¿Cómo modifica el cerebro la meditación?

  • 0

¿Cómo modifica el cerebro la meditación?

En los últimos años la meditación ha entrado con fuerza en el mundo occidental. Esta técnica tan conocida y practicada en culturas ancestrales nos aporta paz, bienestar y salud. Diferentes estudios, en distintas partes del mundo, han llegado a la misma conclusión: la meditación afecta nuestra salud física y modifica nuestro cerebro en gran medida. Aquí te lo vamos a contar.

La ciencia habla

En la actualidad, gracias a las técnicas de neuroimagen, los científicos han podido comprobar los increíbles efectos que la meditación tiene a nivel cerebral. Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que la meditación tiene la capacidad de cambiar físicamente el cerebro. Se ha observado que las personas que meditan fortalecen ciertas zonas en su cerebro relacionadas con la concentración, la memoria y el aprendizaje. Así mismo, sirve como potenciador de la creatividad, la empatía y el control de las emociones.

Pixabay/geralt

La materia gris

Diferentes estudios han podido comprobar que entre los meditadores asiduos se generaba un aumento de la densidad de la materia gris en el hipocampo. Esta zona cerebral está relacionada de forma directa con el aprendizaje y la memoria. De la misma manera, se observó que disminuía la densidad neuronal en la amígdala, la parte de nuestro cerebro que está implicada en emociones como el estrés, el miedo, la ansiedad y la tristeza.

Unsplash/David Matos

El cerebro tiene cierto grado de neuroplasticidad. Nuestra forma de vida, la alimentación y los retos a los que nos enfrentamos tienen mucha influencia a nivel cerebral. De ahí que las células nerviosas deban adaptarse activamente según vayan modificándose las condiciones a su alrededor.

La meditación

Al ejercitar de manera continua la atención meditativa cambiamos de forma significativa la constitución de nuestro cerebro. Sorprendentemente, no es necesario que esto suceda durante mucho tiempo. Según un estudio llevado a cabo en la Binghamton University, la forma del cerebro se puede modificar en tan solo ocho semanas. Esta modificación incluye el aumento de la materia gris. Por lo tanto, podemos afirmar que con unos cuantos minutos al día podemos cambiar nuestro cerebro y crear nuevas conexiones neuronales.

Así mismo, en los últimos años la Yale School of Medicine realizó estudios en los que se pudo comprobar que la meditación disminuye la actividad en los centros cerebrales que se relacionan con los pensamientos autoreferenciales. Debemos añadir también que, cuando meditamos o experimentamos profunda relajación, en nuestro cuerpo se liberan diferentes hormonas relacionadas con la felicidad y la alegría de vivir.

Unsplash/Erik Brolin

La meditación, o la atención plena, son herramientas fáciles y baratas que nos apoyan en la consecución de una vida más plena y saludable.


  • 0

¿Qué beneficios nos aportan las setas?

Las setas se utilizan desde tiempos inmemoriales en la tradición culinaria de muchos países. Además de su exquisito y singular sabor nos ofrecen numerosas propiedades beneficiosas para la salud. De entrada diremos que tienen un alto contenido de proteínas y minerales, son ricas en fibra y también bajas en grasa. Las podemos considerar como un alimento muy apropiado para la mayoría de las personas. Aquí te vamos a hablar un poco más de estos estupendos regalos que nos ofrece la naturaleza.

¿Vegetales o animales?

Las setas tienen su origen en el crecimiento de determinados hongos. Es por eso que no podemos clasificarlas ni en el reino animal ni en el vegetal sino en el reino fungi. Esto es debido a que los hongos son organismos eucariotas que se clasifican en su propio reino. Son diferentes de las plantas por no tener clorofila y, por lo tanto, no pueden producir su propio alimento. Su forma de adquirir nutrientes es por absorción al liberar enzimas digestivas en el medio ambiente que sirve de ayuda en el proceso.

Precauciones con las setas

Existen numerosos tipos de setas, tantos que incluso algunos de ellos son tóxicos. Por este motivo, si las recogemos por nuestra cuenta debemos de ser muy cuidadosos. Probablemente, una de las variedades más conocidas sean los champiñones. Esta es la opción más versátil y económica con la que proporcionar muchos nutrientes a diferentes platos como ensaladas, guisos, pizzas, tortillas, etc.

