Los nuevos niños ¿Son especiales?

  • 0

Los nuevos niños ¿Son especiales?

Dentro del mundo de la espiritualidad, hace muchos años, se viene hablando de las características de la nueva «oleada» de niños que nacen en nuestro planeta. Según diferentes teorías, estos niños son «especiales» y, muy probablemente, tienen una vibración más alta… Debido a ello, a estos niños les resulta más difícil aceptar las normas impuestas por nuestra manera de educarles. Pero…¿realmente los nuevos niños son niños diferentes? Vamos a hablar de ello en este artículo

Nacemos vírgenes

Cualquier alma que encarna en la Tierra aterriza como una página en blanco. Es muy posible que, en el reverso de dicha página, se encuentren ciertas memorias de otras vidas. No obstante, en la realidad recién estrenada empezamos desde cero.

Unsplash/Kiana Bosman

Por todo ello podemos decir que, de origen, todos llegamos con un aroma que recuerda a la Fuente a aquellos que nos reciben. De alguna manera podríamos decir que vibramos muy alto cuando empezamos nuestra andadura por la materia. Después, con el paso del tiempo, nuestro entorno se irá encargando de condicionar nuestra frescura con creencias y mandatos que nada tienen que ver con quién realmente Somos.

Una educación más libre

Los que se han venido a llamar niños índigo, niños cristal o niños arco iris, comparten ciertas características. En general son niños más libres, más espontáneos y con mayor claridad de su verdadera naturaleza. Normalmente, son más difíciles de educar según los patrones establecidos. Es por este motivo que, para el sistema educativo, son más problemáticos.

En el pasado, los niños eran educados de manera más rígida. Probablemente, la mayor permisividad de los padres más modernos influye en como se desarrollan los niños en la actualidad. Si, como ya hemos dicho, todos nacemos sintiendo el valor real que tenemos, no tendríamos porque perder ese sentimiento si no fuera porque nos obligan. Es por eso que, quizá, los niños criados de manera más libre conserven el recuerdo su verdadera valía.

Pixabay/sasint

Todos somos diferentes

Cada ser humano es diferente. Afortunadamente, en la creación existe una maravillosa variedad en todo ser vivo. Por este motivo, la agrupación de personas por sus características, suele conllevar ciertos problemas. Si hablamos de que los nuevos niños son tan diferentes y elevados ¿se quedan lo demás por debajo?

Todos los niños que nacen son maravillosos. Sus características físicas, mentales o emocionales no pueden situarlos por encima o por debajo de los demás. No existe tal concepto de arriba o abajo. Aquí estamos todos en el mismo nivel. De otra manera no podríamos apoyarnos de manera sincera. Por todo ello, es muy importante que dejemos las etiquetas a un lado y permitamos que nuestros hijos sean libres de manifestar su singularidad, sin la necesidad de que eso les lleve a entrar dentro de una categoría humana inventada.

Pixabay/trilemedia

Los nuevos niños son seres divinos viviendo una experiencia en la Tierra, de la misma manera que lo han sido todos los niños de la historia.