La glándula pineal, una gran desconocida

  • 0

La glándula pineal, una gran desconocida

En el interior de nuestro cerebro, en el centro, encontramos una glándula del tamaño de una lenteja que tiene un papel muy importante. A pesar de el poco espacio que ocupa, se le ha dado tanta importancia como para denominarla el «asiento del alma». En algunos círculos también se relaciona esta estructura con nuestro «tercer ojo», responsable de una visión que va más allá de la capacidad de nuestros ojos. En esta ocasión vamos a contarte por qué esta glándula es tan importante.

El director de orquesta

La glándula pineal, o epífisis cerebral, desempeña un papel muy importante aunque poco conocido. De hecho, a día de hoy, no se conocen todas sus funciones. Se sabe que la mayoría de los vertebrados también la poseen y algunos reptiles y anfibios tienen una estructura parecida.

Pixabay/artesitalia

Pixabay/artesitalia

De la misma manera que todo el funcionamiento del cuerpo humano, estudiar las funciones de esta glándula resulta fascinante. Podríamos decir que su papel es el mismo que el de un director de orquesta. Se inspira gracias a luz del sol  y es la responsable de regular los ciclos y los ritmos circadianos. Por ejemplo. es quien decide cuándo aparece la madurez sexual en cada ser humano. También regula muchas de nuestras emociones.

Aunque no mide más de 8 milímetros recibe casi la misma cantidad de flujo sanguíneo que nuestros riñones. El término «pineal» procede de su forma de árbol. Tanto su tronco como sus ramas se solidifican en etapas bastante tempranas de la vida, mostrando cierta calcificación.

La melatonina

La melatonina es la hormona que se ocupa de facilitar nuestro descanso. Además de ayudarnos a dormir también fortalece el sistema inmunitario.  Y, por si fuera poco, se encarga de que nuestro cerebro no envejezca antes de tiempo.

La glándula pineal es la única glándula del cuerpo que se encarga de producir melatonina. Para esto es necesario que nos encontremos en la oscuridad ya que su producción se inhibe en presencia de la luz. Esta hormona también hace posible que disfrutemos de bienestar y gran energía. Sin embargo, por causas aún no bien conocidas, la glándula pineal pierde cierta funcionalidad ya en la adolescencia porque, a medida que nos hacemos mayores, tiende a calcificarse.

Cuida tu glándula pineal

La pérdida de función de esta glándula hace que nuestro sueño sea de peor calidad. Así mismo, nuestra capacidad creativa disminuye y tendemos a perder la natural conexión con nuestro centro. Sin embargo, con un poco de voluntad, podemos cuidar de esta glándula para seguir obteniendo los beneficios de su buen funcionamiento:

  • Intenta vivir de acuerdo a la naturaleza. El sol es imprescindible. Siempre que sea posible deberíamos pasear recibiendo los rayos solares. Es importante evitar las horas centrales en épocas de calor.
  • Evita luces de móviles, televisiones y ordenadores, en la medida de lo posible. Este tipo de luz resulta muy dañina para la glándula pineal.
  • Necesitamos dormir en plena oscuridad. Además de esto, cualquier aparato electrónico debería de estar apagado o muy lejos de nuestra cama.
  • Evita el exceso de flúor. En algunos países se añade flúor al agua de consumo público. Se ha observado que un exceso de este elemento calcifica en exceso la glándula pineal.
  • Practica yoga y visualizaciones. Diferentes estudios han demostrado que la práctica regular del yoga es muy beneficioso para el cerebro en general.

Como habrás visto es muy fácil cuidar esta pequeña parte de nuestro cuerpo y los beneficios que nos aporta ese cuidado numerosos.


  • 0

La menopausia entendida de otra forma

Para cualquier mujer occidental la palabra menopausia tiene connotaciones negativas. Además de los temidos síntomas físicos, estas mujeres entienden que al haber terminado su etapa reproductiva comienza el declive en sus vidas. Esta forma de interpretar esta etapa es solo producto del condicionamiento que nos ofrece la sociedad en la que vivimos. En otras culturas este momento en la vida de la mujer es entendido de manera totalmente diferente.