Si no somos expertos en setas lo mejor es obtenerlas en mercados regulados en los que podamos ver su identificación y envasado. De la misma manera es importante que no estén pegajosas, arrugadas o manchadas. Las más habituales, además de los champiñones, son los níscalos, las setas de cardo, los boletus edulis, el hongo shiitake, los rebozuelos y las angulas de monte entre otros.

Pixabay/RitaE

Beneficios de las setas

Como ya hemos dicho las setas son muy apreciadas en diferentes tradiciones. La macrobiótica las tiene muy en cuenta pero nos recomienda cocinarlas muy bien ya que tienen una energía fría y una larga cocción nos ayuda a digerirlas mejor. Si incluimos setas en nuestra dieta obtendremos los siguientes beneficios:

  • Apoyan las dietas de adelgazamiento ya que tienen un gran poder saciante y son muy bajas en calorías.
  • Son un estupendo alimento para la microbiota ya que aportan una buena cantidad de fibra insoluble.
  • Contienen antioxidantes.
  • Aportan a la dieta una gran cantidad de vitaminas, minerales y proteínas
  • Se pueden utilizar como sustituto de la carne en dietas veganas o vegetarianas.
Unsplash/Mae Mu

En definitiva, las setas son una buena manera de poner salud en nuestra mesa. Una dieta variada y natural es la mejor manera de cuidar de nosotros mismos.


  • 0

El Amor cura

Las pequeñas acciones que llevamos a cabo cada día pueden tener un gran impacto en la vida de otros seres humanos aunque no lo sepamos. Sin darnos cuenta, en muchas ocasiones, ayudamos a que las personas sean más libres. Esta libertad que les propiciamos tiene que ver con que esas personas puedan decidir tener un presente y un futuro que no esté determinado por su pasado. La fuerza del amor es tan potente que, cuando acogemos y valoramos a otras personas, podemos disipar la tristeza que se encuentra anclada en muchos corazones.

La ciencia confirma

Desde hace tiempo la medicina ha demostrado que el amor cura. De la misma manera, la falta de amor tiene la capacidad de enfermar. Se ha estudiado que las emociones toxicas como la desesperanza, la impotencia o la soledad afectan negativamente a la salud . También se ha observado que el 60 y 90 por ciento de las consultas médicas de atención primaria están relacionadas con alguna de dichas emociones.

¿Cómo es posible que el estado emocional tenga tanto impacto en la salud? Hace ya 2500 años los griegos ya lo sabían, por eso Hipócrates dijo «Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros son las que realmente curan las enfermedades».

Unsplahs/Artem Maltsev

Según dijo la famosa bióloga Lynn Margulis :«gran parte de las células inmunitarias se alteran por el estado emocional de una persona». En medicina se sabe que, cuando una persona sufre un infarto, solo con tener una persona al lado que genere un encuentro de apoyo y cariño, se reduce la producción de citoquinas inflamatorias y se produce una más rápida recuperación. Podríamos decir que el amor cura desde el punto de vista físico, no solo anímico.

El amor genera cambios reales en el cuerpo

Cuando tú quieres a una persona se libera oxitocina en ambas personas. Y es más, también las personas que observan un acto de amor o amabilidad liberan oxitocina. Si vamos más allá, podemos afirmar que, incluso con una visualización que infunda apoyo y cariño, se producen cambios reales en el cuerpo humano. Si una persona imagina que ama a otras se producen cambios fisiológicos reales en todo su cuerpo.

Existen tres tipos de amor. Eros, amor romántico. Philia, amor a los hijos. Agape, el amor como elección. Este último tipo de amor está basado en querer a la gente como expresión de valor a su dignidad. Cuando te entrenas en practicarlo, una parte del cerebro aumenta en espesor llevando como consecuencia que las amigdalas estén menos activas. Gracias a ello, el miedo puede ser controlado y la agresividad disminuye, aumentando la capacidad de amar.

Otra muestra de lo que la ciencia ha comprendido acerca del poder del amor nos llega de la mano de Elizabeth Blackburn. Esta doctora, premio Nobel en medicina en el año 2009, pudo probar que la unión y el apoyo entre personas puede alargar los telómeros que se acortaron en situaciones estresantes.

Después de conocer todo esto no olvides que para el mundo tú puedes ser solamente una persona pero, para una persona en un momento determinado, podrías ser todo su mundo. Elije el amor y la amabilidad porque quizá estés salvando una vida.


