¿En qué consiste la dieta cetogénica?

  • 0

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

Si hablamos del bienestar y la buena salud, una de las cosas que más lo favorecen es la buena dieta. Dentro del mundo de la nutrición existen numerosos tipos de dietas. En nuestro blog ya hemos hablado de la dieta macrobiótica, vegana y vegetariana. En esa ocasión vamos a hacer un pequeño resumen de la dieta cetogénica ya que es un término muy de moda y, posiblemente, no todo el mundo sabe de qué se trata.

¿Qué es la dieta cetogénica?

De manera resumida, la dieta cetogénica se centra en la disminución o eliminación de hidratos de carbono. A su vez, esta dieta compensa dicha reducción con un incremento de la grasa en la dieta. Por supuesto, esta «desproporción» de nutrientes obliga a nuestro organismo a actuar de manera diferente a lo habitual. Podríamos decir que este tipo de dieta provoca que entren en acción los mismos mecanismos que actúan durante el ayuno.

Pixabay/zuzyusa

Pixabay/zuzyusa

Cuando nuestro cuerpo no recibe hidratos de carbono no puede obtener energía de la glucosa. En este caso, la naturaleza pone en marcha un mecanismo diferente llamado cetosis. Este proceso da lugar al aumento de los cuerpos cetónicos que se encargarán de suministrar la energía, sobre todo al corazón y al cerebro. La cetogénesis tiene lugar en las mitocondrías de las células del hígado. Entre otras cosas, la eliminación de los hidratos de carbono ocasiona una importante pérdida de peso.

¿Qué alimentos permite esta dieta?

Los pilares de la dieta cetogénica se encuentran en el consumo de los siguientes alimentos: frutos secos, semillas, queso y productos lácteos altos en grasa, verduras sin almidón, aceites y pequeñas cantidades de carne, pescado y huevos.

No están permitido ningún hidrato de carbono ni las verduras ricas en almidón. Por lo tanto se excluyen todos los cereales, los dulces, las patatas y boniatos, el maíz, los guisantes, las legumbres y la fruta. La cerveza no está incluida, el café y el té si se pueden tomar. En general, el consumo de alcohol se reduce al mínimo.

¿Qué beneficios tiene?

Existen algunos estudios que muestran que la dieta cetogénica modifica favorablemente la microbiota intestinal. Por este motivo podemos decir que mejora nuestro sistema inmune.

También se ha podido comprobar que reduce la inflamación general del organismo, con todos los beneficios que esto conlleva. Además de esto, se han obtenido muy buenos resultados en personas con epilepsia refractaria y en pacientes que están recibiendo quimioterapia. Aparte de todos estos beneficios, esta dieta esta indicada, sobre todo, para personas que necesiten perder peso.

En opinión de los expertos la dieta cetogénica debería de llevarse a cabo en momentos puntuales y, siempre, supervisada por un dietista. Además de esto, este tipo de alimentación deberían evitarla las personas con enfermedades renales o con diabetes y obesidad mórbida.


  • 0

¿Conoces la auriculoterapia?

Probablemente habrás visto alguna persona con unas pequeñas «tiritas» en su oído y te habrás preguntado para qué sirven. Si te apetece saber qué es la auriculoterapia y para qué es beneficiosa, aquí te vamos a hacer un breve resumen de esta técnica tan relacionada con la acupuntura.

¿Qué es la auriculoterapia?

Esta técnica de sanación tiene sus fundamentos en la filosofía taoísta que cree que el cuerpo humano está recorrido por diferentes canales de energía. Estos canales de energía son denominados meridianos. Seis de ellos son los meridianos yin o los otros seis son yang.

Pixabay/gantelya

Pixabay/gantelya

La auriculoterapia, basándose en los principios de la acupuntura, nos enseña que en nuestra oreja está representado todo nuestro cuerpo. Por este motivo, desde aquí se pueden tratar diferentes dolencias de forma refleja a través de micromasajes o pequeños parches que activen las dichas zonas. Debido a ciertos impulsos nerviosos, que van desde la oreja a la parte del cuerpo afectado, se aporta alivio al problema a tratar.

¿Dónde se encuentran sus orígenes?

El origen de esta técnica de sanación lo encontramos en la medicina tradicional china.  También en la Grecia clásica era utilizada, sobre todo, para tratar los problemas femeninos.

Fue en la década de los 50 cuando el  Dr. Paul Nogier de Lyon (1908-1996), observando a una curandera que cauterizaba una zona de la oreja para tratar la ciática, comenzó a imitar este comportamiento, obteniendo muy buenos resultados. Este trabajo fue posteriormente completado con los estudios del Dr. Jacques Niboyet quien creo una máquina que era capaz de encontrar los puntos de mayor energía en la oreja. El trabajo del doctor Niboyet le dio a la técnica un mayor carácter científico y fiable.