La costumbre de celebrar la vida

Si mantenemos apartada nuestra mente racional durante un rato podremos acceder a una visión más poética de la menopausia. Esta nueva mirada corresponde a la interpretación de la Medicina Tradicional China. Esta milenaria medicina celebra la vida de maneras que para nuestra cultura son impensables. De hecho, al conocer los nombres que le dan a estas diferentes etapas, nos ayudan a entender que todas ellas pueden ser una bendición.

  • Etapa menstrual: agua celestial
  • Embarazo: madurar un fruto
  • Post parto: mes dorado
  • Menopausia: segunda primavera
Fuente: Pixabay/jil111

Fuente: Pixabay/jil111

La reconciliación con la naturaleza

En nuestra cultura, sin casi darnos cuenta, hemos sido empujadas a hacer el papel de super mujeres. Este tipo de mujeres no tienen tiempo para poder sentir lo que pasa dentro de sus cuerpos en cada uno de los ciclos. Hay en cada mujer de nuestro mundo occidental una desconexión total de su propio cuerpo y  de su propio sentir. Necesitamos aprender a abrazar y a sentir cada uno de esos ciclos para reconciliarnos con nuestra parte femenina.

La segunda primavera: la menopausia

Según la sabiduría de la Medicina Tradicional China, la segunda primavera en la vida de las mujeres, se caracteriza por la renovación de energía y de oportunidades. Al cesar la menstruación o agua celestial, el cuerpo de la mujer aprovecha todas las substancias que ya no utilizará en la menstruación.

Esta etapa no es el comienzo de ningún tipo de dificultades. Es el camino que nos lleva a un periodo nuevo. Esta segunda primavera comenzará cuando nuestro cuerpo se estabilice y seamos capaces de adaptarnos a los cambios que han ocurrido. La acupuntura es la mejor opción para aminorar los síntomas que este proceso pueda presentar.

Reconvertir la energía

Para la mujer que sea capaz de vivir esta etapa como la primavera que dicen los chinos, este puede ser un momento de florecimiento personal. La energía que se ahorra al no tener la menstruación puede ser transformada para crear de diferentes maneras. Este es un momento muy propicio para explorar nuestro interior, para desarrollar la creatividad e incluso para vivir la sexualidad de manera diferente. Si somos capaces de cuestionar las creencias que la sociedad nos ha impuesto, podremos vivir esta etapa desde el poder personal y la tranquilidad de que todo es como debe de ser.

Fuente: Pixabay/Free-Photos

Fuente: Pixabay/Free-Photos

Aliados de nuestro bienestar

Para poder vivir este momento de la mejor manera posible las siguientes herramientas nos serán de gran ayuda:

  • Una alimentación equilibrada y sana será nuestra mejor aliada.
  • También nos ayudará aprender a respirar de manera correcta
  • Una cantidad modera de ejercicio, en especial el yoga o el taichí
  • Evitar sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol
  • Conectar con nuestras emociones y encontrar formas constructivas de expresarlas

La vida es un viaje fascinante digno del mayor disfrute. El paso de los años puede convertirse en nuestro mayor tesoro si lo vivimos conscientemente. Una vida vivida con consciencia es una vida feliz.

 

 


  • 0

Los beneficios de acudir a la naturaleza

Todos somos conscientes de que pasar tiempo en la naturaleza nos afecta positivamente. Cuando pasamos un día de campo, o simplemente unas horas, nuestro estado físico y emocional mejora notablemente.  Es muy habitual decir que «hemos cargado las pilas». Incluso parece que la comida sabe mejor que en casa. ¿Sabes por qué sucede esto? Aquí te lo vamos a contar.