  • 0

La hidratación en épocas de calor

El verano y las altas temperaturas son momentos en los que es muy importante que nos hidratemos de manera adecuada. Aquellas personas que no se hidratan lo suficiente pueden sufrir desde diferentes molestias hasta graves consecuencias. Por este motivo, en esta ocasión te vamos a ofrecer algunas recomendaciones que te ayudarán a estar correctamente hidratado en épocas de calor.

Nuestro amigo el sol

En este blog ya hemos hablado largo y tendido de las bondades del sol. Tomando las debidas precauciones el sol es fuente de vida y de salud. No obstante, en los momentos en los que las temperaturas son muy altas debemos respetar ciertas reglas que harán nuestra relación con el astro rey segura y agradable.

Unsplash/Vidar Nordli-Mathisen

En la actualidad, y con la aparición de las cremas protectoras, es muy común ver personas en playas y piscinas a pleno sol a las horas centrales del día. Desde las doce de la mañana hasta las seis de la tarde el sol se convierte en una bola de fuego que puede perjudicarnos. Cualquier persona expuesta a pleno sol a estas horas en verano, aunque lleve crema protectora, estará poniendo en peligro su salud. Por ello, en esta franja horaria, si queremos evitar problemas mayores, nos protegeremos en la sombra y nos aseguraremos de llevar a cabo una buena hidratación.

¿Qué es una buena hidratación?

Quizá muchas personas piensen que hidratarse correctamente es, simplemente, ingerir suficiente líquido. Esto no es del todo cierto. Algunos de los líquidos que ingerimos nos ayudan a deshidratarnos más que a hidratarnos. Por ejemplo, las bebidas alcohólicas o con cafeína son un factor que contribuye a la deshidratación. Cuando en verano optamos por una cerveza fresquita, en contra de lo que parezca, contribuimos a la deshidratación. Eso no quiere decir que tengamos que renunciar a ella, pero si que lo tengamos en cuenta para, de manera inteligente, la acompañemos con un vaso de agua.

Unsplash/Seth Doyle

Lo que nos hidrata de verdad es el agua, tanto por dentro como por fuera. Por lo tanto, debemos considerar la ducha o un buen baño también como fuente de hidratación. Una estupenda manera de hacer que el agua sea más hidratante es ponerle un granito de sal marina sin refinar a cada litro de agua y, en verano, procurar beber todo lo a menudo que nuestra sed nos sugiera. A veces, vivimos tan desconectados de nuestro sentir que no prestamos atención a las señales que la sabiduría de nuestro cuerpo nos ofrece.

Las frutas y verduras frescas también son otra buena fuente de hidratación. Es por ello que la naturaleza nos ofrece frutos más acuosos en verano, como las sandías o melones.

El verano es un momento de expansión y descanso. Aprovechemos estos momentos para disfrutar y cuidar nuestro cuerpo.


  • 0

La gratitud y su relación con la felicidad

En general, la gratitud, se asocia con la buena educación. No obstante, el hecho de estar agradecido, también nos ofrece muchos beneficios que quizá desconocemos. Algunas personas opinan que deberían ser agradecidos cuando encuentren la ansiada felicidad. Sin embargo, aquí te vamos a proponer lo contrario: cultiva el agradecimiento para ser más feliz.

La palabra gratitud tiene su origen en la palabra latina gratitûdo y su definición es la siguiente: «sentimiento que obliga a la persona a estimar el favor o beneficio que se nos hace y a corresponder a él de alguna manera.» Por lo tanto, la gratitud es un sentimiento que nos impulsa a actuar. Gracias a ella, somos capaces de reconocer las cosas buenas que nos rodean y actuar en consecuencia. Además de ser un estado emocional temporal, también podemos considerar la gratitud como un rasgo personal que equivale a sentirse satisfecho con la vida.

La gratitud como ciencia

En el campo de la psicología son muchos los trabajos que nos demuestran que, las personas que practican la gratitud. encuentran una mejora importante en su calidad de vida. Los beneficios van desde una mayor resistencia emocional hasta la mejora de la salud física.

Pixabay/alfcermed

Según el Mindfulness Awareness Research Center de UCLA (Centro Investigación de Conciencia de la Atención Integral), cuando expresamos gratitud la estructura molecular de nuestro cerebro cambia. Gracias a estos cambios nos sentimos más felices, somos menos reactivos y más pacíficos. La gratitud es la mejor manera de estimular los sentimientos de felicidad.