A partir de ese momento todos los estudios se centraron en crear mapas auriculares. Todos ellos relacionaban los puntos de la oreja con las diferentes partes del cuerpo. Así mismo, las distintas técnicas de estimulación se han ido mejorando con el tiempo. Existe la estimulación magnética, por ultrasonidos, químicas y hasta lumínicas.

Aplicaciones de la auriculoterapia

Esta técnica solo se desaconseja en los siguientes casos:

  • Mujeres embarazadas
  • Problemas en las orejas
  • Anemía
  • Hipertensión
  • Esquizofrenia
Pixabay/WaltiGohener

Pixabay/WaltiGoehner

Salvo estos casos, con la auriculoterapia podemos ayudar en la resolución de los siguientes problemas:

  • Ayuda en casos de sobrepeso y obesidad y también para disminuir el apetito
  • Evita la retención de líquidos
  • Combate los episodios de ansiedad
  • Irregularidad en los ciclos menstruales
  • Migrañas y dolores en general
  • Adicciones como el tabaquismo
  • Asma
  • Estreñimiento
  • Vértigo

Una vez más, esta herramienta de sanación no sustituye a ningún tipo de tratamiento médico de otras características sino que lo complementa.


  • 1

Tu cuerpo pide más agua

Nuestro organismo está formado por un 70% de agua. En realidad, somos más agua que otra cosa. Todas nuestras funciones están relacionadas de alguna manera con este elemento. No obstante, a pesar de su importancia, la hidratación correcta no es una prioridad para la mayoría de las personas. Según distintas investigaciones, muchas de las enfermedades actuales son síntomas de deshidratación. Vamos a ver por qué.

Un descubrimiento por casualidad

El Dr. F. Batmanghelidfue un médico iraní que, gracias a una casualidad, descubrió la capacidad curativa del agua. Estudió medicina en Inglaterra y al finalizar sus estudios regresó a su país de origen para ayudar en el desarrollo de una red de hospitales. En 1979 fue encarcelado durante la Revolución Islámica que dio lugar a la caída del útlimo Sha de Persia. A pesar de haber sido condenado a muerte, pudo salvar su vida gracias a su condición de médico. En aquel momento se le requirió para ocuparse de los enfermos que estaban en prisión. En tal circunstancia se dio la «casualidad» que originó la investigación que duraría durante el resto de su vida.

Dr.-F-Batmanghelidj

Durante el tiempo que estuvo atendiendo a estos enfermos se enfrentó a condiciones de todo tipo. En cierta ocasión, uno de los enfermos gritaba de forma desesperada por el dolor que le ocasionaba lo que claramente era una úlcera de estómago. Los medicamentos con los que contaba eran escasos y no hacía efecto ninguno. El Dr. Batmanghelidjen su desesperación, optó por darle un vaso de agua rogándole que siguiera bebiendo más agua cada cierto tiempo. Tras unas horas la mejoría se hizo cada vez más evidente ante la sorpresa de todos. Debido a ello, el doctor continuó suministrándole más agua hasta que el dolor desapareció por completo. Este fue el principio de un larga lista de casos de úlcera de estómago que sanaron de la misma manera.

La necesidad de agua de nuestro cuerpo

Cuando el Dr. Batmanghelidj fue liberado se dedicó en cuerpo y alma a investigar sobre la importancia de la hidratación en nuestro organismo. Según sus estudios,  los seres humanos hemos perdido nuestra capacidad para sentir sed. Debido a esto, muchas de las enfermedades de nuestros días están relacionadas con cierto grado de deshidratación que todos padecemos. A esto habría que añadirle que según envejecemos aún sentimos menos la necesidad de beber.

También debemos de tener en cuenta que la calidad de nuestro agua no es buena. El agua que bebemos carece de los minerales con los que contaba hace mucho tiempo cuando no era sometida a los tratamientos de potabilización actuales. Todo esto provoca una sed continua de nuestro organismo que impide que las funciones más básicas puedan llevarse a cabo con la eficacia necesaria.

¿Qué dolencias mejoran con el incremento de agua?

El Dr. Batmanghelidj comprobó que llevando a cabo una rehidratación sistemática, muchas de las enfermedades de sus pacientes desaparecian. Obtuvo estupendos resultados en casos de asma, dolores de cabeza, depresión, estrés y obesidad, entre otros.

Merece la pena leer el libro que contiene todos los estudios llevados a cabo por el Dr. Batmanghelidj, así como los testimonios de personas que encontraron solución a sus problemas siguiendo sus indicaciones. Son muchas lo casos de mejoría gracias a un procedimiento tan simple como incrementar, en cierta medida, la ingesta de agua. Tomando dos vasos de agua, con una pizca de sal marina sin refinar, media hora antes de cada comida mejorarán muchas de las funciones de nuestro organismo.

 

En resumen, algo tan sano como beber la cantidad de agua que necesitamos, puede ser una de nuestras herramientas más baratas y sanas para conservar un buen estado de salud.