La electricidad del aire

Ya en el año 1910, Albert Einstein pudo entender que las propiedades curativas del aire de la montaña de Davos tenían que ver con la electricidad del aire. Los iones positivos y negativos existen de forma natural en el aire que respiramos. Cuando la atmósfera está equilibrada, la proporción de estos iones es de uno positivo por uno negativo.

Fuente: Pixabay/Pexels

Fuente: Pixabay/Pexels

En las ciudades, debido a la contaminación los iones negativos son destruidos. Este efecto es reforzado por la presencia de aparatos eléctricos, ordenadores y televisores. Así mismo, la falta de ventilación natural agudiza este fenómeno. Aunque todos nos vemos afectados cuando hay un exceso de iones positivos, según el Dr. Félix Gad Sulman, una cuarta parte de la humanidad es extremadamente sensible a estas situaciones y sus sistemas respiratorios, nerviosos y hormonales sufren las consecuencias.

En la naturaleza los iones negativos predominan gracias a todas las herramientas que esta tiene a su disposición. Las descargas eléctricas de las tormentas, los rayos ultravioletas, las cataratas y cascadas, las olas de mar, los gases y las sustancias radioactivas, las plantas o la fricción producida por el fluyo del aire, son algunos de los elementos que ocasionan esta abundancia de iones negativos.

Beneficios de los iones negativos

Los iones negativos son beneficiosos para las diferentes dolencias del sistema respiratorio. Las personas que sufran bronquitis, sinusitis, alergias, etc se verán muy favorecidas en ambientes donde exista abundancia de iones negativos. Así mismo, cuando frecuentamos la naturaleza sentiremos que estamos más relajados, nuestra tensión arterial se equilibra, los niveles de ansiedad disminuyen y, en general, todas nuestras funciones físicas y psicológicas mejoran su funcionamiento.

Los sonidos de la Tierra

Además de la abundancia de los iones negativos, los paseos en la naturaleza también nos benefician de otra manera. Según la sonidista, especializada en Bioacústica, Eva Julián, los sonidos que emite la tierra y los seres vivos que en ella habitan son altamente terapeúticos. Eva Julián lleva trabajando e investigando en la incidencia del sonido en los seres vivos desde el año 1985.  Gracias a sus estudios y grabaciones ha podido ha podido comprobar que estos sonidos consiguen mantener el equilibrio vital de los seres vivos y reconducirlos a un estado de conciencia en armonía con la tierra y con el cosmos.

Su trabajo ha demostrado que nuestro equilibrio emocional, nuestra vitalidad y el mantenimiento de nuestro campo electromagnético necesitan «escuchar» los sonidos de la naturaleza para poder resonar de manera equilibrada con los cambios que en la tierra se produzcan.

Fuente: Pixabay/Seaq68

Fuente: Pixabay/Seaq68

Otra de los fenómenos interesantísimos que ha observado es que, aunque no seamos capaces de escucharlo, la naturaleza nos habla, en ocasiones a gritos en un afán de protegernos. Por ejemplo, la noche anterior al tsunami de Indonesia Eva Julián pudo grabar el gran aviso sonoro con el que la naturaleza estaba invitando a todos los seres de alrededor a despejar aquella zona. Podéis escucharlo aquí en los últimos dos minutos de esta conferencia, resulta realmente alucinante.

 

Como seres terrestres estamos conectados a la madre Tierra. No podemos olvidar nuestra necesidad de contacto con la naturaleza. Un paseo en silencio por un pasaje natural puede ser la mejor medicina.


  • 0

La Naturaleza guarda un orden inteligente

Llegamos al final en nuestro breve recorrido por la Nueva Medicina Germánica o medicina del Dr. Hamer. En nuestros últimos artículos hemos podido darnos cuenta de que es posible contemplar el concepto de enfermedad desde otro punto de vista. En este caso, y como broche final, veremos la quinta ley de Hamer o «Quintaesencia».