¿Qué es sentir agradecimiento?

Alguien podría pensar que practicar la gratitud es dar las gracias por todo, pero no es exactamente así. Los beneficios reales de esta práctica provienen de un ejercicio consciente de observación y apreciación. De hecho, no tendría por qué ser algo extraordinario sino más bien una actitud ante la vida. Quizá, muchas personas lo encuentren difícil ya que los seres humanos damos por sentadas cosas sencillas que, si las perdiéramos, serían consideradas muy valiosas.

La gratitud debería comenzar por cosas de las que disfrutamos cada día sin ser conscientes de ello como por ejemplo: vivir en un cuerpo que tiene salud, disfrutar de una mente que me permite gozar de estupendas percepciones, pasar tiempo con la gente que quiero, poder cubrir mis necesidades básicas, etc. Sin embargo, es muy habitual que solo valoremos estas cosas cuando dejamos de tenerlas…

Beneficios de la gratitud

Cultivar el agradecimiento, de manera consciente o inconsciente, siempre nos ofrece beneficios:

  • Nos sentimos más optimistas y resilientes
  • Disminuye la presión arterial
  • Mejora la función inmunológica
  • Nuestras emociones son más positivas
  • Nos relacionamos mejor con otras personas
  • Dormimos mejor
  • Desarrollamos mayor capacidad para ser compasivos y generosos

¿Cómo cultivar la gratitud?

En nuestro día a día podemos, con pequeños hábitos conscientes, acostumbrarnos a vivir agradecidos. Son muchos los especialistas en salud mental que animan a sus pacientes a llevar un diario en el que anotan aquello por lo que se sienten agradecidos cada noche. Este sencilla práctica nos conecta con la gratitud.

Otra manera de agradecer lo que vivimos es parar de vez en cuando y mirar y valorar lo que nos rodea. De la misma manera, ayudar a otros a sentirse agradecidos nos hará también conectar con esta emoción.

Unsplash/Flor Saurina

En definitiva, algo a lo que estamos tan poco habituados como agradecer cada momento, nos ayuda a traer felicidad a nuestra vida irremediablemente.


  • 0

El azafrán, amigo de la salud cerebral

El azafrán es una especia muy apreciada en la cocina de diferentes culturas. Se utiliza para dar sabor y aroma a muchos platos. Sin embargo, hasta hace poco tiempo, no se conocían todos los beneficios que tiene para nuestro organismo. Se han hecho importantes estudios que demuestran que, entre otras cosas, el azafrán es muy beneficioso para tratar y prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Orígenes

El azafrán pertenece a la familia del iris y se cosecha del estigma de Crocus Sativus. Su flor tiene tres estigmas que son cosechadas siempre mientras la flor esté aún cerrada. Este proceso tiene lugar únicamente durante una semana al año cuando la planta florece. Por este motivo su precio es tan elevado ya que para producir 1 onza de azafrán se necesitan 3.000 estigmas o 1.000 flores. Ya en la medicina de Hipócrates o Galeno se mencionaba esta especia como un buen remedio para los resfriados, la tos, el insomnio o los problemas estomacales y de corazón.

Unsplash/Artam Hoomat

Originalmente, se cultivaba en Grecia y hoy en día los mayores cultivos están en Marruecos, Irán, España, Grecia e India. Necesita climas cálidos y abundante sol para crecer adecuadamente. Su sabor no es fácil de describir pero algunos opinan que tiene cierto olor a madera con un toque terroso. Es importante adquirir un buen azafrán porque, en ocasiones, para comercializarlo de manera más barata se adultera mezclándolo con otras plantas y en este caso las propiedades no serán las mismas.

Propiedades del azafrán

En la medicina tradicional persa el azafrán se ha utilizado desde muy antiguo para tratar problemas de memoria. Esta propiedad está relacionada con un ingrediente activo llamado crocina. En diferentes estudios se ha podido comprobar que esta sustancia protege las células cerebrales sin presentar los efectos secundarios de los fármacos utilizados con el mismo fin. Además de esto, el azafrán es considerado como un poderoso antioxidante que nos ayuda a retrasar los síntomas de envejecimiento y combate los radicales libres.

Por si todo esto fuera poco, parece ser que el azafrán mejora la circulación, ayuda en el tratamiento de la artritis, es un purificador de la sangre y alivia la fatiga y la inflamación muscular. También se ha visto que puede reducir la fiebre y facilita la relajación y el sueño.

