haberlos tomado nuestra energía baja de forma rápida y el estrés y la ansiedad volverán aún con más fuerza.

Con buenos hábitos nutricionales y una vida más consciente los momentos de más agitación en nuestra vida serán vividos de una forma más tranquila y armoniosa.