Esta quinta ley dice así: «Lo que conocemos como enfermedad debe de ser entendido como un Programa Especial de la Naturaleza que tiene Pleno Sentido Biológico (SBS). Este programa es creado para resolver un conflicto inesperado, que es considerado como una emergencia biológica, y sirve de ayuda para que el individuo sobreviva y también aquellos que conviven con él. El mencionado programa puede ser comprendido a través de la evolución de la vida».

La Naturaleza es inteligente

Esta ley pone de manifiesto la enorme importancia de la inteligencia suprema de la naturaleza. Podríamos decir que la quinta ley es una representación de todas las leyes de Hamer en una. Consigue, por si misma, dar la vuelta a todos los conceptos de la medicina tradicional.

Fuente: Pixabay/Miryams-Fotos

Fuente: Pixabay/Miryams-Fotos

En nuestra sociedad el término enfermedad está bastante mal interpretado. Cuando pensamos en la evolución creemos que se ha ido produciendo dentro de un marco competitivo.  Debido a estás forma de entender la realidad, interpretamos la enfermedad creyendo que hay bueno y malo y que los errores existen. Sin embargo, todos sabemos que la naturaleza tiene la capacidad de adaptarse a diferentes situaciones. Esta capacidad, aunque no seamos conscientes, siempre responde a un todo mayor, con un propósito global.

Si comprendemos la enfermedad como un proceso que nos abraza y nos apoya, nos acercaremos a una medicina más cercana al corazón. Esta sería una medicina que no considera que haya buenos o malos sino que todo tiene un sentido profundo. Así mismo, podríamos ver como la naturaleza despliega a cada instante su gran sabiduría.

Nuestros organismos se formaron hace millones de años

Cuando observamos la evolución y el origen embrionario de nuestros tejidos y órganos, podemos ver que cada área cerebral se programó hace millones de años con ciertas respuestas biológicas a distintos conflictos que pudieran poner en riesgo la supervivencia. Debido a ello, cada ser humano lleva en su interior antiguos programas que se activarán cuando sera necesario.  Estos programas, según el Dr. Hamer, no son considerados como enfermedades ya que esto implicaría desorden o mal funcionamiento del organismo, y se trata justo de todo lo contrario. De hecho, a la luz de los descubrimientos de Hamer, deberíamos descartar los términos maligno o benigno para sustituir a ambos por procesos apropiados.

En este tipo de medicina, el personal médico, debe de tener, además de un profundo conocimiento médico un gran conocimiento de la persona a nivel psicológico y emocional. Los médicos que no miran a los ojos a sus pacientes no podrían desarrollar este tipo de medicina.

Los errores no existen en la Naturaleza

Según las palabras del Dr. Hamer :”Todas las llamadas enfermedades tienen un significado biológico especial. Mientras tendíamos a considerar a la Madre Naturaleza como falible y teníamos la audacia de creer que ella comete errores constantemente y produce descomposturas (crecimientos cancerosos malignos, sin sentido, degenerativos, etc.) podemos ahora ver, mientras las vendas caen de nuestros ojos, que solo eran nuestra ignorancia y orgullo la única estupidez en nuestro cosmos.

Fuente: Unsplash/Vincent Van Zalinge

Fuente: Unsplash/Vincent Van Zalinge

Cegados, trajimos frente a nosotros esta medicina sin sentido, falta de alma y brutal. Llenos de asombro, podemos ahora entender por primera vez, que la Naturaleza tiene un orden (eso ya lo sabíamos), y que cada cosa que ocurre en la Naturaleza tiene un propósito en el marco del todo, y que los eventos que llamábamos enfermedades no son alteraciones sin sentido que tienen que ser reparadas por aprendices de hechicero. Podemos ver que nada carece de significado, nada es maligno ni está enfermo.”

Para tod@s aquellos que se sientan interesados por esta nueva forma de entender la enfermedad, el siguiente vídeo aporta toda la información ampliada.