¿Cómo usar el azafrán?

Generalmente esta especia se usa en sopas o en la típica paella valenciana. No obstante también podemos utilizarla de las siguientes maneras:

  • Polvo: como carminativo o para acelerar la menstruación
  • Tintura: frotar directamente en las encías cuando existan dolores bucales
  • Infusión: pondremos 2 gramos de azafrán por litro de agua y tomaremos dos o tres tazas al día

Una vez más, nos damos cuenta de que la naturaleza pone a nuestro alcance diferentes remedios naturales fáciles de utilizar y sin efectos secundarios.


  • 0

¿Somos lo que comemos?

Aquello que comemos tiene mucho que ver con nuestra salud y con lo que somos. Por todos es conocido aquello de «somos lo que comemos». Sin embargo esto no es siempre cierto. La realidad es que más que lo que comemos somos lo que digerimos. Y si queremos profundizar aún más diremos que lo que somos y lo que digerimos está íntimamente relacionado con lo que sentimos.

Somos bacterias andantes

Como fruto de nuestra educación, al escuchar la palabra bacteria nos ponemos a la defensiva. Pensamos que las bacterias son dañinas y que hay que evitarlas a toda costa… La realidad es totalmente distinta.

Diferentes autores, como Ed Young con su libro «Yo contengo multitudes» o Josep María Subirá I Vallés con «Haz felices a tus bacterias», nos explican la importancia de los billones de bacterias que habitan en nuestro interior. Cada ser humano tiene una célula de las bacterias por cada célula humana. Por supuesto, las células bacterianas son muy pequeñas y pesan poco. Por este motivo, según las últimas estimaciones, todas nuestras bacterias equivalen a un par de kilos de nuestros peso. Y en cuanto a cantidad, cada cuerpo humano se calcula que albergue unos 39 billones de estas bacterias de muy diferentes tipos.

Bacterias felices

Esta gran cantidad de bacterias que viven en nuestro interior no están ahí por casualidad. Cuando se encuentran equilibradas y «felices» estas bacterias consiguen que nuestro cuerpo y nuestro vivir estén equilibrados. Mientras nuestro nicho bacteriano funcione bien nuestra salud física y mental serán optimas. Sin embargo, si estas bacterias no tienen el vigor y la alegría que necesitan nuestro cuerpo comenzará a enfermar.

Todas estas bacterias viven en diferentes partes de nuestro cuerpo. Cada una de ellas es importante y necesaria para mantener el equilibrio en todo el organismo. No obstante, las bacterias intestinales son las que más influyen en el resto del cuerpo. Ya lo decía uno de los padres de la medicina, Hipocrates de Cos (460 a.C – 360 a.C); «La salud comienza en el intestino»

Microbiota

Al conjunto de bacterias que viven en nuestro intestino se las denomina microbiota. Cuando esta microbiota se desequilibra los microorganismos patógenos ganan terreno y causan enfermedad. Las causas de este desequilibrio son numerosas pero, la mala alimentación y las emociones negativas, como el estrés por ejemplo, son los grandes detonantes.

Cada vez son más los estudios científicos que corroboran la relación de una microbiota desequilibrada con patologías diversas: enfermedades autoinmunes, patologías respiratorias, problemas cardiológicos y alteraciones mentales, entre otros muchos. Por todo ello, es nuestra responsabilidad, contribuir a que nuestra microbiota esté equilibrada y las bacterias que la componen sean bacterias felices.

Unsplash/Heather Ford

Paz interior y dieta saludable

Como ya hemos visto, no solo somos lo que comemos. Después de comer necesitamos digerir y asimilar lo que comemos correctamente. De esto se encargan nuestras bacterias. Por lo tanto, debemos procurar llevar una vida tranquila y que los alimentos que pongamos en nuestra mesa sean lo más naturales posible. De esta manera, nuestras bacterias nos procurarán una vida más feliz y saludable.

Para más información acerca de este apasionante tema aquí os dejamos la charla de un experto en bacterias felices


  • 0

El aceite esencial de menta y sus múltiples beneficios

Un organismo equilibrado es sinónimo de buena salud. Una de las herramientas que la naturaleza pone a nuestro alcance para alcanzar dicho equilibrio es la aromaterapia. En esta ocasión nos vamos a detener en el aceite esencial de menta. Este aceite nos ofrece numerosos beneficios sumamente interesantes.

