Yoga y salud cardiovascular

  • 0

Yoga y salud cardiovascular

El yoga es una práctica que se relaciona con la elasticidad y la paz mental. Además de esto, practicar yoga nos ofrece muchos beneficios que quizá son menos conocidos. Aunque no se trata de un ejercicio que se pueda considerar aeróbico, diferentes estudios sugieren que es igual de efectivo para la salud cardiovascular.

Salud cardiovascular

El estrés es el principal causante de los problemas de salud de nuestra civilización. Cierta cantidad de estrés en un momento determinado puede ser necesario. Sin embargo, vivimos en un momento de la historia en el que muchas personas viven en un continuo estrés. Esta situación obliga a nuestro organismo a secretar hormonas que son altamente dañinas para todo nuestro cuerpo. Por todo ello, evitar el estrés es urgente y necesario, si queremos conservar en equilibrio nuestro cuerpo.

La salud de nuestro sistema cardiovascular está relacionada con una vida sana. Vigilar el peso, la tensión arterial y el colesterol son la mejor forma de proteger nuestro corazón. En cuanto al ejercicio físico, hasta hace poco, se creía que la mejor opción era practicar ejercicio aeróbico. Sin embargo, en la actualidad, como hemos señalado más arriba, se ha visto que el yoga es igualmente beneficioso.

En dichos estudios se observó que los practicantes de yoga, en general, presentaban menor peso corporal, menor presión arterial y menor lípidos en sangre. Esto nos lleva a entender que la práctica del yoga es una magnifica herramienta para cuidar de nuestro sistema cardiovascular. Además de esto, al comparar la práctica de yoga con otros ejercicios aeróbicos no se observaron cambios significativos en la salud.

La paz mental

La relación cuerpo mente es cada día más tenida en cuenta dentro de la medicina. La tensión y los problemas están muy relacionados con numerosas dolencias. Son muchos los especialistas en cardiología que incluyen la meditación entre sus recomendaciones para una buena salud cardiovascular.

Pixabay/Free-Photos

Pixabay/Free-Photos

Por todo ello, podemos observar que, aunque el yoga sea una disciplina de menor intensidad física, tiene una gran influencia en la relación mente cuerpo: si nuestra mente esta en paz todo nuestro organismo también lo estará.

El perfil del practicante de yoga

El doctor Miguel Ángel García-Fernández es secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Según sus palabras: «las personas que practican yoga son especiales»Esta apreciación es debida a que, según su opinión, tales personas suelen tener una filosofía vital diferente al resto. Normalmente, son personas que buscan bienestar físico y espiritual a través de la meditación y los ejercicios. Quizá esa disposición -opina el doctor García-Fernández- sea en si misma un factor de prevención del riesgo cardiovascular.

Pixabay/Pixel2013

Pixabay/Pixel2013

La práctica regular del yoga nos ofrece también la posibilidad de viajar hacía nuestro interior. La atención a la respiración nos lleva a ser conscientes de nuestro cuerpo, de lo que ocurre más allá de lo que vemos afuera. Y desde esa posición de observador podemos distanciarnos y ver las cosas de manera diferente.


Leave a Reply