Cantar y bailar, dos actividades que nos conectan con el alma

  • 0
cantar y bailar conectan con el alma

Cantar y bailar, dos actividades que nos conectan con el alma

Cada día desplegamos muchas y diferentes actividades. Dependiendo de aquello que hacemos en cada momento vamos creando nuestra realidad y nuestros sentimientos. En un mundo caracterizado por las obligaciones queda poco tiempo para el esparcimiento. Sin embargo, dentro de la vorágine de los quehaceres diarios podemos hacer huecos a aquellas cosas que nos ayudan a relajarnos y a disfrutar de la vida. Cantar y bailar son cosas sencillas de llevar a cabo que nos hacen subir de vibración en muy poco tiempo.

Adiós al ridículo

Desde que somos niños, recibimos creencias de los adultos, que conforman nuestra personalidad y nuestra manera de ver el mundo. Una de esas creencias es que si no hacemos algo «muy bien» es mejor que no lo hagamos. Por supuesto, vivir con esta opinión prestada nos hará emprender poco o nada…

Pixabay/qgadrian

Pixabay/qgadrian

Si olvidamos lo que significa cantar o bailar bien y entendemos que dichas actividades son, simplemente, una forma de darnos placer, quizá podamos practicarlas sin ir más allá que el mero gozo de hacerlo. Probablemente, muchas personas nunca se hayan planteado que el hecho de cantar o bailar un rato cada día puede mejorar su salud mental y física. Lo contrario, también es cierto. Una vida vivida sin alegría casi siempre nos lleva a carecer de bienestar.

Calidad de vida

¿Te has parado a pensar alguna vez qué es para ti tener calidad de vida? La sociedad en la que vivimos nos hace creer que obtenemos esa calidad si tenemos mucho de todo. Además, para poder alcanzar todo eso, debemos pasar muchas horas de cada día trabajando para poderlas pagar. Pero… ¿realmente es eso lo que nuestra alma anhela?

¿Has observado alguna vez la alegría de vivir que despliegan los animales que viven libres en la naturaleza? ¡¡Eso si que es calidad de vida!! Por ejemplo, los pájaros: comienzan el día cantando como signo del gozo que sienten al ver los primeros rayos de luz; y después, organizan su jornada entre pequeños espacios de búsqueda de alimento y diferentes momentos de danza, juego y canto; cuando el día se acaba vuelven a cantar con todas sus fuerzas hasta que se agota la última gota de luz… ¡Eso es vivir! ¿Por qué no aprender de estas libres criaturas entonces y llevar el baile y el canto a nuestras vidas, aunque solo sea a ratitos?

Beneficios de cantar y bailar

Aunque a los pájaros no hace falta decirles los beneficios de la vida que llevan, a los humanos si. Desde que nacemos ya tenemos una tendencia natural favorable hacía la música. Dicha tendencia la ha estudiado en profundidad el psicólogo húngaro István Winkler: «todos nacemos con sentido del ritmo». Esto nos lleva a entender que nuestro cuerpo necesita moverse al ritmo de la música. En todas las culturas cantar y bailar son actividades que unen y alegran a las personas. Por todo ello, cuando cantamos o bailamos, nuestro cuerpo obtiene los siguientes beneficios:

  • Mejora el estado de ánimo, de la misma manera que cualquier ejercicio físico
  • Nos ayuda a liberarnos de las emociones negativas
  • Disminuye los niveles de cortisol en sangre
  • Fomenta la atención y la memoria
  • Nos empuja a mejorar la creatividad y la espontaneidad
Unsplash/Drew Colins

Unsplash/Drew Colins

Cosas tan sencillas como cantar o bailar pueden ayudarnos a mirar la vida desde otro punto de vista y a mejorar nuestra salud y la de las personas que nos rodean.


  • 0

La terapia Cráneo-Sacral para niños

Category : Terapias

La terapia Cráneo-Sacral, de la que ya hablamos en nuestro anterior artículo, es una técnica que, debido a su suavidad y sutileza, está muy indicada para los niños y bebés desde el momento de su nacimiento. Está basada en delicadas manipulaciones que estimulan los recursos internos de curación del organismo del niño. A través de estas maniobras, se pueden solucionar una amplia gama de trastornos de manera fácil y agradable.

Fundamentos  de  la terapia Cráneo-Sacral

Esta técnica se fundamenta en que, una de las principales manifestaciones de salud, es que el latido cefalorraquideo sea el adecuado. Si este pulso es correcto, el sistema nervioso y el resto de órganos y sistemas del cuerpo funcionarán a la perfección. En una sesión de terapia Cráneo-Sacral se llevan a cabo suaves manipulaciones sobre la cabeza, el cuello y la columna. Dichas maniobras procuran equilibrar el ritmo de dicho pulso, si es que estuviera alterado. Gracias a ello, el organismo recupera la salud.

terapia Cráneo-Sacral

Como se desarrolla una sesión con un bebé o un niño

Es muy importante que nos dirijamos siempre a un osteópata experimentado. Los padres estarán con el niño durante toda la sesión. Normalmente, los bebés suelen estar en brazos de su madre, a veces tomando el pecho, mientras se les aplica esta técnica. Los niños más mayores se pueden tumbar en la camilla o también en una alfombra. En ningún momento se fuerza al niño a hacer nada que no quiera. Gracias al juego y al diálogo, el experto tendrá que ir ganando su simpatía hasta que el niño se relaje y se le pueda practicar la sesión.

Cada sesión dura aproximadamente una hora. Las manos del practicante se detendrán en la columna y en el cráneo del niño. Los movimientos son siempre muy suaves. Gracias a la maleabilidad de los huesos de los niños hasta los diez años, la rehabilitación es más fácil que en los adultos. En muy pocas sesiones se pueden apreciar grandes avances.

Además, del trabajo del osteópata, los padres tendrán que seguir la evolución del niño en casa. En determinados casos. también ellos tendrán que hacer fuera de la consulta las manipulaciones que el experto les haya indicado.

Los beneficios de la terapia Cráneo-Sacral en niños

En muchos casos, tras el parto y debido a las contracciones y la resistencia que ofrece la pelvis materna, el bebé puede presentar tensiones que grabará en su memoria celular, pudiendo manifestarse muchos años después.

Esta técnica es muy beneficiosa cuando en el parto han sido necesarios fórceps, ventosas o en nacimientos de nalgas o con vuelta de cordón. Así mismo, los bebés nacidos mediante cesárea se beneficiarán mucho de algunas sesiones de esta técnica

Para los bebés que padecen cólicos, estreñimiento, irritabilidad, regurgitación, luxación de alguna extremidad, asimetrías craneales o problemas de succión, esta técnica es de gran ayuda.

Así mismo, en algunos niños, los problemas que puedan haber existido durante el embarazo o el parto pueden aparecer en edad escolar. La terapia Cráneo-Sacral es muy efectiva en casos de hiperactividad, déficit de atención, dislexia o problemas de lectoescritura.

Fuente: Pixabay/skimpton007

Esta herramienta curativa puede ser combinada con otras técnicas curativas como, por ejemplo, las Flores de Bach. Así mismo, también se puede aplicar de manera preventiva para resolver situaciones que en la actualidad puedan estar marcando el futuro del niño. De hecho, los tratamientos tienen mayor efectividad si se efectúan en las primeras semanas de vida. En cualquier caso, merece la pena probarlo ya que es una de las técnicas más suaves, globales y respetuosas que existen.


× ¿Cómo puedo ayudarte?