Su origen

Originalmente, la menta (mentha piperita) se cultivaba en Oriente Medio y Europa allá por el año 1000 a.de.C. Esta planta era sumamente apreciada por sus numerosas propiedades. En la actualidad, su cultivo se ha extendido a diferentes zonas del mundo siendo usada en la fabricación de cosméticos, en la tradición culinaria y como agente de salud. Esta estupenda planta proviene del cruce de lo que comúnmente se conoce como hierbabuena (menta verde) con la menta acuática.

El aceite esencial de menta es extraído por destilación antes de que florezca la planta. Por este motivo es un aceite extremadamente concentrado. El ingrediente principal es el mentol.

Propiedades del aceite de menta

El aceite esencial de menta tiene numerosas propiedades:

  • Su olor es un repelente natural de insectos. Evita picaduras de mosquitos, chinches o piojos
  • Alivia problemas digestivos
  • Es un relajante natural. En general, tiene efecto calmante en diferentes afecciones cutáneas
  • Alivia molestias musculares o articulares
  • Tiene efecto analgésico. Funciona muy bien como alternativa a los analgésicos convencionales para dolores leves
  • Refresca el aliento
  • Añadiendo unas gotas al champú estimula el cuero cabelludo

Pixabay/kerdkanno

Precauciones

Para aprovechar todas las bondades del aceite esencial de menta hemos de tener las siguientes precauciones:

  1. Es muy importante no usar el aceite directamente sobre la piel. Lo mezclaremos siempre con champú, aceite vegetal o algún tipo de crema
  2. Evitaremos el contacto con los ojos
  3. Nunca lo ingeriremos
  4. Las personas con enfermedades neurológicas deben evitarlo
  5. Se conserva siempre en lugar fresco y oscuro bien tapado
  6. Las embarazadas deberán consultar con el médico antes de usarlo

Trucos naturales con aceite esencial de menta

Además de los usos terapéuticos habituales de este aceite te vamos a contar ciertos remedios naturales en los que se puede utilizar. Por ejemplo, haciendo una mezcla con tres gotas aceite esencial de menta, tres de aceite esencial de eucalipto y aceite de oliva se pueden aliviar dolores de cabeza con un suave masaje en el cuero cabelludo.

Para la limpieza de la casa se pueden poner unas gotas en el agua de fregado para aromatizar e higienizar el suelo. En casos de tos se pueden añadir unas gotitas en agua para realizar vahos.

Pixabay/silviarita

La aromaterapia, en general, nos acerca la naturaleza de manera concentrada para ayudarnos a restablecer la salud.


  • 0

Dieta detox: qué es y para qué sirve

El término detox se ha popularizado en los últimos años. Los alimentos que llegan a nuestra mesa han sido tratados con elementos químicos que nos perjudican. Por este motivo, es muy importante limpiar nuestro organismo para gozar de una buena salud. Una dieta detox, llevada a cabo durante cierto tiempo, es una de las mejores maneras de lograr esta limpieza.

¿A qué llamamos dieta detox?

En los países occidentales tendemos a consumir un exceso de alimentos procesados. La comodidad y la velocidad son las grandes promotoras de todo tipo de dietas desnaturalizadas. Este tipo de alimentación deja una buena cantidad desechos en el organismo que nos pueden llevar a enfermar.

La palabra detox es la abreviatura que se utiliza para «desintoxicación». Este tipo de dieta está basada en un tipo de alimentación que sirva para que el propio organismo lleve a cabo una limpieza. ¿De qué limpieza hablamos?

Las dietas desnaturalizadas y el estrés son dos de los grandes responsables de muchas patologías. En general, son muchas las personas que ingieren, a través de la dieta, muchas toxinas sin saberlo. Las dietas ricas en grasas de origen animal, la comida rápida, el aire de las grandes ciudades y el consumo masivo de medicamentos nos intoxican poco a poco. Este acúmulo de toxinas van deteriorando nuestra salud a lo largo del tiempo.

¿Beneficios de la dieta detox?

La limpieza interna mediante una dieta de este tipo nos ofrece los siguientes beneficios:

  • Ayuda a perder exceso de peso
  • Limpia la piel y sus impurezas
  • Oxigena el cerebro
  • Regula el tránsito intestinal
  • Mejora la calidad del sueño

En general, una buena desintoxicación ayuda a «resetear» el organismo.

Pixaba/Silviarita

El ayuno como complemento

El ayuno intermitente puede ser una buena forma de complementar la dieta detox. Cuando ayunamos, nuestro organismo aprovecha para limpiar y reparar a fondo. Por lo tanto, si queremos apoyar, el proceso de desintoxicación podríamos introducir algún periodo de ayuno intermitente.

Pixabay/congerdesign

Algo, muy importante a tener en cuenta, es que las dietas detox solo deberían de llevarse a cabo de manera puntual. Mantener una alimentación de este tipo durante mucho tiempo no es sano. Después de una buena limpieza solo hace falta mantener una dieta lo más natural posible para conseguir una salud perfecta.


  • 0

Cantar y bailar, dos actividades que nos conectan con el alma

Cada día desplegamos muchas y diferentes actividades. Dependiendo de aquello que hacemos en cada momento vamos creando nuestra realidad y nuestros sentimientos. En un mundo caracterizado por las obligaciones queda poco tiempo para el esparcimiento. Sin embargo, dentro de la vorágine de los quehaceres diarios podemos hacer huecos a aquellas cosas que nos ayudan a relajarnos y a disfrutar de la vida. Cantar y bailar son cosas sencillas de llevar a cabo que nos hacen subir de vibración en muy poco tiempo.

Adiós al ridículo

Desde que somos niños, recibimos creencias de los adultos, que conforman nuestra personalidad y nuestra manera de ver el mundo. Una de esas creencias es que si no hacemos algo «muy bien» es mejor que no lo hagamos. Por supuesto, vivir con esta opinión prestada nos hará emprender poco o nada…

Pixabay/qgadrian

Pixabay/qgadrian

Si olvidamos lo que significa cantar o bailar bien y entendemos que dichas actividades son, simplemente, una forma de darnos placer, quizá podamos practicarlas sin ir más allá que el mero gozo de hacerlo. Probablemente, muchas personas nunca se hayan planteado que el hecho de cantar o bailar un rato cada día puede mejorar su salud mental y física. Lo contrario, también es cierto. Una vida vivida sin alegría casi siempre nos lleva a carecer de bienestar.

Calidad de vida

¿Te has parado a pensar alguna vez qué es para ti tener calidad de vida? La sociedad en la que vivimos nos hace creer que obtenemos esa calidad si tenemos mucho de todo. Además, para poder alcanzar todo eso, debemos pasar muchas horas de cada día trabajando para poderlas pagar. Pero… ¿realmente es eso lo que nuestra alma anhela?

¿Has observado alguna vez la alegría de vivir que despliegan los animales que viven libres en la naturaleza? ¡¡Eso si que es calidad de vida!! Por ejemplo, los pájaros: comienzan el día cantando como signo del gozo que sienten al ver los primeros rayos de luz; y después, organizan su jornada entre pequeños espacios de búsqueda de alimento y diferentes momentos de danza, juego y canto; cuando el día se acaba vuelven a cantar con todas sus fuerzas hasta que se agota la última gota de luz… ¡Eso es vivir! ¿Por qué no aprender de estas libres criaturas entonces y llevar el baile y el canto a nuestras vidas, aunque solo sea a ratitos?

Beneficios de cantar y bailar

Aunque a los pájaros no hace falta decirles los beneficios de la vida que llevan, a los humanos si. Desde que nacemos ya tenemos una tendencia natural favorable hacía la música. Dicha tendencia la ha estudiado en profundidad el psicólogo húngaro István Winkler: «todos nacemos con sentido del ritmo». Esto nos lleva a entender que nuestro cuerpo necesita moverse al ritmo de la música. En todas las culturas cantar y bailar son actividades que unen y alegran a las personas. Por todo ello, cuando cantamos o bailamos, nuestro cuerpo obtiene los siguientes beneficios:

  • Mejora el estado de ánimo, de la misma manera que cualquier ejercicio físico
  • Nos ayuda a liberarnos de las emociones negativas
  • Disminuye los niveles de cortisol en sangre
  • Fomenta la atención y la memoria
  • Nos empuja a mejorar la creatividad y la espontaneidad

Unsplash/Drew Colins

Unsplash/Drew Colins

Cosas tan sencillas como cantar o bailar pueden ayudarnos a mirar la vida desde otro punto de vista y a mejorar nuestra salud y la de las personas que nos rodean.